All images are protected by copyright law and shall not be edited or reproduced without expressed permission from the author


MERIDIANAS

BLOG DE ARTE Y PENSATIEMPO

Texto e Ilustraciones:

Asís Pazó

Prólogo

Meridianas es sin la menor duda un libro ecléctico; es incluso difícil determinar si nos encontramos ante un compendio de textos ilustrados, o bien ante una recopilación de ilustraciones comentadas. Lo mejor es que cada lector saque sus propias conclusiones. Su impresión responde al anhelo de materializar las entradas de un Blog “internautico” que hace unos cuantos años decidí iniciar, con el propósito de expresar inquietudes y pensamientos dispersos durante un periodo concreto de mi existencia, y que abarca desde el 4 de Octubre de 2008 hasta la misma fecha del año siguiente.

La transcripción prácticamente literal de sus contenidos, siempre bajo el sutil velo de la ironía, carece de excesivas pretensiones, salvo la de entretener al lector, y contó desde su creación con el añadido de establecer conscientemente y desde su principio, una fecha de finalización. No es por tanto casual que el conjunto componga una foto fija de un periodo determinado de tiempo, sometido como todo en esta vida, a multitud de circunstancias que han determinado la amplitud de campo de sus contenidos. Alegrías, exaltaciones, experiencias, tristezas, melancolías, ironías del momento, y otras tantas situaciones anímicas y existenciales, compartidas ahora a través del inmortal soporte de celulosa prensada, y casi in- interpretables sin la consideración del tiempo, ese incomprensible catalizador de las expresiones de nuestra conciencia. Su contenido se completa con una relación de creaciones musicales imprescindibles, en su mayoría de Jazz, denominada “Discos Seminales” y ahora trasladada al Índice de este libro.

La vana mística humana, propone como elemento de realización personal la escritura de un libro, y mi escaso talento, no ha podido resistir la tentación de cumplir con esta condición para aspirar a completar un viaje pleno por la senda de la realidad, que se nos escapa cotidianamente durante el transcurso de cada segundo de nuestra ensoñación existencial.

Aún no se si la consecución de éste prosaico objetivo reforzará la plenitud de mi existencia, bendecida por hitos mucho más trascendentales; he tenido la suerte de conocer y disfrutar del amor conyugal, del maternal, del fraternal, y sin duda del espiritual, a través de los seres de luz, que el destino cuántico ha tenido a bien poner en mi camino. Son por tanto escasas las quejas que puedo

1

anteponer al hecho de la felicidad, que incluso incluye la digestión del vacío de la ausencia, encarnado en la perdida de muchos seres queridos, que como a todos, nos acompañarán ya para siempre.

Quizá el único recurso práctico ante nuestro efímero devenir vital, tal y como preconizan las enseñanzas Zen, sea nuestra actitud personal para afrontar las vicisitudes que nos encontramos y encontraremos en esta maravillosa y sorprendente rendija de luz, antes de volver definitivamente a nuestro hogar. El que alguien, en algún instante, pueda ser sorprendido con la aparición de una medio sonrisa en su gesto, durante la lectura de Meridianas, sería motivo suficiente para una profunda satisfacción, y daría sentido al retorno que nos propone del décimo toro del Zen.

Desde las sombras, mi más sincero agradecimiento por habernos conocido, y compartido.

Peace and Love!
Asís Pazó (ALAZOR)
En el Marquesado de Ulea, a 19 de Mayo de 2017

2

MERIDIANAS

Pensatiempos dispersos, textos y reflexiones desde el otro lado del espejo...

Nota del Autor

"Querido lector, en nuestro vasto universo mental encerramos de vez en cuando pensamientos dispersos, que conviene repasar periódicamente para conservar nuestra salud. En este cuaderno de bitácora encontraréis este tipo de reflexiones, que junto a las ilustraciones realizadas por el mismo autor, únicamente pretenden solazar nuestro orden mental. La peculiaridad de estos textos e imágenes consiste, por alguna extraña razón, en proporcionar suerte y felicidad al que los lee y observa...

No, no es merito ni pretensión del autor el alcanzar este resultado, pero por algún fenómeno cuántico aún en estudio, este hecho se produce de forma sistemática e inexorable. Por lo tanto, lee, observa, y disfruta de tu nuevo destino con una amplia sonrisa en la mente."

Asís, 4 de Octubre de 2008

3

SÁBADO 4 DE OCTUBRE DE 2008

LA CAIDA DEL IMPERIO Y OTRAS FALACIAS DEL MOMENTO

"Hoy será un día mejor que mañana, pero por si acaso, comienza a estudiar cantonés..."

En los tiempos que vivimos, imbuidos en una globalización informativa siempre superficial, tendenciosa y evanescente, hemos entrado en un ciclo de pesimismo generalizado con respecto al futuro financiero del planeta. En esta situación todas las miradas se han vuelto contra la capital financiera del planeta (New York) que se debate por mantener la entereza ante el aluvión de críticas que su forma de proceder ha generado, en primera instancia en sus propias carnes.

El primer punto significativo en este asunto consiste en que, curiosa y contradictoriamente, las críticas más feroces con respecto al sistema de libre mercado proceden de los que durante años hemos seguido a pies juntillas sus dictámenes, aprovechándonos de sus virtudes en los tiempos de bonanza. Cuando las cosas van razonablemente bien nadie protesta, y sin embargo cuando el viento arrecia y la marejada se recrudece, se produce la consabida reacción siempre furibunda, encaminada a exigir responsabilidades por la actual situación. Esta reacción, que encubre entre otras cosas, la falta de responsabilidad colectiva tan habitual en la condición humana, sería algo parecido a jugar habitualmente en un casino y armar un alboroto cada vez que la suerte nos es adversa, vaticinando además el fracaso del azar como garante de nuestro futuro... Es en este punto en el que merece la pena hacer una reflexión objetiva frente al regocijo de los que proclaman el fracaso del sistema. Según mi opinión, lo que está sucediendo no sólo no ha sido un fracaso del propio sistema, sino mas bien al contrario, el primer gran éxito de su espíritu.

El sistema liberal-capitalista aboga persé por la democratización del acceso, apertura y expansión del sistema financiero a cualquier individuo,


4

posibilitando con ello la conformación de nuevos mercados. Cualquier otro sistema político-económico que se haya intentado en nuestro planeta hasta ahora, jamás ha considerado esta posibilidad (léase marxismo- fascismo, etc...), basando siempre la redistribución de la riqueza en las restricciones dimanadas del mandato de una oligarquía rectora. Uno de los fines por tanto del sistema capitalista liberal, es constituirse en un proceso abierto y por ende, ampliable hasta su universalización. A lo que realmente estamos asistiendo ahora, no es ni más ni menos que a la primera consolidación tangible de la expansión del sistema.

No hay más que echar un vistazo al auge experimentado por las economías de los llamados “países emergentes”, (sería mejor denominarlos en adelante “países asimilados”). Dicho auge incuestionable ha sido posible gracias a su reconversión al sistema imperial, y nutriéndose además de los recursos, esquemas, y reglas de juego que el imperio ha exportado.

Es también cierto que este movimiento está produciendo, aparentemente, un cambio de eje en el planeta, hecho por otro lado inquietante para los hasta ahora más privilegiados, pero consustancial a la expansión de cualquier sistema económico. Pero que nadie se llame a engaño, gracias a nuestro ahora denostado sistema, estos países “asimilados”, China, Rusia, India, etc... están saliendo de la pobreza secular que han padecido durante siglos bajo la bota de regimenes cerrados que provocaron su anterior estancamiento y miseria colectiva. Alguien podrá argüir también que la distribución interna de estas riquezas no es del todo justa en los mencionados países, pero sí el sistema se mantiene, este punto también se corregirá con el tiempo, obligado por la nueva y futura presión social que hasta hace poco se veía coartada y sin expectativas gracias a la opresión ejercida por sus sistemas de gobierno totalitarios.

El sistema de libre mercado es por tanto tan perfecto en su condición de ente socializador, que es capaz no solo de restablecer una democracia individual en la distribución de la riqueza, sino que todos los que se asimilen a él se beneficiarán de una redistribución global y colectiva, aunque ello paradójicamente incluya transitoriamente la perdida del nivel de riqueza de sus adalides e impulsores originales.

Por lo tanto, como mensaje para los que disfrutan con la idea de una caída del imperio, y de su sistema liberal capitalista: No se engañen, el sistema capitalista no sólo no se encuentra en crisis, sino que con todas sus imperfecciones, se amplía y extiende a otros rincones del globo. En definitiva, la solidaridad se globaliza, aunque a los que más la proclaman sectariamente no les guste padecer el efecto de la expansión de la misma, como casi siempre, en sus

propios bolsillos.
La única diferencia, con respecto a la situación anterior es que, por ahora, el dinero lo tienen ellos y no nosotros. Es el precio que debemos pagar por la extensión de la democracia y la libertad, siempre que exista un mono dispuesto a ser Emperador. O no...

5

LUNES 6 DE OCTUBRE DE 2008

EL RELOJ COMO INSTRUMENTO TERAPEUTICO Y TESTIGO COTIDIANO DE NUESTRA VERDADERA ESENCIA

“Tempus itinere”

Nadie podrá refutar que el control de la medida del tiempo ha tenido y tiene una trascendencia fundamental en nuestro torpe sistema vital.
Las aplicaciones y beneficios más evidentes de este avance son innumerables, sin embargo, casi nunca se relacionan con la base terapéutica que nuestras máquinas de medida cotidiana pueden proporcionar a nuestra conciencia íntima. En nuestro complejo sistema de percepción cognitiva solemos eludir las segundas lecturas de lo aparentemente evidente. El arcén de nuestra senda vital se halla repleto de señales a las que generalmente no prestamos la debida atención (así nos va...), y el reloj es una de ellas.

Medir algo siempre implica un intento por el control sobre este algo, o por lo menos un afán por abarcarlo y aprehenderlo. Una vez más luchamos contra otra ilusión de nuestros sentidos. Nuestra interacción con el transcurrir del tiempo es siempre relativa dependiendo de cada instante. Una simple mirada a nuestro reloj nos descubre que el itinerario es circular y no lineal. Las agujas volverán indefectiblemente al mismo punto de partida, en una carrera loca y sin final. ¿Quién persigue a quién? El segundero nos asombra con su velocidad, el minutero con su persistencia y la aguja horaria con su parsimonia. Dependiendo de nuestra situación momentánea las velocidades relativas de cada elemento cobran o reducen velocidad, demostrando su relatividad desde el punto de vista del observador. Así una y otra vez hasta el fin de los días en un ciclo intemporal. Esta simple y atenta observación nos hace evidente lo que nuestros sentidos únicamente aprecian desde planteamientos matemáticos, la tierra rota, se traslada, y avanza por el espacio. Nuestros sentidos no son capaces de observar lo evidente y buena prueba de ello ha sido el lento transcurrir de milenios hasta que el hombre ha comenzado, aún de forma primitiva, a localizar su aproximada posición en nuestro envolvente y estático universo cósmico inmerso en un


6

permanente movimiento.

Toda esta magia se esconde tras el aparentemente ingenuo baile de las

manecillas de mi reloj de pulsera, que como la luz de un faro destelleante en

medio de la inmensidad de un océano cósmico, tiene a bien regalarme en cada

mirada. Cada destello, cada intervalo, es un aviso a los navegantes. Nos

confirma que la aprehensión es del todo vacua e inútil. Una ilusión más de

nuestros sentidos. No se puede medir lo que no existe, y nuestro fiel

instrumento de medida, paradójicamente, nos lo recuerda constantemente. Esto

nos lleva a concluir que la vanidad del ser humano no se resigna ante su destino

circular, al haber creado algo que le recuerda constantemente que nuestros

mejores instantes escapan sin remedio. ¿Puede haber por tanto algo más valioso

que este objeto animado, que de una forma tan desinteresada, cotidiana y

evidente nos apercibe de la existencia de la no realidad abriéndonos la puerta a

la meditación necesaria para la valorar adecuadamente e intentar repetir esos

instantes que nos han hecho mejores? Esta característica eleva su condición a la

de un maestro personal, de bolsillo, pared, o pulsera y por lo tanto lo hemos de

reverenciar y aprender de sus enseñanzas. Sólo los maestros han llegado a

determinar que no busquemos respuestas ya que no hay preguntas posibles...

Tras estas inútiles y momentáneas reflexiones, os dejo para reunirme con

carácter de urgencia con mi modesta curia de pequeños sacerdotes particulares;

un día más, se afanarán como siempre ajenos al desaliento, (¡vana aspiración!)

en hacerme llegar su grito de Katsu encriptado entre los silencios de su tic-tac. Habrá que estar atento...

                                   -------------------------

“Una línea recta, es la distancia más peligrosa entre dos puntos cualesquiera”

Aforismo personal

7

MIÉRCOLES 8 DE OCTUBRE DE 2008

TEORIA DEL MAMIFERO HERMAFRODITA

“Los senos son los salvavidas de la muerte. Sólo agarrándonos a un seno nos podremos salvar”. Ramón Gómez de la Serna

Una de estas tardes de principio de otoño observaba a mi fiel terrier sesteando en el sofá bajo el tibio sol meridional. Tiene la costumbre de tumbarse panza arriba cuando llega a la fase que más reconforta su descanso. En ese momento, reparé en un punto negro que se marcaba en su vientre. Instintivamente aproximé mis manos para explorar entre su pelo en busca de algún indeseable parásito, y a los pocos segundos confirmé que aquel bultito negro no era más que uno de sus ocho pezones...

Momentos después me encontré investigando en Internet sobre este asunto. Un pregunta obvia me rondaba la mente, ¿Por qué la naturaleza tan sabia y previsora nos ha dotado a los machos de cualquier especie mamífera con glándulas mamarias? ¿Para qué?

El asunto, por prosaico que parezca, no es baladí, y esconde las grandes lagunas del conocimiento humano en lo que respecta a su origen y evolución.
En la red se encuentran bastantes entradas sobre el tema, pero en definitiva ninguna hace más que detallar las diferentes fases de la embriogénesis, concretando en este proceso una muy concreta, denominada “fase de indeterminación del género sexual” comprendida durante las cinco primeras semanas de vida, en el caso de los humanos.

En esta fase inicial de la multiplicación celular, los científicos han llegado incluso a determinar el orden natural de programación de las células; en ambos géneros, femenino y masculino, la formación del sistema hormonal en el que se incluyen las glándulas mamarias, es común, e incluso anterior a las evidencias morfológicas que distinguen nuestro sexo, aunque este ya haya sido predeterminado en una fase preliminar a través de la composición cromosomática producida a partir de la conformación del cigoto. Esta


8

comprobación científica bien contrastada, no acaba de aclarar el fondo de la cuestión, simplemente detalla el proceso, pero no así su causa y motivo.
Hemos de partir de la siguiente premisa: La naturaleza, y en concreto la evolución, nunca se mueve sin alguna motivación previa. La adaptación al entorno junto con el instinto de supervivencia es una constante defendida por Darwin en su famosa teoría.

Sería por tanto plausible que esas glándulas tuvieran alguna vez una utilidad práctica y hoy en día no son más que remotos vestigios de escenarios biológicos anteriores. Esto plantearía que los machos de cualquier especie mamífera, al menos en algún momento de su evolución, también nutrieron a sus crías. Mi teoría apunta aún más lejos, a un tiempo en que la especie se componía de un único sexo. Esto por extraño que parezca se sigue produciendo en la naturaleza, en formas celulares primitivas, e incluso en alguna que otra especie poco evolucionada.

Nuestra composición morfológica avala esta tesis. Los órganos sexuales, y en definitiva los sistemas reproductivos de los dos géneros existentes en la actualidad, son prácticamente simétricos y semejantes, y sin embargo han evolucionado en formas y funciones de una manera muy diferente. Ahora se sabe, por ejemplo, que el útero femenino y la próstata masculina son en esencia un mismo órgano.

Algunas de las cuestiones que podríamos plantearnos serían: ¿Cuándo se produjo la diferenciación de los géneros? ¿Por qué sólo uno mantuvo la capacidad de gestación? ¿Existió realmente un único genero sexual? Desde un punto de vista sociológico, la cuestión de la homosexualidad podría entenderse mucho mejor dejando al margen las especulaciones socioculturales. Sí antes existió un solo género, es probable que el individuo que se siente atraído por su propio género constituya en sí mismo un olvidado atavismo biológico. Los recuerdos celulares de estas personas mantienen una memoria más antigua que la de las personas que no sienten esta atracción.

En definitiva se acercan más al individuo original y ancestral. No sé sí alguna vez averiguaremos sí en esta evolución progresiva y tendente a la separación de los géneros se anticipó la biología o la sociología, el caso es que una vez divididas las dos subespecies cada una adoptó un papel diferente y complementario a la otra, en pos a mantener la supervivencia de cada especie. El momento concreto de este hecho en la cadena evolutiva es también un misterio. Desde un punto de vista religioso, es curioso constatar que casi todas las religiones adoran a seres que tenían la capacidad de reproducirse por medios no ortodoxos; concepciones misteriosas, autoconcepciones, en ello sin duda se encuentra el poso de nuestra primitiva memoria celular. No hay duda de que el individuo capaz de reproducirse sin factores externos seria una especie de Dios.

9

En un futuro se comenzaran a constatar estos hechos, y probablemente se avancen nuevas conclusiones de indudable importancia para conocer mejor el insondable misterio de la vida y de su origen biológico. Entretanto seguiremos especulando con un pasado mucho más peculiar de lo que pudiéramos haber imaginado.

10

JUEVES 9 DE OCTUBRE DE 2008

LA HYDRA-CRISIS ESPAÑOLA O A RIO REVUELTO...

“Todavía no encontré a nadie que se criticara a sí mismo con el mismo empeño con que critica a otros” J.J. Rousseau

El afán de los políticos por mantener a los ciudadanos en un limbo informativo empleando las manipulación, el sectarismo y la falta de realidad aplicados a las informaciones cotidianas, obtiene sus frutos una vez más en un país tan predispuesto al autoengaño y a la secular costumbre de no asumir responsabilidades como es el nuestro.

Nadie está haciendo un análisis riguroso de la situación y del futuro económico de España.
El actual gobierno, con gran habilidad para sus intereses como siempre, ha conseguido simplificar y embrollar la situación hablando (por fin) de "La crisis" como algo único. Se ha compuesto una melaza en la que todo vale para justificar una situación preocupante que se nos vende diariamente bajo la siguientes premisa: La culpa de la crisis la tiene Wall Street (el perverso imperio otra vez...) y es por tanto algo ajeno, y sobre lo que no tenemos control, ni solución. El argumento, aunque dogmático y sectario, es magnífico para eludir su responsabilidad en la situación real que vivimos. Esta premisa es completamente falsa.

Nosotros no padecemos una crisis, sino dos; una externa que es puramente financiera, y cuya repercusión real en los ciudadanos corrientes debería ser mínima, y otra interna que es la que se ha enmascarado, y nos debería preocupar seriamente. Esta segunda tiene carácter puramente estructural. La crisis financieras se capean con deflaciones mientras las productivas se saldan con procesos inflacionistas. En España estamos padeciendo un brutal encarecimiento de los precios desde hace meses, con difícil solución, y ello a grandes rasgos es achacable a las siguientes circunstancias:


11

- La pésima política industrial y económica de nuestros políticos. - La desaparición de los Fondos de cohesión europeos
- Nuestro secular déficit energético
- Nuestra falta de competitividad en el mercado laboral

- El brutal e irracional gasto público

Bajo estas circunstancias se esconden unas totales faltas de capacidad, previsión, sentido común, realismo, y sensatez.
Bien es cierto que el complejo, carísimo, y a veces demencial sistema de administración político-territorial con que nos hemos dotado voluntaria e incomprensiblemente los españoles, dificulta el desarrollo de cualquier iniciativa estructural con carácter nacional.

En España, desde que se instauró la democracia, nunca ha existido un Plan Director en ningún campo. Es también cierto que la irresponsabilidad de los políticos ha impedido siquiera esta posibilidad, ya que para ello hubiese sido necesario entender que el desarrollo de un país es imposible mientras no se practique una política de Estado, consensuada y dilatada en el tiempo. Aquí padecemos en cada legislatura políticas sectarias que impiden la resolución de problemas estructurales (ejemplos bien claros son el desarrollo de infraestructuras hidráulicas o el lamentable sistema educativo del país). Pesa mucho más la ideología que el espíritu del bien común, y es por ello que la solución a nuestra crisis interna es doblemente preocupante. Todo lo demás son cuentos chinos y falsear la realidad. El que piense que cuando se arregle la crisis financiera internacional supondrá el fin de nuestros problemas económicos va listo. Entretanto seguiremos dando por valida la importancia del hecho diferencial que subraya las tremendas diferencias entre butifarras, chorizos y chistorras, hasta que un siglo de estos descubramos que todos son simples embutidos, como nuestros brillantes políticos.

                                   -------------------------

12

VIERNES 10 DE OCTUBRE DE 2008

LA TEORIA DE LA REFLEXION DE LOS QUASARS Y OTRAS DIVAGACIONES ESPECULARES
A mi hermano José. Katsu!

"Los conceptos y principios fundamentales de la ciencia son invenciones libres del espíritu humano." Albert Einstein

Hace unos cuantos años leí un magnífico libro que recopilaba las teorías fundamentales de Albert Einstein. De entre todas, hubo una que me fascinó, titulada “Teoría de la reflexión de los quasars”. Los quasars están considerados como los astros más luminosos del Universo, y su origen se encuentra en la colisión entre dos galaxias. Se especula con la existencia de un agujero negro en su interior y se caracterizan por la tremenda cantidad de radiación que emiten. Con esta teoría Einstein demostraba matemáticamente la explicación al fenómeno de “simetría reflejada”, concluyendo que por cada quasar detectado existía un reflejo del mismo en otra parte del Universo. La Teoría, como digo, está comprobada desde un punto de vista matemático, pero no existe por ahora constatación empírica de la misma.

Poco tiempo después contrastaba con mi hermano las conclusiones de mi lectura, centrándonos sobre todo en la asombrosa peculiaridad que representa en la naturaleza la reflexión de la luz. Mi hermano desarrolló de inmediato una interesante teoría que abundaba en el carácter casi sobrenatural de las propiedades de un simple espejo; y es que los espejos son objetos realmente peculiares...

Cualquiera puede hacer este simple experimento con un espejo colgado en nuestra pared: Sí nos situamos frente al espejo observaremos el fondo de la estancia reflejado en él. Sí comenzamos a movernos por la estancia, sin dejar de mirar al espejo, observaremos que el fondo lógicamente también varía, y dependiendo del ángulo, la imagen reflejada va abarcando otros puntos diferentes. Con estas variaciones (que obviamente se producen por el cambio de


13

posición del observador) podemos llegar a abarcar toda la estancia. La primera conclusión que podemos extraer es esta:
El espejo es capaz de reflejar todos y cada uno de los rincones de la estancia. Por decirlo de una manera comprensible, es capaz de contener toda la información de la estancia, y de hecho la contiene, convirtiéndose en una “máquina” de almacenamiento de datos. Obviamente nosotros como simples observadores, no tenemos la capacidad de mantener miradas simultáneas, pero esto no impide que el espejo mantenga en su esencia su propia integración de reflejos/conocimientos, aunque no lo estemos observando. El espejo por tanto, atesora una enorme cantidad de información y además no emplea ninguna energía para funcionar como tal. La segunda conclusión lógica, es que sí reducimos el tamaño del espejo hasta dimensiones ínfimas, éste todavía conserva sus propiedades. La integración de puntos que conforman imágenes se producirá también a una escala diminuta, pero se continuará produciendo mientras la partícula en cuestión conserve sus propiedades reflexivas. Imaginemos ahora este experimento aplicado al Universo: un espejo del tamaño de un botón sería capaz de contener la imagen reflejada de todo el universo (y aún nos asombramos por la capacidad de un vulgar microchip!). Todo esto es por supuesto constatable mientras exista al menos un observador fugaz. Las derivaciones incluso teológicas sobre este fenómeno son enormes, ¿existe algún ser con capacidad de observación simultánea (don de la ubicuidad), y por tanto de abarcar todo?. A todos nos sonarán familiares estas frases: “todos estamos hechos a imagen y semejanza de Dios”, “Dios lo ve todo”, etc... que cada cual extraiga sus propias conclusiones.

Desde luego la fascinación por los espejos es casi consustancial al hommo pensante desde tiempos pretéritos, y probablemente se inició con la temerosa mirada a una charca en calma, efectuada por algún ser primitivo; posteriormente han sido muchos los autores que han tratado el tema con

profusión y originalidad, significándose entre otros el famoso Lewis Carroll. No obstante a todo lo dicho hasta ahora, el enigma de los espejos continuará constituyendo un fascinante misterio, que tal vez sólo resolvamos el día en que nos toque atravesarlo, para entrar en un nuevo y desconocido universo. Por si acaso, y hasta la llegada de ese día, convendría afanarnos en que el nuevo reflejo, que nos desvuelve cada mañana este simple objeto cotidiano, nos transmita paz y armonía. Seguro que nuestro espejo será feliz.

                   __________________

“Siempre que he visitado Francia me ocurre lo siguiente; acabo concluyendo que es una de las pocas naciones que se conoce a sí misma. Si mi conclusión fuese correcta, esto bastaría para disculpar su antipático chauvinismo”

14

MIÉRCOLES 15 DE OCTUBRE DE 2008

UNA DE PERROS

Todo lo que vivimos es digno de ser vivido. Tu actitud para afrontar la vida es mucho más importante que tu propia vida. Proverbio ZEN

Hoy me voy a limitar a resumir una de mis historias favoritas:

“Hace muchos años, un perro joven y valiente se aventuró a salir del poblado que solía habitar. La culpa quizá la tuvo algún ruiseñor juguetón, que disfrutaba mientras el perro perseguía inútilmente sus cortos vuelos, entre los arbustos plagados de flores silvestres. Tras un sinfín de carreras atravesando prados y arroyos, aquel malévolo ruiseñor desapareció y el perro, de pronto, se dio cuenta de que había llegado demasiado lejos. Miró a su alrededor y notó que el paisaje que le rodeaba ya no le era familiar. Pronto asumió su situación; se encontraba perdido.

Sin saber exactamente que dirección tomar, se decidió a avanzar en línea recta envuelto en aquel desconocido paisaje. Tras mucho caminar llegó hasta la orilla de un gran río. Se encontraba exhausto y desorientado. Aquel obstáculo aparentemente insalvable se hacía infranqueable ante sus ojos, mientras su instinto le decía que, tras él, se encontraba el camino de vuelta a su hogar. Añoraba el poblado que imprudentemente abandonó, pero el miedo le impedía siquiera plantearse el vadeo de aquel inmenso caudal de agua. Decidió avanzar en paralelo al río en busca de un paso franco. Tras caminar unos minutos entrevió entre la maleza de la ribera un puente que unía ambas orillas. En medio del puente se alzaba un imponente palacio de cristal y espejo. Muy contento con el descubrimiento se dirigió de inmediato a él.

Al aproximarse al inicio del puente se topó con otro perro. Este era un ejemplar soberbio, un macho adulto que inspiraba miedo. Nuestro joven protagonista se atemorizó en un principio. Sabía que cruzando aquel puente se acabarían todos sus desvelos, pero las incertidumbres continuaban atenazándolo. De la forma más amistosa posible se aproximó al perro grande. Una vez hechas las presentaciones, el perro grande le explicó, que efectivamente ese era el camino


15

de vuelta a su casa, tal y como nuestro amigo había supuesto instintivamente. El también se encontraba perdido. Nuestro protagonista inmediatamente le propuso cruzar el puente juntos. El perro grande sin embargo le espetó: -Será mejor que el puente lo atraviese yo primero, tu eres demasiado débil, y si surgen complicaciones no serias más que un estorbo. Cuando me veas salir al otro lado del puente podrás pasar.

Dicho esto, nuestro amigo se sentó resignado en el inicio del puente, mientras el gran perro comenzó a avanzar hasta adentrarse tras la puerta del palacio de cristal. Nuestro protagonista confiaba en ver salir a su compañero por el otro extremo del puente pero esto no sucedía. A los pocos instantes comenzaron a escucharse fuertes ladridos y frenéticas carreras. El perro salió despavorido por la misma puerta que acababa de franquear. Nuestro amigo desesperado preguntó: -¿Qué ha pasado?-, -¿Quién te ha atacado?- El perro jadeante le contestó: -Hay cientos de perros ahí dentro, he tenido que salir huyendo ante sus amenazas, y lo que es yo, no pienso parar de correr hasta no encontrar otro puente. Y así lo hizo.

Nuestro amigo volvió a sentarse mientras meditaba sus posibilidades. Estaba verdaderamente exhausto, la noche se acercaba, y no quería ni pensar en tener que retomar un largo e incierto camino, encontrándose tan cerca de su destino. Finalmente decidió probar. No tenia demasiado que perder.

Sigilosamente comenzó a avanzar. Pronto llegó a la puerta abierta de aquel impresionante edificio construido con millones de cristales y espejos. Se encontraba resignado y a la vez determinado con su destino. Prefería morir en el intento a vagar nuevamente sin un rumbo fijo. En silencio, y con delicadeza en cada uno de sus movimientos comenzó a avanzar. Cuando alzó la vista vio cientos de perros que le observaban en silencio. Volvió a bajar la cabeza y continuó avanzando. Por el rabillo del ojo vio que los cientos de perros, reflejados en las paredes, avanzaban también en silencio y sigilosamente con él, hasta llegar a la salida. Una vez traspasada la puerta comenzó a correr y a los

pocos minutos se encontró de nuevo en su añorado poblado.
Mientras jugaba, el ruiseñor le miraba, posado en la rama de un cerezo, con cara complacida."

16

VIERNES 17 DE OCTUBRE DE 2008

Baltasar o la España “Prometéa”; crónica de una íntima tragedia

“La fiscalización perpetua y parcial del pasado conduce inevitablemente a la autodestrucción sistemática de cualquier futuro” Aforismo personal

A finales de 1975, mi padre vivió esta curiosa escena; mientras esperaba la salida de un vuelo en el aeropuerto de Barajas, no pudo dejar de escuchar la conversación de dos personajes, que con aspecto inequívoco de militares afectos al régimen, se tranquilizaban mutuamente con esta enigmática frase: “Ahora hay que mantener la calma, todo está atado y bien atado. Con esto cambios conseguiremos que no cambie nada”. En aquellos tiempos de incertidumbre, esta frase inquietó justificadamente los indiscretos sensores auditivos de mi padre.

Una vez transcurridos los años, he llegado a la conclusión de que lo que escuchó mí progenitor no fue otra cosa que el eco rapaz de nuestra historia ancestral, repetida hasta el presente.

Yo soy de los que efectivamente piensa que en el fondo, nada o muy poco ha cambiado. No me estoy refiriendo al ámbito político, en el que probablemente han cambiado incluso irracionalmente demasiadas cosas, sino al ámbito sociológico. Pero esta inmovilidad sociológica, originada probablemente en nuestra eterna condición feudal no es imputable a ninguna época concreta o reciente de nuestra historia, sino a toda ella incluyendo nuestro rabioso presente. Algunos autores patrios, más bien pocos y siempre estigmatizados, también concluyeron lo mismo: Los españoles somos víctimas de nosotros mismos.

Nuestro destino como pueblo invertebrado se asienta sobre tierras conquistadas y reconquistadas, plagadas con restos óseos y charcas de sangre seca de imposible fertilidad. Esto ha conformado una forma de estar en el mundo que fomenta una catarsis permanente equiparable al tesón del arado primitivo ante


17

cada nueva perspectiva de labranza. La catarsis de la catarsis, que acaba irremediablemente convirtiéndose en un reflejo melancólico de la inmovilidad sociológica y cultural, salpicada continuadamente por vientos de revancha.

Cada pueblo, como dice mi admirado Toynbee, está dotado con unas particulares características determinadas por sus circunstancias, y el nuestro mantiene unas cuantas que, entre otras cosas, hacen imposible el desarrollo de una democracia elemental hasta que no se produzca una profunda y quimérica transformación sociocultural, gran fracaso por otra parte de los políticos responsables de nuestro actual sistema. A las pruebas me remito: nuestra incompatibilidad con este modelo de convivencia será consustancial a nosotros mientras nuestro comportamiento sociológico se cierre en banda a la posibilidad de admitir las virtudes positivas de al menos algunos actos de nuestro oponente o antecesor. En nuestra obtusa construcción mental, cualquier suceso anterior siempre ha sido nefasto y siempre encontraremos un iluminado dispuesto a denostarlo. Este es nuestro sino, una política de tierra quemada que se aplica en todos los ámbitos de nuestra sociedad, en el que el “corte” de la historia elegido para reiniciarla responde únicamente a los intereses de una parte, olvidando al resto en el mejor de los supuestos, cuando no condenándolo al fuego eterno. De esta forma las posibilidades de un futuro “constructivista” encaminado a mejorar el porvenir de nuestros descendientes aprendiendo de los hechos positivos siempre será imposible.

Este fenómeno intrínseco a nosotros, y en manos de "los unos o los otros" se ha producido sistemáticamente desde hace siglos y desgraciadamente parece que nos perseguirá hasta el fin de nuestros días como parte de nuestra íntima tragedia.

En nuestro caso, al menos sabemos que nosotros mismos aunque con distintos collares ideológicos en cada momento, somos las águilas que nos devoran las

vísceras, siempre incansables al desaliento, y por toda la eternidad.
Yo no tengo ninguna otra opinión más al respecto, salvo la que aquí he expresado.

SÁBADO 18 DE OCTUBRE DE 2008

“Los autómatas son los autónomos del futuro. Lamentablemente

ellos también serán invisibles a ojos de los políticos pese a los

visionarios optimistas que soñaron con su levantamiento”

Aforismo personal

18

MIÉRCOLES 22 DE OCTUBRE DE 2008

Temis la tricéfala

"En tiempos de injusticia es peligroso llevar la razón" - Anónimo

Siempre en vano, tratando de encontrar una nueva respuesta, me topo con la noticia de la protesta de los jueces. Supongo que cada cuál tendrá una opinión creada al respecto, algunos incluso basando sus argumentos en la evidente y dirigida campaña mediática contra ellos, quizás y como siempre, para evitar entrar en el verdadero problema de fondo.

En este caso, a mí me han llamado poderosamente la atención los siguientes datos:

- Los jueces dependen, a todos los efectos, del C.G.P.J.(Gobierno corporativo)
- Los secretarios de juzgado dependen del Ministerio de Justicia (Gob. Central)
- Los funcionarios de justicia dependen de sus respectivas consejerías autonómicas en cada parte de España. (Gob. Autonómicos)

Sí estos datos son veraces, me asaltan las siguientes preguntas:

¿Cómo puede funcionar una misma empresa con tres “amos” diferentes? ¿Es razonable mantener un esquema tan ingobernable en nuestra administración de justicia?

Cuando he señalado que dependen “a todos los efectos”, incluyo los políticos, económicos, administrativos, sancionadores, etc., es decir todos los efectos deseables e indeseables afectos a sus respectivas estructuras jerárquicas; tres perros con diferentes collares según cada coyuntura.

La mayoría de los españoles desconocen este extremo organizativo, completamente demencial, en éste y otros ámbitos de nuestra absurda configuración administrativa.
No soy un experto en la materia, pero si a este cóctel le añadimos nuestras


19

añejas y napoleónicas leyes de enjuiciamiento y normas procesales, las peculiares circunstancias formativas, laborales y sindicales de nuestro país, y una falta de respaldo presupuestario como remate, ¿Quién se puede atrever a siquiera esperar de este engendro una respuesta justa, rápida y eficaz?

Lo lamentable en este asunto, dilatado en el tiempo y sufrido por el probo ciudadano desde el principio de la democracia, es que ninguno de los tres escalones involucrados ha querido entrar nunca en el fondo del problema, denunciando de partida la inviabilidad del sistema tricéfalo que hemos construido, convirtiéndose de facto en cómplices de la situación en la que estamos. Hemos hecho de España un inmenso puzzle administrativo con fuerte dependencia política, y este es sólo un ejemplo más de la falta de sentido común que hemos aplicado en la construcción organizativa de nuestro país, que día a día parece más inviable, hasta para los más voluntaristas.

No me atrevo a adentrarme más en los entresijos concretos de una trama compuesta por personajes que Quevedo ya retrató con profusión e innegable gracia. Lo que a mí me parece, es que sí gobernar la venda sobre los ojos de una sola cabeza es ya de por sí una tarea casi imposible, ¿qué podemos esperar de la intención de conseguirlo sobre tres?

20

MIÉRCOLES 22 DE OCTUBRE DE 2008

Memoria RAM

"La lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido" -Milan Kundera

Mantengo grandes lagunas con respecto a lo que verdaderamente sucedió durante aquel fatídico 11 de Marzo de 2004. Digan lo que digan, son muchos todavía los hechos por aclarar. Entre todos los sucesos no aclarados convincentemente, antes, durante, y después de aquella jornada, siempre me llamó poderosamente la atención uno en concreto: la exhumación y destrucción, el día posterior a su sepelio, de los restos del GEO que falleció en el operativo. ¿Quién, por qué, y con qué fin se cometió esta barbaridad sin sentido aparente? No sé sí algún día lo sabremos, pero hace unos días me he desayunado con esta inquietante noticia, más de cuatro años después, que viene a sumarse a la lista de puntos oscuros, y sin aclarar hasta el día de hoy:

Martes, 21-10-08 (Diario ABC)
-MADRID. Baltasar Garzón dejó ayer en libertad a los diez marroquíes detenidos la semana pasada por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía. Los arrestados, según el Ministerio del Interior, estaban acusados de ayudar a huir a cinco «yihadistas» vinculados al 11-M

Lo más importante en este caso, aparte de la noticia en sí misma, es esta frase concreta: “Los arrestados, según el Ministerio del Interior, estaban acusados de ayudar a huir a cinco «yihadistas» vinculados al 11-M”.

¿No hemos escuchado al gobierno en pleno repetir que con el proceso judicial del 11 M el tema estaba cerrado, y repetir también hasta la saciedad que los allí encausados y posteriormente condenados eran los únicos implicados?


21

Esta noticia ha pasado prácticamente desapercibida para la opinión pública.

Yo personalmente no entiendo nada, y aún entiendo menos la falta de reacción de una sociedad adocenada y desmemoriada, que ese día perdió su dignidad como pueblo al olvidar la terapéutica y necesaria búsqueda de la verdad.

VIERNES 24 DE OCTUBRE DE 2008

“En una ocasión, cuando yo vivía en la ciudad de Nueva York, fui invitado a una cena en petit comité con una Infanta de España. Durante la excelente velada en casa de mi amigo, la Infanta preguntó a cada uno de los invitados su personal y sincera opinión sobre la gran manzana. Cuando llego mi turno, espeté:

-Para mí Nueva York es la ciudad del mundo donde se da la mayor concentración de hijos de perra por metro cuadrado...-

La cara de la señora ni se inmuto gracias a su ejemplar entrenamiento. La de nuestro anfitrión cambió de color. Me consta que aún recuerda la anécdota con hilarante desolación. La Infanta también.

Son los riesgos a los que nos exponemos cuando pedimos opiniones sinceras...”

Anecdotario personal

22

LUNES 27 DE OCTUBRE DE 2008

El valor mágico de las palabras

“A los caballeros se les reconoce por sus hechos y no por sus palabras” - Miguel de Cervantes

Es sorprendente la reacción humana a las palabras. Una simple palabra, siempre al albur del viento, es capaz de desencadenar una guerra y otra es capaz de terminarla. Pienso que esta característica cada vez nos acarreará más frustraciones en el mundo moderno. En la sociedad española siempre hemos tendido, además, a aislar las palabras de su significado y por ende de los hechos que representan, creando gran confusión. Los medios de comunicación han contribuido especialmente a que esto sea así, expresando opiniones cotidianamente sobre hechos sin contrastar y asignando al mismo tiempo significados falaces a cualquier termino, llegando a crear incluso profundas corrientes de opinión vacías de contenido. Con ello, eso sí, y gracias a un valor casi sobrenatural creado por el efecto mágico de las palabras, la sociedad receptora ha asimilado un marasmo de dogmas huecos elevados a verdad absoluta. La teoría del cambio climático, por otra parte muy interesante y digna de estudio y consideración en muchos aspectos, es un ejemplo claro.

En nuestro país, patria de la afrenta verbal que ha costado hasta vida de poetas, nuestros políticos domésticos nos provocan estas frustraciones habitualmente por su confusión constante entre la valoración y la selección de hechos y de palabras.

El tema no tendría más importancia, si como digo, esta característica no representase una losa constante llegado el momento de enfrentarnos con las consecuencias derivadas de esta secular falta de aptitud.

Nuestra presente situación real en el marco transnacional es una buena prueba de ello.


23

Hoy, como otras tantas veces, nos inunda una profunda melancolía al observar la cruda realidad sobre el papel al que hemos sido relegados dentro de los ámbitos de decisión de la civilización occidental, dominada por el modelo sociológico anglosajón; modelo que, de partida, denostamos y por tanto desconocemos.

Comprendo que alcanzar el conocimiento del justo valor de las palabras y de los hechos, en el ámbito de la siempre perversa diplomacia mundial, es una tarea que conlleva tiempo, estudio e inteligencia. En nuestro caso, la estrategia en política exterior se ha basado en la frase hueca y en la postura estéril, en definitiva en la fuerza mágica e ilusoria de la palabra como fuerza demagógica y transformadora de la realidad, en este caso acompañada también por la elección desafortunada de los hechos a representar. Esta fórmula tal vez triunfó en él ámbito interno, pero en el exterior es otra historia.

Este carácter de política exterior asamblearia, construida sobre sentadas ante banderas, dejadas en la estacada, y abrazos a personajes cuestionados, ilustra lo mal que casa la ingenuidad con la diplomacia. Sí perseguíamos algún fin, y esta es otra cuestión, el fracaso ha sido estrepitoso. Las conclusiones son desoladoras, no sólo por el hecho derivado de las propias consecuencias, sino por la evidencia de que la falta de talento es tan profunda en los que rigen nuestros destinos, que éstos ni siquiera son conscientes del simple catón que enuncia la imposibilidad de cambiar nada si no se está dentro del sistema que se pretende cambiar.

Algunos políticos anteriores sí tuvieron claro este concepto y actuaron en consecuencia. Sobre el pago que les dimos prefiero ni entrar.

Desafortunadamente para nuestro futuro a corto plazo, los hechos objetivos representados son mucho más importantes, para los que los juzgan desde dentro del sistema, que un millón de discursos bien intencionados.
Mientras no comprendamos que el mundo al final se mueve por hechos y no por palabras y que, por tanto debemos ser extremadamente hábiles en los que nos toque representar, no sabremos encontrar un sitio en él mundo, y desde luego seremos incapaces de cambiar nada, sí es que esta es la intención, que así

parece.
Durante una buena temporada seguiremos peleándonos demagógicamente por el valor de las palabras, confiando ingenuamente en que seremos capaces de cambiar las cosas sin siquiera formar parte de ellas, eso sí, suplicaremos hasta el último instante para que una palabra suya baste para sanarnos....

24

MARTES 28 DE OCTUBRE DE 2008

La Reforma Prostitucional

“Los intentos por abordar posibles soluciones a los grandes problemas siempre dan una terrible pereza, por ello, las de los más sencillos ni siquiera se llegan a considerar” - AP -

Siempre encontramos intermediarios entre nosotros y nuestra propia responsabilidad.
Las críticas al sistema protestante y a su supuesta hipocresía marcando rigurosas penitencias sociales dirigidas al que se sale de la norma, son sin embargo interpretadas por nosotros como la mejor prueba de lo indiscutible de nuestros planteamientos: hemos conseguido convivir con un principio ético y su opuesto sin ningún rubor.

Nuestros políticos, más expuestos a la observación por su condición pública que otros estamentos de la pirámide feudal contemporánea, son un buen ejemplo de ello. No hay más que observar el velo social que se impone tácitamente para ocultar sus actitudes privadas. Aquí nadie entiende que el fundamento a la censura de un político que engaña a su esposa, no tiene ni mucho menos como factor principal, un fondo moralista, sino uno de carácter ético mucho más importante para el colectivo. Los anglosajones se plantean: “Sí tal o cual político engaña a su mujer, traicionando la confianza de lo que supuestamente más quiere, ¿Quién me asegura que no me va a traicionar a mí, que ni siquiera me conoce?”

Su base ética se fundamenta principalmente en la confianza colectiva lograda únicamente a partir de la individual.

Un claro ejemplo de nuestra sociología patria sobre los temas morales, se percibe claramente en el asunto de la prostitución.


25

En España la prostitución no es ilegal, pero a la vez tampoco está regulada. La cuestión, por frívola que parezca no lo es en absoluto.
En el año 2002 se estimaba que la industria más antigua del mundo movía en nuestro país en torno a los 12 mil millones de euros al año (dos billones de las antiguas pesetas) http://www.cesarsalgado.net/200208/020811e.htm. Sí es así, creo que el tema es digno de tomarse en consideración, sobre todo en la situación de crisis actual. Estamos ante un descomunal fraude fiscal a la vista de todos.

¿Qué esperan por tanto nuestros próceres para acometer su regularización inmediata? Estamos hablando de 2 billones de pesetas, seguro que mucho más actualmente, y por supuesto en dinero negro como el carbón, que por alguna extraña bula oficial escapa de sus obligaciones con el fisco, con lo que ello supone de agravio comparativo con el resto de “etiquetados” por la Hacienda pública. Los principales frentes de beligerancia y oposición a la regularización de ésta actividad vienen de dos polos aparentemente opuestos:

Por un lado tenemos al frente feminista, enmarcado en lo políticamente correcto, que enarbola la bandera de la dignidad de la mujer sobre cualquier otra consideración. Es curioso que este frente sea capaz de defender el derecho de las mujeres a hacer lo que quieran con su cuerpo, incluso en casos con “daños a terceros” como es el aborto, y sin embargo en este caso les parezca denigrante practicar sexo, voluntariamente, a cambio de dinero. Dirán que el problema es precisamente ese; el dinero. Su argumento lamentablemente nos llevaría a desmantelar la sociedad actual, ¿cuántas cosas se hacen a cambio de no recibir nada? De hecho y con este argumento cualquier trabajo sería denigrante, ya que tenemos que recibir un estipendio a cambio para desempeñarlo.

El segundo frente de oposición, se resume a algunas convicciones religiosas, curiosamente empleando el mismo argumento anterior sobre la degradación moral. La realidad se acerca más a una visión, plenamente legítima dentro de su club, del sexo como instrumento meramente reproductivo. La justificación histórica a esta oposición también existe, evidentemente es compleja y entre otras cosas se ve afectada por el problema sanitario derivado del mundo del sexo de pago, antes sin tratamiento adecuado. Hoy en día la situación médica ha cambiado sustancialmente, y afortunadamente las condiciones en nuestro país deberían permitir el control de las/los profesionales y usuarios/as implicados. Esta regulación terminaría también en gran medida con el siniestro mundo del proxenetismo y sus mafias; el caso holandés es una buena prueba de ello.

La regulación acarrearía necesariamente un sustancioso ingreso para el estado a través de los impuestos hoy deliberadamente oscurecidos por la legislación que nuestros políticos nos han regalado.
No encuentro por tanto razones objetivas para evitar que la llamada profesión más antigua de la humanidad, sin entrar en su beatífica necesidad social, no


26

pase de una vez a soportar una regulación y control como cualquier otra actividad económica.

Mientras tanto, continuaremos viendo en nuestros principales medios de comunicación escrita la enorme profusión de espacios publicitarios repletos de promesas de placer a cambio del vil metal, compradas por cierto con dinero de dudosa legalidad fiscal, y escritas al parecer con tinta invisible para los responsables de nuestro gobierno y hacienda pública.

Y luego dicen que Hacienda somos todos, desde luego en nuestro país todos menos los chulos y las putas diría yo.

MIÉRCOLES 29 DE OCTUBRE DE 2008

Me descompongo cada vez que escucho esta frase:

-El agua es un bien escaso-

Es que nadie recuerda que “La cantidad total de moléculas de agua contenida en la atmósfera (y sin posibilidad de escapar) es siempre constante en sus diferentes estados”. Sospecho que esto ya no se debe enseñar en la escuela. Tampoco a mantener el agua limpia...

JUEVES 30 DE OCTUBRE DE 2008

Un millonario nos invitó una vez a navegar en su barco de casi treinta metros de eslora. En un momento dado, mientras un marinero nos servía bandejas atiborradas de marisco, nuestro próspero armador me hizo esta confidencia:

-No sabes lo que tragan estos marineros. Se comen bocadillos como flautas, me traen a mal traer...-
En un aparte, los marineros me contaron que en una ocasión, el viejo se empeñó en no pagar los 100 dólares que les costaba atravesar el estrecho de Corinto. A cambio disfrutaron de 135 millas de navegación a vela con viento de proa de 40 nudos rodeando la península del Peloponeso.

Me lo creí a pies juntillas.

27

JUEVES 30 DE OCTUBRE DE 2008

El vascongado errante

“Cuando alguien pretende construir su futuro ocultando su pasado, es que algo no se sostiene en su pretensión”. AP

El 12 de Septiembre de 1894 se inauguró en San Sebastián la estatua dedicada al Almirante D. Antonio Oquendo. El dato lo extraigo de una de mis lecturas favoritas, un volumen de “La Ilustración Española y Americana” publicado el mismo año de 1894.

Paso a transcribir parte del curioso artículo que ya ha cumplido más de 104 años:

“Entre los ilustres marinos que han concurrido con su contingente de gloria a enaltecer el nombre patrio, sobresale D. Antonio de Oquendo, á quien hoy eleva la ciudad en que nació (en 1577) sobre el pedestal en que se perpetúa la memoria de los héroes...

... Guipúzcoa es una de las provincias que ha contribuido con mayor número de sus hijo a aumentar el número de marinos ilustres, sostenedores del esplendor de las armas españolas. En prueba de esta afirmación, ofrecemos una breve reseña de quienes lo fueron mas notables. Con razón puede ufanarse el suelo guipuzcoano de ser cuna de tantos insignes varones, consagrados a la existencia del mar, entre los que descuellan Elcano, Oquendo, Lezo y Churruca”

El artículo continua con una extensa relación de personajes ilustres que he decidido extractar por su extensión:

▪ SIGLO XIII: Pelegrín de Uranza (Nacido en Irún) Capitán de una de las naves de la Armada de Bonifaz, al servicio de Fernando III el Santo (Rey de Castilla y León).


28

▪ SIGLO XV: Miguel de Villaviciosa, (Nacido en Pasajes) General de Marina de los Reyes Católicos. Primer Almirante de la Carrera de Indias.
▪ SIGLO XVI: Juan de Alcega, (Nacido en Fuenterrabía) General del Mar océano en tiempos de Calos V.

Cristóbal de Arriarán (Nacido en Arriarán) Almirante de la escuadra española en la expedición de Trípoli en 1510, en la cual murió.
Jaime de Zamora (Nacido en Lezo) Piloto mayor de las Armadas de Felipe II y gran explorador.

Juan de Aguirre (Nacido en Deva) Almirante General.
Pedro Sanz de Vencia (Nacido en Fuenterrabía) Almirante General de las Armadas y Flotas del Océano, y de la carrera de Indias.
▪ SIGLO XVII:
Mateo de Laida (Nacido en Pasaje) Almirante mayor de la Armada.
Felipe de Ugalde (Nacido en San Sebastián) Almirante; prestó señalados servicios en el Archipiélago de Filipinas.
▪ SIGLO XVII:
Blas de Lezo (Nacido en Pasajes) Teniente General de la Real Armada. Dióle merecida fama su defensa de la ciudad de Cartagena de Indias.
▪ SIGLO XIX:
Cosme Damian Churruca: (Nacido en Motrico) Brigadier famoso por su heroica muerte en combate en la Batalla de Trafalgar.
Tomás de Ayalde: (Nacido en Ursúbil) General de la Armada. Mostró su bizarro comportamiento en los combates de Cabo Finisterre y Trafalgar entre otros...

No me quiero quedar con el argumento histórico de fondo del artículo, bien conocido para cualquiera que haya estudiado nuestra historia, sino con el estado real de las cosas hace tan solo un siglo.
El artículo me ha traído a la memoria la conferencia “La falsificación en la Historia” que D. Julio Caro Baroja leyó en la Biblioteca Nacional hace muchos años, y de la que aún conservo como oro en paño, las notas manuscritas de la misma que D. Julio tuvo a bien obsequiarme.

La refundación contemporánea de España se ha practicado, en algunos casos, sobre una falsificación histórica que ha abarcado todos los ámbitos de nuestro pasado. La ocultación sistemática del pasado lo único que denota es la falta de fuerza moral de los argumentos de los que sueñan construir castillos en el aire. Aunque pretendamos despertar de este sueño, vamos remando hacia un destino incierto con la compañía inevitable y eterna de buques fantasmas que tuvieron muy clara la motivación de su cruel y heroico destino.

Pero como decía la célebre frase atribuida a un famoso banquero español de los

ochenta: “Los triunfadores no tienen pasado”. Así acabó, sin pasado y sin futuro...

29

JUEVES 30 DE OCTUBRE DE 2008

La Superbolsa o la refundación del capitalismo

“La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, mas sed da” - Arthur Schopenhauer

Tengo un amigo que durante el transcurso de las reuniones de negocios, en los momentos de más fragor, siempre decía: “Permitidme una aclaración para añadir un poco más de confusión”. Yo me la voy a permitir desde este observatorio virtual.

Confío en que esta líneas ayuden a aclarar los entresijos de la crisis financiera mundial, que en el fondo son muy simples:
Todo comienza cuando los países emergentes comienzan a jugar con lo réditos de su trabajo; este capital sin pasaporte, y fruto de la actividad multinacional, comienza a viajar por el planeta en busca de rentabilidad. El mercado de valores de referencia, el norteamericano, al que se unen todos con el tiempo, no hace ascos (les hemos comprado todo) a esta reversión económica y comienza a aceptarla con sus propios mecanismos y estándares de control.

El festín bursátil está servido, llegándose, por la inercia especulativa, a que los productos financieros se sofistiquen de tal forma que el verdadero valor objetivo de estos productos, originados en cualquier rincón del planeta, únicamente se sostiene, en última instancia, por la solvencia productiva de los países que los generaron. En un momento dado, los países productores de petróleo deciden incrementar su precio recortando la producción. Esto hace peligrar la solvencia productiva de los países emergentes, y por ende del valor objetivo de los productos financieros, originales y derivados, en cuestión.. A partir de ahí, y ante esta incertidumbre, el mercado dominante se protege no aceptando el valor objetivo atribuido antes, a los capitales especulativos. La desconfianza se extiende y el sistema se cae, consecuencia lógica de la falta de regulación con carácter transnacional que homologue los criterios de valoración. El desajuste,


30

en definitiva, se produce a partir de la aparición de una nueva economía transnacional, en el sentido geográfico de la expresión, que juega en mercados financieros de otros países, y con una clara dependencia, como siempre, del patrón de fondo real, que no es otro que el coste energético.

La solución al problema estrictamente financiero, para desconsuelo de los que sueñan con el fin del capitalismo, apuntando incluso al cierre de los mercados, se nos aparece evidente y se resolverá a corto plazo, probablemente en la próxima cumbre de Washington de una forma bien diferente:

La creación del primer supermercado de valores de ámbito mundial: La Superbolsa.

La unificación de los mercados, lógica consecuencia de la globalización, es a priori la única forma posible para establecer un marco que fije los criterios y los mecanismos valorativos de una forma objetiva y atendiendo a unas reglas globales.

La creación de la Superbolsa solucionará como digo la vertiente financiera del problema, otra cosa es la cuestión de fondo, la dependencia de los recursos energéticos tradicionales, que continuará como una espada de Damocles sobre cualquier mercado especulativo sea cual fuere su ámbito o dimensión.

Nosotros, los españoles, en este desarrollo entraremos como segundo plato, algo lógico si tenemos en cuenta nuestro peso real, y el hecho de que nos pasaremos una buena temporada dedicados al estéril intento de fiscalización del fondo, de administración secreta, que hemos creado para respaldar económicamente a nuestras “saneadas” entidades financieras. El preludio ya apunta a la tentación, por parte de los políticos, a conseguir el control económico de las Cajas de Ahorros que quedan fuera de su ámbito competencial, al pertenecer éstas a autonomías de distinta ideología a la suya, a través de estas “intervenciones” puntuales. El tiempo lo dirá.

Volviendo al asunto transnacional, la humanidad cíclicamente ha tenido que resolver los problemas que plantea el desarrollo desacompasado entre una necesidad concreta y su realidad evolutiva. Aquí estamos, ni más ni menos, ante el germen de uno de estos desafíos, de los que hasta ahora siempre hemos salido como aparentes vencedores.

Tengo la convicción de que, en alguna parte del planeta, algún sesudo economista quizá desconocido aún, acabará dando con esta lógica salida , y enunciará el diseño de puesta en marcha de este “Supermercado Mundial de Valores” que sin duda le valdrá el Premio Nóbel de Economía. Entretanto, yo me voy a otro supermercado bien distinto, al “Súper” de mi pequeño pueblo, dispuesto a comprar un caldo adecuado para brindar, anticipadamente, por la concesión de ese preciado galardón a tan insigne economista.

31

VIERNES 31 DE OCTUBRE DE 2008

“A los españoles, siempre entretenidos en disquisiciones ideológicas, la revolución tecnológica del último cuarto del siglo XX nos ha pasado por delante de las narices a la velocidad de un ave. Me temo que la próxima nos pasará de largo a la velocidad de un electrón. Es nuestra personal e intransferible interpretación del I+D”

LUNES 3 DE NOVIEMBRE DE 2008

Cuando escucho a los políticos que se postulan como la solución a la pobreza en el mundo me echo a temblar. Son de la clase de los que no se pueden permitir la erradicación de su propio nicho de mercado, ya que esto implicaría su suicidio electoral. Un sacrificio potencialmente imposible, salvo que tengan otras intenciones más aviesas, alejadas del plebiscito popular.

Son las contradicciones de las demagógicas ideologías retroalimentadas.

32

LUNES 3 DE NOVIEMBRE DE 2008

Por la Ciencia y la Gloria Nacional...

“El progreso no consiste en aniquilar hoy el ayer, sino, al revés, en conservar aquella esencia del ayer, que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor” - José Ortega y Gasset

Con esta frase, hoy seguro que políticamente incorrecta, el profesor Robert Ryan Miller comenzaba el título de su magnífico libro sobre la denominada Expedición Científica del Pacífico (1862-1866), editado en 1983 por Serbal, en el que se narra e ilustra la, desconocida por el gran público, epopeya protagonizada por un reducido grupo de científicos españoles de la época, entre los que destacó Marcos Jiménez de la Espada. El libro relata con bastante minuciosidad las circunstancias que rodearon la expedición, sus descubrimientos y aportaciones al conocimiento, y sobre todo, los penosos avatares en los que transcurrió la nunca debidamente recompensada gesta.

Este eminente naturalista, geógrafo e historiador, tuvo un papel preeminente en la misma, y su incansable naturaleza contraria al desaliento le condujo incluso a atravesar a pié, en solitario, y sin apenas medios, el continente americano de oeste a este, concretamente desde el Pacífico hasta el Atlántico por los más intricados recovecos de los ríos Amazonas, Orinoco, y parte de sus afluentes. Todavía recuerdo la anécdota, que contaba divertidamente mi abuela Ana, al respecto del encuentro casual de don Marcos con una expedición británica de salacot y camisa almidonada en un recóndito afluente del Amazonas, en una escena digna de la “Reina de África”. Los expedicionarios ingleses instalados en una confortable nave fluvial forrada de mosquiteras, contaban con guías locales, y hasta con servicio contratado para atender sus necesidades básicas, y no dieron crédito a sus ojos cuando, mientras disfrutaban de una reconfortante taza de té, vieron surgir de entre la espesura de la selva, a un hombre blanco y de larga barba, que descalzo, con un morral al hombro y unos cuadernos de


33

apuntes como únicas armas, les informó de las circunstancias y objetivos de su increíble periplo científico representando a España.

Es bastante obvio que en España, y por múltiples causas, nunca se ha prestado la debida atención, por no decir otra cosa, a los que han perseguido el avance del conocimiento. Los mecanismos transformadores de la civilización en su imparable y constante evolución son bastante simples, y las oportunidades para cualquier nueva aportación se producen sistemáticamente como resultado y consecuencia lógica del desfase entre el conocimiento y su aplicación práctica. En el caso concreto de la técnica, el asunto se aprecia más claramente, y todos los inventos modernos se sustentan en este mecanismo. La revolución tecnológica que vivimos es una fuente inagotable, para un observador agudo, de este tipo de disfunciones entre el Estado de la Técnica y las nuevas necesidades creadas a partir de su evolución. Diferentes ámbitos tan dispares como la medicina , la robótica, o el transporte son buena prueba de ello.

El transporte aéreo, en concreto, es un buen ejemplo para comprender el argumento: Hoy en día una carta tarda siete horas desde Nueva York hasta Madrid en una aeronave de última generación. Esto, que gracias a los aviones a reacción hubiese sido impensable hace tan solo unas décadas, es sin embargo hoy algo poco sorprendente (y por tanto mejorable) teniendo en cuenta que la misma carta, en contenido y apariencia, tarda escasas décimas de segundo en hacer idéntico recorrido a través del Correo Electrónico. La rendija entre esta realidad y el estado de la técnica obligarán a corregir este “desacompasamiento” en algún momento. Para todo ello, por supuesto, es necesaria la intervención de algún espíritu inquieto que por una u otra razón advierta la grieta y trabaje en su taponamiento, en aras del progreso colectivo.

A mí, el tema siempre me ha apasionado, probablemente por un componente genético familiar relacionado con la curiosidad, y tal vez también por haber pasado parte de mi infancia entre ejemplares, de mitad del siglo pasado, del Popular Mechanics con los que mi imaginación juvenil se desbordaba ante el festival de ingenio que mostraba, en toda su plenitud, el poder de la imaginación creadora del hombre.

Dentro de mis limitaciones, continúo manteniendo este espíritu que espero nunca me abandone.

Hace unos cuantos años, cansado de comprobar que la información sobre el estado del tráfico rodado en Madrid, y en la mayoría de las grandes urbes del planeta, era un clon diario de sí misma, un joven amigo mío se conjuró a buscar potenciales soluciones al problema de la logística urbana.

El resultado, tras mucho tiempo y dinero personal invertido, fue el desarrollo de lo que técnicamente se denomina como un “Modelo de utilidad” que incluso mi amigo llegó a patentar. El modelo, bautizado comercialmente como “Metrologist” consistía en el desarrollo de un sistema de transporte combinado

34

de mercancías a través de la red del metro, que se completaba con un parque de furgonetas eléctricas con base en cada estación subterránea, destinadas a la distribución capilar de productos perecederos y de consumo. La congestión del tráfico urbano en horas punta, la necesidad por rentabilizar la inversión que acarrea un suburbano, con el lujo que supone no tenerlo en funcionamiento permanente las 24 horas al día, sumados al ahorro energético y a la reducción de emisión de gases son, entre otros, argumentos sólidos para prever su implantación y desarrollo en un futuro cercano. El estado actual de la técnica permite además su implantación tanto en instalaciones existentes, con su pertinente adaptación, como en las de nueva creación, sin mayores complicaciones. Tras la expectación creada con la publicación del invento, comenzó la consecuente carrera para su difusión y desarrollo. El resultado, tras recorrer muchos pasillos administrativos fue desolador. De entre todos los portazos recibidos, me quedo con un ejemplo lo suficientemente ilustrativo como para no seguir el desesperanzador relato: Una autoridad local responsable del negociado en cuestión le dijo:

-Es lo más sorprendente que he visto en toda mi carrera, no obstante es completamente inviable por una poderosa razón; los sindicatos del ramo jamás permitirán que los conductores de metro trabajen por la noche...-
Muchos comprenderán que mi amigo esboce una sonrisa cuando escucha, en nuestro país, hablar de I+D. No lo puede evitar.

Valgan al menos estas líneas para homenajear a todos los hombres, que como Marcos, continúan su destino solitario con el afán y el tesón de los que pensaron que el avance del conocimiento y su difusión son la única esperanza para un futuro armónico de nuestro planeta.

Mi tatarabuelo recibió muchas distinciones, la mayoría de instituciones extranjeras de gran prestigio. Cuando, al final de sus días, la Academia Española de la Historia por fin reconoció el valor de aquel hombre de acción, que entre otras cosas delimitó las actuales fronteras entre Colombia, Perú y Ecuador, mediante la concesión de una medalla de oro como distinción a su brillante trayectoria, éste tuvo que disculpar su asistencia al acto de entrega de la misma. Don Marcos no disponía del dinero necesario para pagar el prescriptivo traje de frac, impuesto por la etiqueta académica, y establecido para aquella magna ceremonia.

Yo, un poco menos joven, aún mantengo la patente en el cajón de mi escritorio.

35

MIÉRCOLES 5 DE NOVIEMBRE DE 2008

Crónica del antiespañolismo norteamericano: Fe contra Razón

"Los dogmas del quieto pasado no concuerdan con el tumultuoso presente" - Abraham Lincoln

Ayer vivimos una circunstancia histórica sin precedentes: El triunfo de un mulato en la carrera por la Presidencia de la primera potencia mundial. Esto, que se materializará en la toma de posesión del cargo el próximo enero, sí una bala perdida no se cruza antes en su camino, es en sí mismo un acontecimiento asombroso, teniendo en cuenta la evolución social de un país, en el que éste sector de su población sufrió el recorte de parte de sus derechos civiles hasta hace pocas décadas. El hecho, por mucho que nos conmueva este edificante ejemplo democrático y sociológico, no tendrá mayores consecuencias positivas para nosotros. Esto lo digo para prevenir la frustración que, una vez más, se producirá en nuestro país con el transcurso de los acontecimientos, y por tanto para intentar evitar su influencia futura que irremediablemente, continuará alimentando de manera torpe nuestras maltrechas relaciones, y nuestro secular antiamericanismo. Aquí no acabamos de entender que a lo que hemos asistido, como cada cuatro años, es a la reelección del Jefe del Estado y no de un Jefe de Gobierno. Este matiz es fundamental para comprender el panorama, muy semejante al de tan solo hace unos cuantos siglos, ya que el juramento de su cargo no implica la defensa de otra ideología, mas que la que emana de su personal noción colectiva, de la libertad del individuo.

El enfrentamiento entre nuestras dos potencias viene de lejos. Concretamente de tiempos en los que la jefatura de nuestro estado se encarnaba en la figura de un Rey plenipotenciario y adalid de la Fe, elegido por Dios y por la sangre, para regir los destinos del mayor imperio que existió en el mundo moderno. Muchos de los quebraderos de cabeza durante el reinado de Carlos III provienen de aquella época, en la que los Británicos soñaban con deshacer nuestra hegemonía


36

a cualquier precio. Ya en aquellos tiempos se vieron con inquietud, recelo, y afanes conspirativos, los denuedos de aquel grupo de individuos desclasados que huyeron de su insoportable existencia en los encastados países europeos de la época, en los que a modo de ejemplo, aún se consentía el derecho de pernada. Para colmo de nuestros males, la elección de su líder a través del sufragio de sus súbditos, suponía un agravio intolerable para las monarquías reinantes en la vieja Europa. A partir de este punto de la Historia, comenzaron una serie de ofensas consecutivas para nuestros intereses. Hasta pocos años antes, la influencia de la Corona de España en el mundo no había tenido parangón, y nuestra monarquía se erigía como encarnación del derecho divino de intervención exterior en nombre de la Fe.

No es por tanto extraño, que unos tipos sin pasado, con gran hambre de futuro, y aprovechando parte del pensamiento de Montesquieu y por ende del espíritu de la Revolución francesa, construyeran una constitución en 1787 que atentaba directamente contra nuestra integridad ideológica y cultural. Años más tarde, la denominada Doctrina Monroe, sintetizada en la frase “América para los americanos”, que fue elaborada por el sexto presidente americano John Quincey Adams en 1823, a partir del famoso discurso de su predecesor James Monroe, y extrapolada posteriormente a todos los ámbitos gracias a la mejora de su potencial bélico, personifica perfectamente la usurpación de facto de nuestros derechos imperiales. Es importante recordar, por poco difundido actualmente, que bajo nuestro Reino, y concretamente en las provincias de Ultramar, la esclavitud no se abolió definitivamente hasta 1873; ocho largos años más tarde que nuestros odiados ofensores, que la formalizaron en 1865 con la victoria de Abraham Lincoln sobre los estados rebeldes del Sur.

Nosotros en aquella época, ya heridos de muerte hacia sesenta años por las astillas gangrenadas de Trafalgar, continuamos recibiendo afrentas que acabaron culminando en la perdida de nuestras últimas colonias. El descabello, como bien es sabido, llegó en 1898 con Cuba y Filipinas como colofón póstumo a otro largo ciclo de la Historia moderna.

Todos estos hechos históricos, hoy relegados al olvido en el imprinting colectivo norteamericano, han sido, sin embargo, inexplicablemente somatizados por los líderes más progresistas de nuestro país en forma de afrenta constante y nunca restañada. Un misterio indescifrable para cualquier politólogo reputado, considerando los antecedentes históricos en los que bebe su modelo ideológico. La triste realidad se resume así; desde que perdimos nuestra hegemonía, hemos basado siempre nuestra política exterior en la acción de gobierno, en lugar de hacerlo en la razón de Estado. Esta última se caracteriza porque tiene muchos fines y poca ideología, nosotros tenemos mucha ideología y ningún fin claro. Esta dogmática confusión, generada a partir de la proyección de nuestra política

37

interior a la del exterior, continúa a través de los siglos pasándonos facturas indeseables, y parece que aún no hemos aprendido la lección. Nuestras toleradas representaciones diplomáticas autonómicas, salpicadas por el mundo, son una magnífica prueba de ello.

Con todas estas urdimbres, malinterpretadas adecuadamente desde el ámbito de lo políticamente correcto, es comprensible entender que el vestigio de la afrenta, ejercida por aquellos visionarios que escapando del "beatífico" absolutismo llevan siglos pretendiendo el progreso y la libertad, se haya apoderado del pensamiento colectivo en nuestro reaccionario país. En un momento de la Historia, unos cuantos salvajes desaprensivos nos arrebataron el monopolio del Imperio de la universalización de la Fe para sustituirlo por los "absurdos" conceptos de universalización de la Razón y de la libertad individual. Pero como digo, lo paradójico y contradictorio, es que ésta bandera se haya convertido en estandarte de la mas rancia progresía.

Pero no desesperemos, nuestros líderes actuales han tomado cartas en el asunto, y bajo una nueva estrategia, hoy progresista, de implantación laica de su renovada Fe, se afanarán por convencer, quizás en una talentosa charla de Imperio a Imperio, a nuestros endemoniados contrincantes, sobre las ventajas del Pensamiento Único frente a la Razón, para un futuro mejor de la Humanidad.

Visto lo visto, no me atrevo a augurarles un gran éxito, ni a los unos, ni a los otros.

VIERNES 7 DE NOVIEMBRE DE 2008

En una imposible refundación formativa de nuestro país, se deberían eliminar todos los dogmas clásicos, para comenzar su reformulación a partir de un catecismo pedagógico basado en las tres leyes básicas de la mecánica, completamente desconocidas por nuestra conciencia colectiva: “El principio de Inercia”, “La unión hace la fuerza”, y la “Ley de acción y reacción.”

Montesquieu murió, a Newton lo hemos asesinado.

38

LUNES 10 DE NOVIEMBRE DE 2008

Un cierto futuro: España paraíso fiscal

“No hay viento favorable para el que desconoce su rumbo" - Lucio Anneo Séneca

En el artículo del pasado Octubre, titulado la Hydra-Crisis española, ya expuse a grandes rasgos la realidad de la situación económica, y la ausencia de un Plan Director que imbrique nuestro futuro a partir de esta realidad. Este asunto de primera magnitud, urge un inmediato abordaje ya que, por lo que estamos observando, algunas de las grandes naciones occidentales de la tierra ya están dando vueltas a las posibles soluciones en sus casos respectivos; debemos comenzar a hacer nuestros deberes cuanto antes. Hoy sin ir más lejos, nuestro Ministro de Economía ha pedido ayuda a la población demandando nuevas ideas. Desde aquí queremos lanzar nuestra aportación, que esperamos contribuya a ayudar a nuestros ágiles políticos patrios, en la difícil elección de los cientos de ideas que seguro, con su tradicional capacidad de previsión y planificación, ya están barajando en sus mentes.

Haciendo un poco de historia, cualquiera puede observar que el parecido entre la situación de nuestro tejido industrial en los años setenta y la actual, es pura coincidencia. La industria española, en cualquiera de sus sub-sectores, esta prácticamente extinta; industria pesada, minería, textil, etc...

El resto de nuestro sector productivo, ganadería, agricultura, pesca y marina mercante, transporte aéreo, se encuentra en parecida situación, todos ellos quebrados, vendidos o desaparecidos. El último eje, de aquel ya vetusto plan director, incluía también el turismo, condenado a morir desde su inicio, por un diseño digno de una película de don Paco Martínez Soria, gracias a un brillante gestión urbanística y estética mantenida en el tiempo hasta hoy, y avalada por el éxito de nuestra Ley de Costas. Por otra parte, nuestra realidad energética y administrativa nos hace inviable, tan siquiera, tratar de competir con otros países. Con este panorama, y una vez extinguidas las ayudas procedentes de los fondos europeos, y Disney en Paris, la salidas que nos quedan son más o menos


39

escasas. Siendo realistas, es difícil que podamos sobrevivir dignamente con la fabricación de botijos, castañuelas y alpargatas. Definitivamente necesitamos encontrar nuevas alternativas ajenas a los sectores productivos industriales.

No obstante, y tras un profundo análisis, he encontrado unos cuantos puntos positivos que nos permitirán urdir con éxito los mimbres de nuestro nuevo destino.
Como principales puntos de fortaleza para reconvertir nuestro país, contamos con la gastronomía, la fiesta, el sol, la Banca, sin olvidar nuestro Código Penal. Mi propuesta, consiste en sacar de cada uno de ellos la mejor característica que los defina, en este orden respectivo; imaginación, diversión, solidez, capacidad de secreto y usura, y surrealismo, para ponerlas al servicio de nuestro nuevo plan, transformándonos oficialmente en el mejor paraíso nunca soñado por nosotros: El Paraíso Fiscal del Nuevo Orden Financiero Mundial.

Un sueño posible y que presenta pocos inconvenientes, dada nuestra dilatada experiencia en no hacernos, ni hacer demasiadas preguntas, salvo claro está, que Suiza nos declare la guerra, algo completamente asumible, y con la que podríamos pactar, en lugar de discutir, un nuevo Tratado de Tordesillas: Del Ecuador para arriba para ellos, y del Ecuador para abajo para nosotros. Nuestra secular amistad con los países árabes y con Sur y Centroamérica conforman un nicho de mercado suficiente, sin considerar el propio, para proporcionarnos un buen pasar, y que conllevaría que los suizos se contentasen con su papel restringido al mercado septentrional. Nuestro actual perfil sociológico ya goza de todos los elementos necesarios para conseguir este ambicioso objetivo con facilidad, que como nuevo garante del blanqueo de dinero mundial, nos proporcionaría vivir de las rentas ajenas con gran oficio y dignidad.

¿Puede haber una imagen más rentable para nuestro futuro, que la de un sátrapa cualquiera, disfrutando de un buen espectáculo típico, en una calida noche española, tras una opípara cena de Ferrán Adriá, y sentado junto al notario con el que acaba de finalizar la transacción de sus opacos millones, a la entidad financiera de turno de su nuevo paraíso fiscal? Solamente el ahorro que obtendríamos, legalizando definitivamente el asunto, sería inmenso.

Nuestros nuevos clientes nunca habrían soñado un marco mejor para un apreski tan exótico y comprensivo. Y nosotros por fin podríamos comenzar a soñar con una existencia, de bote de lotería constante, dorada, tranquila y apacible, plagada de inmensas estructuras administrativas regionales colmatadas de funcionarios, y surcada por caudalosos ríos de dinero negro, que avergonzarían a los actuales hasta convertirlos en simples arroyos.

Señor Ministro, manos a la obra antes de que se le ocurra la idea a alguno de nuestros vecinos. Suiza está acabada...

40

MARTES 11 DE NOVIEMBRE DE 2008

A estas alturas, son pocos los que pueden tomarse en serio lo de una Unión Europea, más allá del ámbito meramente económico. La prueba más palpable de esta utopía, es la falta de interés de los políticos de turno por haber creado una televisión europea única, que junto con el balompié, constituyen los únicos aglutinadores comunes de nuestras respectivas sociedades climatizadas, de tresillo y mando a distancia.

41

MIÉRCOLES 12 DE NOVIEMBRE DE 2008

PRIMER MANIFIESTO RAZONALISTA: El Arte de la Conciencia, una reivindicación de la nausea

“La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo conciencia de que existe” –Jean Paul Sartre.

El benéfico laboratorio que patentó el principio activo del hidrocloruro de metaclopramida ha sido, seguramente sin ninguna otra intención más que la hipocrática, el perfeccionador de una ancestral doctrina que se ha intrincado, una vez más, en las neuronas del arte y del pensamiento español. La neutralización de la nausea en la conciencia artística, se ha intentado de forma sistemática desde hace siglos, y aunque más o menos disimuladamente, siempre ha figurado en las corruptas intenciones primordiales del heterogéneo mundo de los que han intentado controlarla, auto justificada en su atribuido papel como infalibles regidores de nuestros destinos.

Estos dos mundos, el de la creación artística, y el de la creación e implantación de principios ideológicos de convivencia, siempre han mantenido una rivalidad basada en una feroz desconfianza mutua. Esta desconfianza ha sido el motor de nuestra evolución cultural desde que aquel hombre vomitó el primer toro en Altamira. La consecuente recriminación, por su incomprensible conducta manchando paredes, provocó una brecha espiritual que conformó la base de su conciencia creativa y se constituyó al mismo tiempo en su intransferible fuerza motora. Todo el que pretenda dedicar su vida a la creación intelectual y se mantenga alejado de esta desconfianza estará necesariamente muerto.

La ecuación de coexistencia entre ambos mundos, el rector y el educativo, probablemente necesaria como concluyó Plutarco en sus pedagógicas “Vidas paralelas”, no implica la homogeneidad ética de sus factores, y por ello tampoco de su comportamiento. Sus fines y sus principios, sin entrar en consideraciones


42

morales, son simplemente diferentes. La mayor diferencia entre ambos se basa precisamente en la característica interpretativa de la conciencia colectiva de sus respectivos universos. El mundo rector la va reinventando en una catarsis permanente y a veces contrapuesta, con el fin de mantener el control, bajo los nuevos dogmas que alimentan las cambiantes circunstancias, mientras el educativo mantiene su esencia transformadora original con diferentes formas expresivas, que condicionadas por la ausencia de cualquier fin legítimo ajeno a la satisfacción personal del creador, representan su única esperanza de supervivencia e independencia. El conjunto de acciones históricas de la primera carece de toda ética en su conjunto, la segunda, ha mantenido su espíritu primigenio a través de los siglos, aún a pesar de la actitud reprochable de algunos de los que han intentado formar parte de ella.

El vómito creativo necesita por tanto de esta completa independencia para mantener su divina condición natural, que sólo el tiempo avala, ajena al control del mundo rector. En España, de una forma sutil a veces, y brutal otras, cada ideología emanada del mundo rector ha intentado conseguir un argumento extra para mantener este control. Unas con ignorancia y desprecio, y otras con fingida comprensión y subvención corrompida. Este pulso continuado en nuestra sociedad ha sufrido diferentes estadíos y, una vez más, en estos tiempos nos están tumbando la mano.

El objetivo siempre intenta ser el mismo, la neutralización de la nausea.
Nuestro panorama actual se presenta desolador: Lo que nos ha quedado son exiliados, cadáveres, o espíritus infectados por la sífilis del pensamiento único y la apropiación de la manifestación de la conciencia, en beneficio de la ideología del ente rector.
Este proceso ha de ser neutralizado de inmediato, existe mucho talento aún por descubrir, y la conciencia del arte debe impedir que privemos a las futuras generaciones de su enseñanza.

Alberguemos por tanto una esperanza. La crisis actual de España será el germen de una nueva raza de artistas que pongan en duda los principios dogmáticos de cualquier ideología creada por el principio rector. Debemos hacer una renuncia expresa a la maléfica subvención, que únicamente corrompe la conciencia atávica, reduciendo su creación a un prosaico vómito ideológico alejado del fin último del arte. Rescatemos la duda como principio creador y mantengamos nuestro nivel de conciencia alejada del sistema rector. Despertemos del letargo. Sus fines son necesariamente opuestos a los nuestros, como poco se lo debemos a la conciencia de todos nuestros maestros en el pasado, el presente, y el futuro.

Aquí, y ahora, un nuevo movimiento de pensamiento universal está naciendo de acuerdo a las nuevas circunstancias de la Humanidad.
Nuestra nueva filosofía se nutre del conocimiento reflexivo y profundo de la

43

evolución histórica de las civilizaciones que conforman la Humanidad, de los nuevos retos filosóficos generados a partir de los últimos avances científicos y de las consecuencias futuras que derivan de su implantación. De una seria y global interpretación de la historia en su contexto, que posibilite la democratización universal del conocimiento que hemos adquirido, y del respeto analítico de todos los acontecimientos que la componen. Abandonemos los viejos dogmas ahora que conocemos sus resultados, la ciencia y la técnica nos han dado una nueva perspectiva de la que debemos aprender para evitar errores futuros. Nuestra conciencia nos obliga.

Así que, en memoria de aquel hombre primitivo, creadores de cualquier ámbito de expresión colectiva de nuestra conciencia individual, incluyendo artistas cupulares y catedralicios que deambuláis por el filo del sable, levantad vuestras armas de creación antes de que sea tarde, y vuestro espíritu arda en la llama eterna del olvido y del desprecio. Alejémonos del intento corruptor de nuestra conciencia sin temor.

Estamos asistiendo en estos albores del siglo XXI al nacimiento de un nuevo sistema de pensamiento: El razonalismo.

Nuestro hombre primitivo nos lo agradecerá, y así rendiremos homenaje perpetuo al espíritu de todos los que antaño nos proporcionaron, a veces pagando el tributo de una penosa existencia, el regalo de una conciencia artística que nos permita continuar vomitando en libertad.

Artistas de España, poetas, pintores, escritores, escultores, músicos, pensadores..., salid de la cueva y contemplad el resplandor del Universo con renovada esperanza.
¡Muerte al Primperán!

¡Viva el Razonalismo!

JUEVES 13 DE NOVIEMBRE DE 2008

"La anticipación nunca ha sido garantía de éxito, la precipitación sí lo es de fracaso" Aforismo Personal

44

VIERNES 14 DE NOVIEMBRE DE 2008

FUNDAMENTOS DE LA DOCTRINA RAZONALISTA

“Nuestra vida es una rendija de luz entre dos eternidades de tinieblas” .

Preámbulo:

El razonalismo, al igual que cualquier otra corriente filosófica persigue un fin y este no es otro que conformar un soporte al nuevo análisis que surge de la observación atenta de las nuevas y siempre cambiantes circunstancias del hombre y de su entorno intemporal. Los fines últimos de este análisis, también afectos a la simple interpretación de los hechos, no escapan ni esconden una intención universalizadora del conocimiento aplicado, basado en la experiencia individual y colectiva, y dirigidos a la mejora de nuestra condición como ser pensante. Esta ambición, in-permanente como nuestra propia existencia, será también superada en tiempos venideros por nuevos enfoques aún indeterminados.

El deseable, y siempre momentáneo avance científico, está siendo una vez más en este preciso momento de la Historia, protagonista y generador a través de nuevas disciplinas, como por ejemplo la bioética, la robótica, o la física cuántica, de la permanente brecha existencial, y por ello es necesario su abordaje desde nuevos puntos de vista globales. Este punto es sustancial ya que el razonalismo no se detiene en el juicio del pasado, sino en su observación para concluir nuevas visiones temporales adecuadas al nuevo siglo. La Historia, en todos sus ámbitos, es fundamental para construir el nuevo edificio razonalista con nuevos materiales de aportación, extraídos del reciclaje de los viejos dogmas.

Principios:

Sus fuentes por tanto, emanan del estudio sin apriorismos de cualquier doctrina humana anterior, tamizadas por el filtro temporal de su resultado enunciativo o aplicado, en la experiencia individual y colectiva. No será por tanto extraño


45

encontrar referencias explícitas a principios filosóficos ya existentes, desde la tradición clásica helenística, hasta la oriental, pasando por la corrientes humanísticas, positivistas, constructivistas, relativistas, racionalistas, y hasta existencialistas. Los principios filosóficos clásicos constituyen un patrimonio heterogéneo de inestimable utilidad que han de distinguirse mediante una selección adecuada. Una recapitulación general y hekatonquírica, de nuestro pensamiento colectivo, que aunque pueda parecer contradictoria, nos sorprenderá por lo innovador de su resultado.

Con estos argumentos desarrollaremos un opúsculo filosófico que se desgranará paulatinamente, abordando inicialmente los campos siguientes:

Razonalismo y existencia: Principio y enunciado de la Ecuación Universal Interpretación Razonalista de la nueva Ciencia.
Ética Razonalista
Perspectiva Razonalista de la religión.

Razonalismo y espíritu rector.

La formulación y enunciado de ésta doctrina se hará, como no podía ser de otra manera, a través de Internet, la nueva imprenta democrática y virtual de nuestra era, para ser posteriormente recopilada en su conjunto en: http://razonalismo.blogspot.com/

El resultado de su potencial éxito, será únicamente juzgado a través del filtro del tiempo.

VIERNES 14 DE NOVIEMBRE DE 2008

Es comprensible mantener cierta rabia al examinar el panorama de la cultura española actual, impregnado de retrógrado dogmatismo gregario y oficialista, sobre todo teniendo en cuenta que es uno de los pocos campos en los que tendríamos bastante que aportar al resto del mundo. Nuestro bagaje como nación fronteriza y transnacional, es tan amplio y rico como el individualismo de algunas mentes preclaras que han deambulado en solitario por el pasado siglo. Nuestro revoltoso avatar histórico, es además en sí mismo, un Universo sociológico a escala del comportamiento humano, que ha sufrido en un corto periodo de tiempo todos los bandazos imaginables. Este preciado tesoro constituye una fuente inaudita de experiencia y conocimiento; un compendio, que con un mínimo esfuerzo intelectual, nos debería permitir una refundación


46

ideológica dirigida a construir un futuro mejor para los que vengan detrás.
Somos, por derecho propio, una de las naciones más enloquecidas del planeta, y estamos en el momento propicio, visto el panorama global, para ponernos a la cabeza del mundo en el desarrollo de una nueva perspectiva cultural de proyección universal.

Nuestra responsabilidad como depositarios de este genial y

heterogéneo patrimonio, no nos deja otra elección.
Sí, tú español rabioso que lees esta líneas, has sido también elegido.

LUNES 17 DE NOVIEMBRE DE 2008

Salvo contadas excepciones, trato de no leer nada de autores vivos. La inmensa producción literaria del hombre condiciona esta discriminación, mediatizada por la prioridades intelectuales y cronológicas de nuestra corta existencia. Esto me permite, además, releerme con total naturalidad.

47

MARTES 18 DE NOVIEMBRE DE 2008

El tenebroso velo

“Cada cual se fabrica su destino” – Miguel de Cervantes

Enfrentarse a los problemas que han originado el actual sentimiento de un gran sector de la sociedad vasca no deja de ser una labor prolija e inmensa. El tema se ha abordado desde diferentes ópticas, imperando las políticas e ideológicas, pero pienso que nunca en profundidad desde él ámbito de su comportamiento y mecánica sociológica; Estas diversas aproximaciones, al menos han dado como resultado una denominación de partida a su problema: “el conflicto vasco”. Un conflicto, personal e intransferible, que por otra parte estigmatiza su sociedad y condiciona la felicidad de la actual y de las futuras generaciones, y que tiene visos de convertirse en algo consustancial y contrapuesto a su, ya mistificada en el recuerdo de los tiempos, apacible y bucólica existencia ancestral.

Los políticos locales que han propiciado esta especie de condena en vida, la renuncia por imposible a la búsqueda de la felicidad colectiva mediante la perpetuación del “conflicto”, tienen una responsabilidad que lamentablemente, solo con el paso de los años podrá ser valorada ética y moralmente por los que les otorgaron con sus votos la esperanza de un futuro mejor.

Uno de los dos mecanismos de cultivo de este “conflicto”, además, ha pasado ya hace muchos años a convertirse en algo siniestro desde el momento en que ha costado y pasará, desgraciadamente todavía, a costar la vida de muchas personas, víctimas del azote de las armas.

Desde este enfoque, un primer análisis desvela que la estrategia que han desplegado para tratar de resolver sus cuitas esconde una contradictoria paradoja: Su estrategia es profunda y sustancialmente española. La historia de España, desde la invención de las guerrillas (aún antes), que algunos no conocerán, y que constituye la mayor aportación ibérica a la estrategia bélica del planeta, está plagada de tiros en la nuca, bombas en pucheros, y


48

acuchillamientos por la espalda. Hasta el famoso y españolísimo caballo de Pavía se sentiría orgulloso, en su espíritu Marciano, de la resolución de conflictos a tiros. Esta simple y atroz característica deshace el principal postulado reivindicativo de su lucha: No puedes negar tu españolidad cuando tus actitudes son profundamente españolas, y en las antípodas de, por ejemplo, países septentrionales con los que has tratado de identificarte como argumento para avalar tu diferenciación histórica. Esta característica, y mientras no se acabe con la estrategia de las armas, siempre evidenciará las sombras de su argumentario oficial, eliminando de facto su construcción ideológica basada en un “hecho diferencial” difícil de demostrar con sus acciones.

Esta conclusión me reafirma en que, ahora más que nunca, debemos enfocar el asunto en su trasfondo sociológico para encontrar nuevas claves a este cruel, inútil y excéntrico comportamiento contrapuesto a la doctrina de sus fines. Un buen ejemplo de esta irracional conducta, sería el de un gato que mientras muerde y araña, insistiese en que él, es en realidad un perro. Para asombro de los que más reniegan de su condición hispana, son ellos mismos con su cavernícola actitud, los que vienen reafirmando lo más negativo de la España brutal y primitiva, manteniéndose de hecho, como la reserva espiritual de lo peor de los españoles. De una España afortunadamente antigua, de la que si bien no podemos renunciar, bien vale la pena al menos conocer, para evitar sus estragos en el futuro.

¿Pero porqué el gato quiere ser perro?
La segunda parte trata sobre el porqué de la anuencia por parte de los políticos locales a la acción de estos vándalos armados. Muchos han opinado desde un prisma político, que ambas acciones, la armada y la política tiene el mismo fin. ¿Pero cuál es este fin? Aquí entramos a responder la retórica pregunta anterior: A lo mejor resulta, que lo que él gato en realidad quiere, es no ser un perro y por tanto perder así sus privilegios domésticos. Mientras nuestro gato continúe con su extravagancia identitaria, nadie cuestionará, porqué él puede dormir en una cama caliente y se lleva las mejores raciones durante la cena, mientras su perruno compañero duerme todas las noches al raso.
No sería por tanto descabellado pensar, que la tan cacareada ansia de independencia quizá no es del todo auténtica, ya que implicaría en última instancia la desaparición de sus privilegios. Desde el punto de vista sociológico, el fondo de su eterna reivindicación política simplemente encubriría algo mucho más prosaico: El interés por proteger y mantener su actual estatus, que comprende entre otras prebendas, su autonomía financiera; el famoso cupo vasco, que a través de un tupido velo reivindicativo trata de enmascarar su dudosa compatibilidad con una democracia igualitaria. De ser así, su estrategia siempre se basará en la exigencia perpetua de máximos para no entrar en el fondo del asunto y no hacer así evidente el agravio comparativo que supone su actual situación. De esta manera nunca se afrontará la auténtica realidad, que

49

opaca la difícilmente explicable situación que representa el que, en pleno siglo XXI y tras una transición democrática, unos cuantos ciudadanos de nuestro país convivan con el resto, desde una situación de ventajas económicas institucionalizadas por prebendas medievales. Sería realmente triste, que de ser esto así, este segundo mecanismo de comportamiento, resumido en que la mejor defensa es un buen ataque, haya existido en el trasfondo de la absurda e intolerable perdida de vidas humanas durante todos estos años de democracia.

El ciudadano medio desconoce que hoy por hoy, en nuestro país, no todos tenemos las mismas cargas fiscales, incumpliéndose el principio constitucional de igualdad de todos los españoles ante la Ley; la difusión de esta realidad pondría en evidencia que además, curiosamente, son siempre los que más se quejan, los más beneficiados. Esto es una realidad indiscutible y difícilmente corregible desde el ámbito sociológico, salvo que en los colegios se impartiese una asignatura que podríamos titular “España y sus recovecos”, que además sería dificilísima. Sólo en el momento en que exista una conciencia colectiva y mayoritaria de esta antidemocrática circunstancia, se podrán abordar con rigor los mecanismos constitucionales que permitan establecer igualitariamente las obligaciones y los derechos imprescindibles para construir un Estado moderno, incompatible con los principios feudales todavía en vigor. En ese deseable momento, a lo mejor nos llevaríamos sorpresas sobre quién pediría la independencia sobre quién, concluyendo para siempre la reivindicación de su perpetuo agravio mediante el uso de la violencia, amparado por las actuales y paradójicas circunstancias que lo nutren indefinidamente.

Esta senda no aparece demasiado clara en el horizonte de nuestro panorama político. Mientras los políticos directamente implicados en el asunto no tengan el coraje democrático suficiente, y a través de una intensa pedagogía, para rasgar el velo que oculta la existencia de agravios comparativos en nuestro orden institucional, podemos vaticinar que desgraciadamente tendremos que continuar sufriendo el azote de estos españoles primitivos, armados y embozados en este velo del privilegio indiscriminado; apareciendo ante nosotros, siempre por la espalda, como espectros fraguados en tiempos pretéritos, y empuñando la guadaña de la genuina barbarie ancestral de nuestra querida y peculiar piel de toro.

El sordo y tenebroso aguafuerte del de Fuendetodos, ya nos lo anticipó. MIÉRCOLES 19 DE NOVIEMBRE DE 2008

Podemos afirmar con orgullo que la guillotina aún continúa en vigor en España. El mérito es todo de nuestras fenomenales autoridades encargadas del Tráfico. Lo de los guarda-raíles y las motos comienza a somatizarse, desgraciadamente a paso de huevo, pero nadie parece

50

fijarse en las traseras asesinas de cualquier camión o camioneta que nos preceda, en la mayoría de los casos sin parachoques, o con estos a la altura de nuestros ojos, y siempre con la carrocería sobresaliendo sobre el chasis. En caso de alcance, nuestra cabeza será limpiamente amputada para desconsuelo del inútil señor airbag.

Claro, que para que a alguien se le ocurriese homologar la altura de los elementos de impacto de todos los vehículos rodantes haría falta cabeza, y me temo que los que mandan en el negociado son inmunes

a la devastadora cuchilla.
Todo apunta, a que éste molesto apéndice capital no figura entre su equipamiento de serie.

51

JUEVES 20 DE NOVIEMBRE DE 2008

La Burla Negra

“Como los icebergs, debajo de cada mueble flotante hay siete partes de serrines y barnices, y horas que no se ven, y si Dios hubiera querido que los barcos fueran de otra manera (o madera) habría hecho los árboles de fibra de vidrio ...” - Ramón Lastra

Añorado Gran Dragonier,
Parece que fue ayer, y hace ya casi dos años que soltaste amarras y te echaste al mar infinito, para no volver a pisar esta inhóspita tierra.
Aquellas lejanas tardes de dorado verano, también hoy evaporadas, nadie podía sospechar que el cangrejo maldito con el que tus dedos jugaban compulsivamente, te acabaría alcanzando para embarcarte precipitadamente, en la eterna singladura que todos tenemos pendiente.
Recordaba con mi hermano algunos lances de esas tardes estivales, y reíamos rememorando tus apariciones por el Vicaño, a lomos de tu vieja Road tresymedio a la que otorgaste el regalo de una tercera juventud, con fileteado blanco y stickers customizados por tus incansables manos de artista, y que estrenamos en la Armenteira con una hilarante “salida de pista”, sin mayores consecuencias que el susto de un viejo cruceiro. Nunca he olvidado, que en mi infancia fuiste uno de mis maestros en la vieja Escuela de Vela, ni tampoco las tardes que compartimos, manejando traviesas gotas sobre pliegos de algodón, con un Cutty entre las manos, y debatiendo las bondades de Windsor y de Newton mientras nuestra imaginación divagaba entre mares imposibles, surcados por los más bellos artefactos creados nunca por el hombre.

Una tarde, emboscados en el laberinto rocoso de nuestra privada costa, incluso asaltamos con tu complicidad aquel navío prestado, cargado con niñas monas que algún imprudente te había confiado, necesitando de toda tu pericia marinera para esquivar la lluvia de piñas que arrojamos desde nuestro bote, sorteando los bajíos. Recuerdo tus risas al comentar la jugada, que según tus


52

propias palabras, fue sin duda la más arriesgada acción de piratería que vieron las costas gallegas, desde los tiempos de nuestro admirado Benito Soto. Tu maravilloso y domestico museo marítimo de la Avenida de Orense, recién llegado de tu exilio madrileño. También tu ilusión contando tu doblada (al fin!) de Hornos, nuestro Cabo favorito.

Tuve la suerte de navegar en tu querido Stradivarius del mar, y hasta de portar tu gorra de Capitán de submarino alemán. Una tarde de marea alta hicimos una de tus exhibiciones favoritas consistente en acercarnos tanto al malecón de Combarro, que todos los comensales de la zona se desaforaron por advertirnos del peligro, mientras la regala de caoba del costado de estribor casi rozaba el viejo cantil, para virar repentinamente ante el asombro general de nuestros preocupados espectadores.

Aquel día disfrutamos como nunca del tradicional escocés, sintiendo en mi brazo el latido del Borresen más bonito que nunca surcó los mares, crujiendo bajo un noble noroeste entablado.
Quién sino tú, y tu fiel “Tannhauser”, previamente rescatado por ti, podrían haber salvado a aquella naufraga lanuda de una muerte segura a la altura de Campelo; rescatador y rescatada rezaba una de tus fotos favoritas.

Hace unos años, sombra de un mal presagio de futuro, te acercamos a Montecelo ante el cariz de tu tos persistente y sobornamos al médico, sin gran éxito, para apercibirte por tus excesos a los que jamás prestaste excesiva atención. Ahora sé, que a pesar de ello jamás descompusiste tu personal y extravagante perfil de dandy bretón, ya predestinado al sordo silencio de la eterna calma ecuatorial.

Pocos supieron valorar merecidamente tus obras y tus inmensos conocimientos navales, en un país tan prejuicioso y poco afecto a otra tradición que no sea la ideológica. Desde los tiempos de Rafael Monleón, nadie supo interpretar el mar y sus naves como tú, y como muchas veces comentamos, tu intensa y personal vida hubiése cambiado, si tu lugar de nacimiento hubiese estado en Cowes, Newport o Nantucket. Como Lord Jim, perseguiste tu fatal destino contra viento y marea, siempre a tu aire, siempre a tu ritmo, sin escuchar más consejos que el de los cantos inaudibles de tus célticas sirenas, y al son de tu pincel de fina marta cibelina.

Querido Moncho, el aciago día en que “La Burla Negra” vuelva a asomar sus cangrejas por la boca de la Ría, estaré dispuesto para embarcarme, sin más equipaje que el mar en la mirada, y con la seguridad de que a la rueda estarán tus firmes manos, de irrepetible artista marino.

Y de nuevo, volveremos al mar.

53

VIERNES 21 DE NOVIEMBRE DE 2008

Es sorprendente que a estas alturas, salvo en flagrantes casos de politología forense, aún puedan existir dementes que presten la mínima atención a las ideologías marxista, fascista, o nacionalista, en cualquiera de sus variantes. Por una simple cuestión de ética intelectual, coherencia cronológica, y respeto a la dignidad humana, deberían ser trasladadas definitivamente a la fosa común del cementerio de las doctrinas.

Un repaso a la intensa historia del siglo XX confirma el brillante éxito que obtuvieron en su aplicación práctica, y en el ratio de felicidad que proporcionaron a las mayorías que los padecieron (o padecen). Todo ello sin mencionar el vergonzoso rastro de los millones de huesos, que descarnados a fuego y sangre, han abonado profusamente y en su nombre, la faz de nuestro sufrido planeta. Claro, que olvidaba que la entrada en el nuevo siglo XXI, y nuestra torpe e ignorante condición humana, tampoco garantizan en ningún caso la desaparición de las siempre turbias y perversas prácticas sadomasoquistas. Parece ser que siempre existirán cretinos a los que les gusta dar y recibir azotes en el culo, fuera del privado lecho consentido.

Habrá que pensar en algo que les mantenga entretenidos.

LUNES 24 DE NOVIEMBRE DE 2008

Resultado imposible de los próximos Premios Nobel de 2009:

Premio Nobel de Física: Matthew Abram Groening

Premio Nobel de Química: Matthew Abram Groening

Premio Nobel de Fisiología y Medicina: Matthew Abram Groening

Premio Nobel de Literatura: Matthehw Abram Groening

Premio Nobel de la Paz: Matthehw Abram Groening Premio Nobel de Economía: Matthehw Abram Groening

54

MARTES 25 DE NOVIEMBRE DE 2008

Habanera del “Reypresco”: La voz taína

“Yo soy un hombre sincero, de donde crece la palma, y antes de morirme quiero, echar mis versos del alma” – José Martí

Corría el principio de la década de los años ochenta. No recuerdo como ocurrió, pero en la leal compañía de un viejo camarada de armas adolescentes, el destino nos encomendó una misión muy especial. Un vasto territorio inexplorado, cuajado de crestas blancas entre paredes de turquesas vírgenes, enroscadas al arrullo de la manigua, ofrecía la esplendorosa promesa de un baño perfecto. Difícil resistirse a tan extravagante ocurrencia, en los confusos albores de un proyecto de apertura, aún plagado de gélidos soviéticos. El caso es que, como dos vulgares violadores, acabamos descubriéndonos ante unos recelosos agentes fronterizos con nuestras armas cuidadosamente enfundadas. Tras una eterna, meticulosa y sorprendida inspección, a la que siguió un interrogatorio (aonde etá el motosito?), en el que tuvimos que esgrimir interminables argumentos, para explicar los fundamentos de algo completamente desconocido para ellos, finalmente obtuvimos el deseado visto bueno: -Pueden pasar con los baquitos, pero a su marcha, repórtense para confirmar que se los llevan de vuelta...-

Nuestro primer objetivo no pudo conseguirse al completo. La tradicional y tropical tormenta Tejerina de turno, rondaba sobre nuestras cabezas, devastando las tibias formas de nuestro deseo. No obstante aún pudimos disfrutar de algunas inolvidables sesiones, ante el asombro de los locales que se arremolinaban en las orillas para vernos evolucionar entre las incansables andanadas de jade oceánico, algo nunca visto desde hacía al menos tres décadas, y completamente olvidado en su maltratado imprinting colectivo, debido probablemente a una erróneamente interpretada, ascendencia imperialista del arte del Surf.

Nuestra estancia transcurrió sin más incidentes reseñables que el inevitable aumento de nuestras transaminasas, y alguna quemadura cutánea de futura


55

factura; pudimos visitar uno de los hogares tropicales del borrachuzo de Oak Park, por el que brindamos profusamente en la Bodeguita de Enmedio; sufrimos un aparatoso incendio en nuestro alojamiento capitalino, y hasta tuvimos un divertido y confuso lance con una madura mujerona de apariencia esquimal que, en extraño dialecto de la península de Kamkatcha y a la voz de delicatessen, nos ofrecía su pantorrilla voluptuosamente. El entuerto se deshizo tras enseñarnos, emboscada bajo la providencial cocotera, una lata de caviar Petrussian negro y otra de rojo, que coincidían con el color de sus zapatos y de su falda. Los recursos de la astucia, extraperlada!

He de confesar, que durante ese viaje caí rendido ante la belleza natural de la indiscutible Perla del Mar de los Caribes. Desde su enmohecido urbanismo colonial hasta el secreto de su selva pensil. Y por supuesto del trato exquisito de sus amables gentes, fauna, y flora. El impacto fue tal, que incluso pensé en solicitar un asilo espiritual, que habría terminado irremediablemente en el primer suicidio perpetrado por el síndrome de Stendhal.

Tuve la fortuna experimental de colarme en la celebración de un inenarrable y etílico Congreso del Partido Comunista Húngaro, que terminó a altas horas de la madrugada, con el obsequio de una medalla conmemorativa que aún conservo, entre cánticos melancólicos de una contradictoria ensoñación de comunismo tropical, vilmente espiado.

A pesar del control de movimientos de la época, traté con muchos cubanos, y asistí paciente, desapercibido y respetuoso, a la brutal ceremonia que el comandante ofició en la Plaza de la Revolución, en un último regalo de multitud sofocante, calor y moscas, ante los féretros de los últimos compañeros caídos en la inexistente intervención angoleña. Volví con tres tesoros: un muñón de caoba, una excelente edición del Método Stanivlaski, y un gran manual de boxeo; aparte de algún Cohíba de contrabando, y un pedazo de Caribe en la retina.

Que gran país esta Cuba. Es una verdadera lastima que el destino de este gran pueblo, nunca soberano, parezca verse reducido al de la esclavitud; primero ante un rey, luego ante un presidente, y últimamente ante un comandante.
Este pueblo íntegro y educado, ha pasado, de tener prohibida la salida de la plantación, a tener prohibida la salida de su propia isla, siempre en una eterna carambola cargada de grilletes, maquillados con la sonrisa de mil caras, del perverso principio rector.

En un previsible futuro, sería terrible, y no descartable dado el estigma que parece perseguirles, que en los próximos viajes interplanetarios, se les acabe también vetando la salida voluntaria del planeta.

Aún a pesar de esto, queridos hermanos cubanos, os tengo en tanta estima que no cejo en la esperanza de ver llegar el día en que deshagáis por vosotros mismos, este cruel desatino para siempre, y si fuese precisa ayuda externa, yo

56

desde aquí me permito ofrecerme de una forma franca y desinteresada para romper definitivamente esta despiadada cadena.
Sé de antemano, que en vuestro poso colectivo queda poco lugar para la confianza en la promesa humana, y no obstante, me quiero postular humildemente como nuevo Reypresco de Cuba. Una nueva y colosal figura, que compendie la refundación ideológica de lo mejor de cada uno de los únicos regimenes, que habéis tenido que soportar a lo largo de vuestra sufrida Historia. Poco tengo que ofreceros, salvo mi juvenil experiencia fundadora del Frente de Liberación de Albania y la torpe experiencia de un espíritu siempre inquieto.

Yo os prometo libertad, dignidad, e igualdad y justicia democrática, a cambio solo os pido escuchar de nuevo el susurro de la voz taína, mecido por el arrullo de la palma, y al raso de un cielo de cocuyos, en mi añorada Baracoa.

Compañero, Olas o Muerte, Venceremos ! MIÉRCOLES 26 DE NOVIEMBRE DE 2008

Pensamiento del bendito mono, prisionero, entubado, y monitorizado que experimenta la vacuna contra el SIDA:

.
"¿Será posible que todo esto me esté pasando porque uno de estos

humanos perturbados violó a mi bisabuelo?"

JUEVES 27 DE NOVIEMBRE DE 2008

"El orgasmo es la explosión poética de nuestro sistema nervioso central. La Poesía es la masturbación del alma"

-

Aforismo personal dedicado a Adriano del Valle

57

JUEVES 27 DE NOVIEMBRE DE 2008

Judasick Park

“Jamás se encontrará lo que no necesita ser buscado” - AP

Nunca olvidaré la suave sonrisa de aquella azafata sirviéndome un Chivas doble, momentos antes de aproximarnos a la cabecera de pista, mientras de reojo observaba por la ventanilla como se alejaba el vehículo especial, que me había depositado hacía instantes en la escalerilla de nuestro ibérico pájaro de acero. Todo un gesto, teniendo en cuenta que gracias a mí inoportuna existencia, demoraron mas de cuarenta minutos un despegue, que cerraría tras de sí el exiguo pasillo aéreo, flanqueado por nerviosos gorriones de la General Dynamics, que evolucionaban lanzando bengalas sin descanso sobre la asfaltada llanura de Ben Gurión.

El beatífico vaso dilatador recompuso de inmediato mi ánimo, alegrándome por disfrutar al fin, de un confortable asiento, en el último vuelo programado hasta la finalización del conflicto.
Corrían los previos a una convulsa Navidad de 1990, y la Coalición Internacional se preparaba, para lanzar la reconquista de un Kuwait en manos iraquíes.

Unos cuantos días antes, me debatía argumentando las razones de mi deportiva visita en tiempos de guerra, en un reservado del aeropuerto de Tel-Aviv, y ante unos paisanos con aspecto de haber sido entrenados en el castillo de Atlit, muy poco proclives a la chanza dado el cariz, que la situación de la zona iba tomando por momentos.

Una vez descartado el parecido entre un scud y mi tabla, inicié por carretera mi viaje hasta Netanya, donde conseguí un alojamiento conveniente en el área de Amphi Gan-Hamelech, a tiro de piedra de las ansiadas olas. Durante unos largo minutos, resistí la inánime y torva mirada de la máscara anti-gas, que a modo de cordial recibimiento reposaba mansamente sobre la cabecera de mi cama. Desde este neurálgico centro de operaciones, recorrí toda la costa, siempre en transporte público, desde Rafah hasta la reserva marina de Rosh Ha-Nikra en


58

las estribaciones del sur del Líbano. Las olas fueron magníficas, y por fortuna los iraquíes manejaban, todavía, una tecnología en el guiado de misiles, que hubiese despertado la ternura de mi abuelo, quedando los sobresaltos de los altavoces callejeros en simples falsas alarmas.

Aún pude disfrutar de la degustación de exquisitas especialidades marineras inéditas para el estándar conocido de las comidas kosher y taref, y realicé numerosas incursiones a las entrañas de los asentamientos de la zona, con bastante libertad, salvo la constante aparición de algún militar fuertemente armado, que casualmente siempre se sentaba a mi lado. Un día en la playa del Sheraton de Tel Aviv, incluso tuvieron la delicadeza de “encontrarme” con una hebrea-argentina que demostró un gran interés, quizá demasiado, por mi humilde persona y por mi cuaderno de apuntes de acuarela.

Salvo estos pequeños avatares, la visita me permitió conocer el fascinante campo de operaciones que, fraguado en la mente de algún británico estadista años atrás, compone un laboratorio sociológico de primera magnitud en un inédito fenómeno de identidades superpuestas.

Israel es un país condenado, como todos los demás, a un destino marcado por las humoradas de los que escriben la Historia. Su papel como bastión de Occidente, es sin duda alguna, duro e incómodo, y esto ha extinguido de sus pobladores cualquier vestigio de humor humano, algo comprensible y terrorífico, en un escenario edificado desde hace milenios sobre cimientos de sangre coagulada. Sus palestinos y antagónicos hermanos de sangre, comparten esta cruel condena.

Cuando eran “malos”, mantuve muchas y filosóficas conversaciones con un lúcido amigo libio, al respecto de una convivencia basada en la superposición de Estados coetáneos sobre un único ámbito geográfico, y mis desoladoras conclusiones al respecto de este conflicto fratricida, terminaron por reducirse como siempre, a una de mis imposibles propuestas: El Judasick Park.

El final de esta irracional lucha entre hermanos, es intelectualmente imposible mientras prevalezcan (que lo harán) sus respectivas posturas ideológicas. La herida es tan antigua, que sus células han llegado a olvidar el proceso de la coagulación, y por tanto es inútil una reconciliación basada únicamente en los valores universales de concordia y convivencia.

Descartada la tesis de la paloma, centrémonos en el rincón prosaico de toda alma humana:

Creemos un gran parque temático a escala 1/1 de la confrontación entre hermanos, y saquémosle partido cobrando entrada. Hoy en día la tecnología pirotécnica permite todo tipo de engaños. Mantengamos el conflicto como un gran espectáculo de sangre falsa, balas de látex, y morteros de fogueo. El gasto en caracterización será mínimo, y los actores no deberán esforzarse demasiado

59

en memorizar su papel. Salvo estrictas necesidades de guión, los niños no perderán escuela y hasta aún podrán protagonizar escenas con cinturones de petardos en sus inocentes cinturas.
Los reporteros, sin correr ningún peligro, podrán vender sus fotos a los turistas que posarán sonriendo con una Uzi de juguete, ante una masacre de mentira, y en la que se pueda elegir el bando.

Garantizo unos fabulosos ingresos para todos, que por fin harán desaparecer la miseria local; millones de nuevos visitantes, atraídos por la inmunda observación de la violencia ajena, disfrutarían anualmente de este grandioso complejo, sin más daños colaterales que los derivados de alguna indeseable insolación o de caprichosas manchas de hemoglobina en sus ropas.

Un éxito rotundo, que aseguro acabaría cada noche en una fraternal cena en común, para dividir los pingües ingresos de cada día.
¡Judasick Park, un gran cambio hacia la prosperidad!

Salam-Shalóm, por los siglos de los siglos. Amén. (como dijo el apátrida de Nazaret)

PS. Dedicado a Daniel Barenboim, Fathi Swedan, y a la desconsolada mirada del moshad, tras rajar mi tabla de surf, en una fría sala de aeropuerto, y al que ofrendo cariñosamente mi aforismo del subtitulo.

VIERNES 28 DE NOVIEMBRE DE 2008

Continúan las investigaciones, sobre el terreno, de la extraña máquina encontrada en un sustrato bituminoso de una aislada región de los Estados Unidos. Finalmente se ha podido interpretar la inscripción que figura en el artefacto, y que reza así: “Noticiador Cuántico H.J.F.”

En su interior ha parecido una hoja de papel no reciclado, en perfecto estado, con el enigmático texto que transcribimos a continuación:

“ESCANDALO EN LA ENTREGA DE LOS PREMIOS NOBEL 3012:

Se han retirado a David X. Cohen los Premios Nóbel correspondientes a las áreas de Física, Química, Fisiología y Medicina, Literatura, Paz, y Economía, que le habían sido entregados el pasado 10 de diciembre.
Simultáneamente se ha detenido a un individuo que responde a las iniciales de B.B.R., del que lo único que se ha podido averiguar es su relación con el doblado de vigas, como principal sospechoso de la alteración de los resultados.

60

Por decoro, no reproducimos las escatológicas frases vertidas por el sospechoso durante su detención.

El eminente profesor Hubert J. Farnsworth ha calificado los hechos como: “absolutamente intolerables, exigiendo un castigo ejemplar, y la vuelta inmediata a la tradición milenaria de otorgar premios y galardones, siempre a autores moribundos, compañeros ideológicos, o en pago de favores, y nunca en correspondencia a la calidad objetiva de las obras juzgadas”

Las investigaciones continúan, y todo apunta a que también pueden estar implicados P.J.F., y M.A.G. como cómplice, e inductor, respectivamente.”

Debido a las contradictorios resultados del análisis del Carbono 14, los arqueólogos y futurólogos no acaban de ponerse de acuerdo en el

origen del misterioso hallazgo.
Yo constato con divertida desolación, que en la mente humana, el futuro siempre se acaba convirtiendo en un pasado con fecha incierta.

61

MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2008

Sweet Pee: El amargo sabor de la derrota

“La sabiduría llega con las desilusiones” – George Santayana

-A veces hay momentos en los que no sé para quien trabajo-, me acordaba de la frase favorita de Dios, mientras apuraba un cigarrillo, sin saber que aún me esperaba una larga noche.
El típico y atareado lobby de lujoso hotel norteamericano comenzaba a invernar, mientras paladeaba el último trago de mi Chivas con ginger. Las estrictas leyes del Estado nos acechaban, y la prohibición de consumo público se había consagrado apenas unos minutos antes.

Aún mantenía una notable carga de adrenalina en mi cuerpo, y me inquietaba, con que las inquisitoriales miradas del malencarado ayudante del sheriff, me hicieran sopesar un violento desenlace para aquella noche calurosamente triste.

-Hey!, por fin te encuentro, el Potro quiere que subas, está intratable, anda, acompáñame a su habitación para hacerle entrar en razón-
En el cubículo de latón pulimentado, meditaba sobre la estrategia a seguir, a la vez que me apartaba para ceder el paso a un sonriente y acaudalado anciano que se retiraba a su habitación, una planta menos, con un fino bombón virginiano de dorada melena, abrazado a sus millones.

-Chaquetas !-, con ese recibimiento se me abalanzó un cuerpo amoratado y cubierto de vendajes, que exhibía una franca sonrisa de amargura, mezclada con olor a linimento, que impregnaba la penumbra halogenada de la lujosa suite: -Que cabrón, el negro, que cabrón, unos minutos más y le hubiese arrancado la cabeza, como a una gamba, lo has visto, lo has visto, como a una gamba...!-

La Corte se había disuelto minutos antes, y más sólo que nunca, deambulaba por la moqueta como un oso enjaulado, acompañado por sus únicos amigos,


62

mientras el médico le perseguía, repitiendo inútilmente: “-he is pissing (f...) blood, he must be resting, right now!-

Era Agosto de 1991 y unos cuantos minutos antes, el Norfolk Scope había visto a Pernell Whitaker, tirar por tierra las esperanzas de nuestro protagonista, en su esfuerzo por alzarse con el título mundial de los pesos ligeros. El guante albino de aquel negro cirujano, había ganado por puntos al aspirante tras once duros asaltos. A tenor del dramático resultado, el balance final parecía haberse dirimido a estacazos en lugar de a puntos. Aún tenía presente en la cabeza el bronco gemido de los golpes al hígado, mientras observaba absorto el combate, a escasos metros de Evander Holyfield. La síntesis de aquella derrota se resumía en una mano rota, una costilla fisurada, otra fracturada, y en un hígado merecedor de las mejores finas hierbas como aderezo:

-Chaquetas, tomate una copita y nos sacas de marcha, que tu conoces este país-, me decía mientras extraía de su maleta una botella de brandy Soberano. Su mejor amigo, decidido a ejercer su ascendencia sobre él, le espetó: Tío, el médico dice que lo mejor es que descanses..., mientras decía esto, nuestro púgil repartía generosamente el Soberano en cuatro vasos de tubo.

La noche prometía.

La mayor base naval del mundo languidecía amurada a nuestras espaldas, y volábamos a 1oo millas por hora en un Lincoln Town Car negro, gentileza de Don King, intentando encontrar el camino a Virginia Beach. Cualquier intento de disuasión resultó estéril. La perspectiva que ofrecía mi puesto de copiloto, se reducía a un tosco perfil magullado que trataba de hacerse, con una sola mano, con las riendas de aquellos doscientos setenta caballos, en una experiencia única por las autopistas del Old Dominion State, conformando una estampa digna de cualquier película firmada por los Cohen.

Tras perdernos en un par de ocasiones, nuestro magullado conductor decidió tomar una salida de la 264, para preguntar por los locales abiertos en la zona. Repetimos la maniobra en varias áreas de servicio, que encontramos sistemáticamente desiertas. Finalmente observamos movimiento en un pick up plateado, estacionado en la oscuridad frente a un taller mecánico. La maniobra de nuestro convulso conductor, acabó en un estrepitoso derrapaje a escasos metros del vehículo, de donde emergieron lívidos los cuerpos desnudos de una joven pareja, que con los brazos en alto y pidiendo clemencia, temblaban aterrorizados ante las preguntas incomprensibles de aquel personaje extraído de la toma de Breda, que con aspecto patibulario les gritaba:

-¡Oye, donde hay tías, m-u-j-e-r-e-s ! ¡Beber!, ¿dónde se puede beber?-

Por sus caras, se que las disculpas que intenté argumentarles posteriormente,

63

en mi labor de improvisado traductor, fueron del todo inútiles. Seguro que aún recuerdan la anécdota con estupefacción, dando gracias al cielo por salvar su pellejo tras aquel inocente, pero extravagante incidente amatorio.
Una vez convencido nuestro cicerone, sobre la escasa ayuda que la parejita nos podía proporcionar, nuestro Lincoln derrapaba de nuevo en búsqueda de algún local abierto en la tibia noche virginiana.

Tras recorrer un par de veces el desierto paseo marítimo de Atlantic Avenue, por fin paramos, y convencimos al derrotado boxeador sobre las bondades de una tranquila caminata, antes de regresar al hotel, en los albores de un nuevo día. Un paseo triste y cadencioso por la esplendorosa Bahía de Chesapeake, en el que tuve la suerte de escuchar, de primera mano, el mudo relato atemporal que deja tras de sí el sabor de la derrota. Desvelos de un muñeco roto, concentrados en un único instante de conversación, entre paradas dispersas para sembrar con charcos de amapola, el inmenso ring de tierra americana. Cruz de un doblón de gesta inacabada, llorado en sangre por antiguos conquistadores de otro tiempo.

A lo lejos, como en la habitación de los sueños, el eco de un saxo escapaba serpenteante, entre las risas de un lujoso penthouse, engalanado con el dulce aroma de gambas sin cabeza.
Provenía de la fiesta que se celebraba en honor a “Sweet Pee”.

Aquella memorable noche, el caprichoso destino había querido obsequiarle, con la otra cara de la siempre incierta moneda del azar.

Chaquetas, sí le llego a enganchar la cabeza....!- -

Dedicado a Policarpo Díaz, Jaime Ugarte, Javier Azpitarte, y a mi admirado George Edward Foreman, por su encomiable y desconocida labor en favor de la infancia.

MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2008

Puedo proclamar con satisfacción que, mientras los líderes mundiales aún andan perdiendo un tiempo precioso en la aplicación de inútiles paños calientes, para mitigar los avatares de la crisis financiera internacional, los razonalistas ya andan debatiendo cual

sería la mejor sede para el nuevo GSM (Global Stock Market).
Las alternativas para el emplazamiento físico del mercado global de valores han quedado finalmente restringidas a dos candidatas: Dubai o Hong Kong.

64

JUEVES 4 DE DICIEMBRE DE 2008

La condición pastueña de los españoles, ensoñados en la promesa semental de la dehesa, nos ha resignado a ser siempre conducidos, sin excesivas reflexiones, por un destino de intrincados desfiladeros. Únicamente cuando nos encontramos al borde del abismo, reaccionamos lanzando feroces derrotes a nuestro alrededor, con la furia salvaje del toro fronterizo. En este temible lance, solemos alcanzar a muchos de nuestra propia manada, y para nuestra desgracia, el pastor casi siempre sale indemne.

Nuestra secular desmemoria hace que siempre haya sido así.

SÁBADO 6 DE DICIEMBRE DE 2008

Paradigmática y literal pintada española, de los callejeros tiempos que vivimos:

“¡ MENOS LELLES Y MAS CULTURA !"

65

JUEVES 11 DE DICIEMBRE DE 2008

Tetris Razonal

“El fanatismo consiste en redoblar el esfuerzo cuando has olvidado el fin” – George Santayana

.

Escucho a una inteligente periodista de la agencia Gramma, disertar sobre su visión del futuro de Europa a corto plazo. Su visión, se acaba convirtiendo en un aserto sobre el intimo deseo de su idearium; una ansiada proyección, que convierte al viejo continente en un escenario de potenciales revueltas y conflictos armados.

No obstante, el punto de vista no deja de ser digno de consideración, y en el pueril pero a veces dramático juego del estadismo humano, es siempre interesante observar nuestro reflejo desde distintos ángulos del espejo.
Su predicción contiene, como digo, pautas catastróficas pero verosímiles, abonadas por un escenario de infelicidad contagiosa, envuelta por el frío manto de la crisis que se ha instalado en las antenas de comunicación, de todo el Continente.

Desde su doctrina de pensamiento único, es evidente que cualquier resquicio en la política de bloques, siempre será un triunfo objetivo en su encubierta ansía imperialista. Asuntos tan poco triviales como la presión migratoria, y el nivel de desempleo, son suficientes para considerar su tesis, basada en un futuro, si bien no dramático, sí al menos preocupante. En estos periodos de inestabilidad, es cierto que suelen confluir agentes que pueden actuar, como mecha propiciatoria para giros inesperados en el rumbo de cualquier sociedad organizada.

Y así, toda una retahíla de augurios, que se compendian en la fina estampa de una Europa débil, quebradiza, y desnortada, tras el difuminado permanente de la olvidada política de bloques, e incapaz de sacar partido a sus fortalezas. Así somos vistos por los que defienden la multilateralidad como único futuro


66

posible.

La meditación sobre las palabras anteriores, nos concluye en una serie de propuestas de reflexión razonalista, y por tanto de insólita implementación filosófica:
Es cierto que la política de bloques del pasado siglo XX, se encuentra un tanto desdibujada desde la caída del muro de Berlín, situación simultaneada con el reciente envite al retorno de la vieja lucha entre civilizaciones, caracterizada por el incansable pulso humano por detentar la teoría verdadera de los designios divinos. Este último extremo, convertido en incierta expectativa tras las elecciones imperiales (permítase el adjetivo por su asombrosa repercusión mediática), nos deja a merced de la reconsideración urgente del verdadero significado para Europa, del histórico derrumbe de la barrera euroasiática, aún no somatizado, y aún menos bien ponderado, por el imprinting colectivo de los que la conforman. Basten a modo de ejemplo las reservas y críticas de la Unión Europea, a los acercamientos financieros del gran vecino ruso, traducidas en perdida de posibilidades de futuro.

En este preciso momento, en el que por causa de la crisis, los gobiernos europeos tiemblan ante sus perspectivas de viabilidad respectiva, el miedo ha terminado por degenerar en un comportamiento, melancólico y egoísta, marcado por un fenómeno de multilateralidad interna, auto-provocada. Sería del todo lógico, y probablemente conveniente, que los europeos volcaran su mirada hacia el bosque de inmediato, materializando un golpe de timón, que propicie la urgente refundación de un sólido bloque geopolítico.

Este proceso, a realizar de facto y de iure sobre la actual base de unión económica, podría ser indispensable para mantener ciertas posibilidades ante los tiempos que algunos vaticinan. Y por supuesto, contando con Rusia como poderoso y conveniente socio, a todos los efectos.

Es todavía chocante el fenómeno sociológico, a pesar del escaso lapso de tiempo transcurrido, del olvido consentido que supuso la gesta de millones de rusos y norteamericanos, entregando su vida para desalojar al nazismo de la vetusta tierra europea. Por un curioso efecto, este olvido se ha tornado además en recelo ideológico desde cualquier polo, siempre dispuesto a denostar continuamente a nuestros esforzados libertadores. Puntualizo que hablamos de hombres, y no se sistemas.

La inercia de nuestra raíz feudal es demasiado fuerte, y esto revela además, que nuestro engranaje no tiene excesivas ganas reales de exportar su doctrina, en un preocupante ejercicio demostrativo de falta de fe en el proyecto europeo, que los políticos responsables han hecho patente a sus gobernados.

Si no se remedia, volveremos automáticamente a tiempos pasados, en un precioso desperdicio temporal. Un nuevo e inútil bucle del destino pendular, alejado de la valiosa enseñanza newtoniana, enunciativa de la fortaleza

67

obtenida mediante la unión de fuerzas.

Para Castro, aconsejarle de comandante a comandante, que en su última voluntad incluya como única cláusula, la abolición de sus fuerzas armadas, civiles y militares, promulgando la destrucción inmediata de cualquier arma de fuego, en la Isla y sus Cayos adyacentes. Solo con este gesto, podría quizá justificar ante la historia su proclamada y dudosa coherencia, en la búsqueda de la libertad para el bravo y sufrido pueblo cubano. Gallego, hay que dar ejemplo hasta de lo que no se es.

Las opciones de futuro, parecen reducirse en esencia, a intentar destruirnos en pequeñas parcelas, o en grandes bloques. La primera es más divertida, y la segunda más arriesgada, pero compatible con una refundación rápida del fracasado y original proyecto de las Naciones Unidas.

Aparte de sus virtudes, ambas comparten el mismo defecto: una garantizada crueldad en algún momento de su ejecución.

Siempre será más fácil unir a dos que a diecisiete; mientras no te caigan muchas

zetas.
Así funciona el recuerdo humano, tras una trepidante y permanente partida razonalista, bajo un previsible chaparrón de bloques.

PRIMERAS JORNADAS RAZONALISTAS – NATIVIDAD 2008 (Todo vuelve a su curso natural)

MARTES 16 DE DICIEMBRE DE 2008

"Hay algunos que todavía aseveran que todos los seres humanos son iguales al nacer. Esto justificaría plenamente las confusiones que se producen en la maternidad."


68

MIÉRCOLES 21 DE ENERO DE 2009

El simple hecho de existir implica, que todos y cada uno de nosotros seamos el triunfo de una línea reproductiva que se remonta a siete millones de años. Considerando una generación media estimada en veinte años, esto implicaría, que hasta la aparición de los primeros homínidos en el planeta, contamos con trescientos cincuenta mil antepasados masculinos y otros trescientos cincuenta mil femeninos. Un total de setecientos mil padres y madres aproximadamente (sin contar la anterior etapa mamífero- hermafrodita).

Por pura combinatoria, cualquiera de todos estos antepasados ha

sido alguna vez más rico que los demás en su generación.
El análisis razonalista de este árbol sociológico arroja, entre muchas otras, una desoladora consecuencia para los defensores de la lucha perpetua entre clases: Todos hemos sido ricos alguna vez.

69

JUEVES 22 DE ENERO DE 2009

Curiosity Kills the Crab


“We will restore science to its rightful place, and wield technology’s wonders to raise health care’s quality and lower its cost...-. -And we will transform our schools and colleges and universities to meet the demands of a new age-
-For the world has changed, and we must change with it.-

-The instruments with which we meet them may be new. But those values upon which our success depends — hard work and honesty, courage and fair play, tolerance and curiosity, loyalty and patriotism — these things are old. These things are true.-“

Barack H. Obama

Repasando algunas frases pronunciadas por nuestro nuevo emperador en su discurso inaugural, descubro la palabra “Curiosity” incluida entre la relación de valores que incluye su mensaje, convergente en este punto y de forma sorprendente con la doctrina razonalista, y me viene a la cabeza nuestra interpretación y tratamiento patrio, al respecto de un valor tan denostado sistemáticamente por nuestro sistema sociológico y educativo, a lo largo de nuestra Historia.

Un ejemplo cercano y actual de esta personal interpretación hispana, referida a la siempre imperdonable curiosidad, es el caso del científico español doctor en Física, D.Antonio Brú, y a su innovadora aproximación al “mal” por antonomasia de nuestro tiempo.

Es indiscutible, que desde una perspectiva de sociología hipocrática, las enfermedades denominadas como cáncer, marcarán toda una época en la historia de la civilización, al modo que lo hicieran en otros tiempos la peste bubónica o la tuberculosis.

Esta lamentable patología, que constituye un inmenso reto desde hace cientos de años para la ciencia médica, encierra una curiosa paradoja en su mecanismo de actuación: La transformación celular producida a partir del intento de nuestras células por evitar su muerte. Este proceso denominado apoptosis


70

celular, y que al parecer mantiene en su secuencia un determinante componente genético que marca los tempos del suicidio celular, deja de producirse en un determinado momento por múltiples causas, transformando las células afectadas en células cancerosas.

Desde un punto de vista estrictamente biológico, nuestras células rebeldes intentan sobrevivir a su ciclo natural evitando su suicidio, lo que acaba produciendo si no se remedia previamente, la afectación y muerte del resto de células, impidiendo al final del ciclo toda posibilidad de vida. En un contexto metafísico, un intento de inmortalidad abocado a una muerte inevitable. Es curioso que por evitar un suicidio se desencadene otro a mayor escala.

Nadie en su sano juicio podrá negar, que el tratamiento de la enfermedad al parecer aún se encuentra en una fase relativamente primitiva, dado el desigual resultado obtenido en la aplicación de las terapias empleadas hasta el momento; y algunas, de entre las múltiples causas de esta situación, sin duda tienen que ver con el abordaje estrictamente ortodoxo que en ocasiones los investigadores han de seguir, mediatizados por las directrices de sus patrocinadores, y por qué no decirlo, por su ortodoxia formativa y procesal, tan alejada siempre de los grandes descubrimientos de la civilización. La realidad actual es que, al margen de los incipientes tratamientos genéticos experimentales, la única solución convincente aplicada consiste en la extirpación, cuando es posible, del tumor, y en el genocidio indiscriminado de las células rebeldes, bien por envenenamiento químico o radioactivo.

Para algunos puede resultar sorprendente que seamos capaces de posar una sonda en Marte, y que sin embargo seamos incapaces de dominar completamente los procesos biológicos que se producen en nuestro organismo. Buscando nuevas perspectivas para el abordaje de esta lacra, el propio Razonalismo mantiene una teoría alternativa, basada en la física de partículas y en la alteración electromagnética de las mismas como causa final de lo que denominamos cáncer. Con esta tesis, se resumiría que los actuales estudios sobre los procesos biológicos implicados, no representarían más que la observación de las consecuencias y no la de las causas de la alteración celular, imbricadas en un nivel inferior, y contenido en la escala dimensional atómica. El propio stablishment médico y farmacéutico, parece reacio a reconocer la superación de la biología celular tradicional y la imposición de una nueva disciplina que podríamos denominar biología atómica, y por ello quemará en la hoguera a cualquiera que diga lo contrario, y que pudiese alterar su línea de trabajo preestablecida.

Es por todo ello doblemente interesante, que este genuino e incomodo personaje español, haya tenido la osadía de buscar nuevos y originales ángulos en la búsqueda de soluciones a tan grave problema, en un sector tan hermético y

71

rodeado de intereses tan espurios.
Utilizando patrones matemáticos, este investigador en la Universidad Complutense de Madrid y su equipo, han conseguido explicar el crecimiento tumoral.. Sus investigaciones establecen que el cáncer puede curarse mediante la estimulación adecuada del sistema inmune. En 1998 este científico determinó el primer modelo dinámico, experimentalmente demostrado, para explicar el crecimiento tumoral, basado en patrones matemáticos (fractales). Como consecuencia de dicha teoría, para el equipo de Antonio Brú, un tipo de leucocitos -los neutrófilos-, son capaces de curar el cáncer. Según parece, lo constataron en experimentación animal, y con dos casos humanos y, tras el éxito aparente, sólo han encontrado puertas cerradas, a pesar de las expectativas creadas a partir de las publicaciones realizadas en las más prestigiosas revistas de Ciencia Médica. Desde entonces su calvario se resume en la denuncia del boicot que están sufriendo en todos los niveles, y especialmente en el financiero, impidiendo la continuación de su labor de investigación.

Llegados a este punto, leo con atención la segunda acepción del RAE de la palabra “Curiosidad” y comienzo a explicarme muchas cosas: “Deseo de saber lo que no nos concierne”
Quiero suponer que esta segunda acepción se encuentra tan arraigada en nuestro imprinting sociológico y rector, que durante muchos años continuaremos caminando sobre los cadáveres de tantos herejes ajusticiados, en aras a preservar lo políticamente correcto frente a la perversa y malsana curiosidad española.

Como tantos españoles geniales, el destino de Antonio Brú parece verse constreñido a la diatriba que supone la aceptación de su auto-apoptosis personal (impuesta por nuestras células rectoras), o, y este sería lamentablemente el mejor consejo, a buscar el abrigo del cálido manto de nuestro nuevo emperador, en aras a conseguir el patrocinio necesario para continuar su poco ortodoxa línea de investigación.

¡Sí Miguel Servet levantase la cabeza!

VIERNES 23 DE ENERO DE 2009

Sí tuviésemos que concentrar, metafóricamente, la esencia sociológica de la última década de prosperidad del mundo occidental, no encuentro mejor ejemplo que el éxito de los parachoques pintados en el color de la carrocería, generalizado a todos los vehículos utilitarios. Todo un ejercicio de anti-razón, desapercibido en nuestra sorprendente cotidianeidad.

72

MARTES 27 DE ENERO DE 2009

España como encrucijada Razonalista

“En presentes indeterminados, el futuro siempre escapa cada vez que nos enfrentamos por un pasado determinado” AP

No es infrecuente en estos tiempos, escuchar algunas voces interesadas desde ámbitos políticos de nuestro propio país, predicando algo tan asombroso como la tesis de la inexistencia de España. Es probable, que para cualquier lector medianamente instruido, esta aseveración pueda resultar poco menos que hilarante, considerando que durante un largo periodo de la Historia fuimos la nación más rica y poderosa del planeta, conformando un Imperio, que historiadores tan brillantes y poco sospechosos como Toynbee, definen como un fenómeno sin parangón en la Historia Moderna de las civilizaciones.

Sin siquiera considerar extremos culturales, religiosos, o lingüísticos, esta posición históricamente incuestionable, facilitó la lógica aparición de todo tipo de adversarios y oponentes, que como en todos los procesos imperiales de la Humanidad, forjaron (y forjarán) una corriente anti-imperial que en nuestro caso, y entre otros muchos efectos, germinó por ejemplo en la famosa Leyenda Negra. Un atento estudio de la Historia, descubre que las secuelas sociológicas de esta beligerancia nunca son estériles, permaneciendo activas durante largos periodos de tiempo en el imprinting colectivo de dominados y dominadores, y también somatizadas por estos últimos al experimentar los crueles momentos del ensañamiento inherente al desmoronamiento de cualquier sistema de vida, impuesto desde una posición de predominio.

El sentimiento de culpa español sobre nuestro pasado, que parte sin duda de esta característica, se ha mantenido (y se mantiene) vivo a lo largo del tiempo, en forma inversa pero proporcional a la significación de nuestro propio papel en la Historia, sumado al juicio valorativo del pasado, reavivado últimamente por una nueva y pueril tendencia revisionista del análisis de hechos y


73

acontecimientos, fuera de su contexto histórico. En este y cualquier otro ejemplo de valoración historicista, es sencillamente absurdo y estéril valorar los hechos del pasado bajo una perspectiva actual, salvo como frívolo y poco novedoso ejercicio demostrativo de las doctrinas de Hobbes.

En cualquier caso, el punto de vista razonalista no se detiene como digo, en el enjuiciamiento valorativo de la Historia; es obvio que este apartado se encuentra cubierto perfectamente desde otro ámbitos académicos consagrados a ello. Desde la perspectiva razonalista, agazapada en la atalaya del siglo XXI, el juicio convencional de la historia no tiene más importancia, que el dimanado del aprendizaje sociológico de los pueblos, que se pueda extraer para no reincidir en errores del pasado, y para alentar los puntos positivos de éste, que propicien la construcción de un futuro mejor. En este punto, la experiencia española, con todos sus errores y aciertos, resulta insuperable dada la riqueza y complejidad de un pasado patrimonial que convierte a nuestros conciudadanos en portadores de excepción, del vasto conocimiento extrapolable de un sinfín de lances y avatares, experimentados en nuestra convulsa interacción con la Historia de la civilización. Es también evidente que esta conciencia sólo podrá adquirirse de forma practica, mediante el cuidado de la enseñanza, y de la expansión y mejora del conocimiento en nuestro país, algo por otro lado desperdiciado hasta ahora en todo su potencial, por los mediocres políticos que han regido y rigen nuestra corta andadura democrática. Pero aún a pesar de ello, la herencia patrimonial es tan sólida que se seguirá manteniendo incólume a lo largo de los siglos, a pesar de la circunstancial y efímera actuación de estos próceres. Nuestro pasado reciente es la mejor prueba de ello.

En estos tiempos de desaliento y desanimo, se ha instalada una idea apocalíptica siempre consustancial (y también errónea) a los periodos de crisis, consistente en denostar sistemáticamente la verdadera importancia filosófica que representa España, acrecentada por ciertas espurias opiniones políticas, que desconocen un extremo tan evidente, como el que cualquier ser sometido a la observación del universo, es a la vez tanto lo que él percibe de sí mismo, como lo que es percibido por los demás. Este compendio, en el que no voy a parar a medir porcentajes, es fundamental para comprender nuestra verdadera esencia existencial.

En una aplicación práctica y evidente de este argumento, resultaría muy sencillo constatar el valor abstracto de nuestra existencia, a partir de la noción que nuestros vecinos mundiales tienen de nosotros. De entre todos, el conjunto de naciones hispanoamericanas es obviamente, la mejor referencia para demostrar esta tesis. Desde luego ellos saben perfectamente quienes somos, y el término Madre Patria es lo suficientemente explicativo como para no abundar en el asunto. Sea cual fuere su opinión afectiva o ideológica, sobre lo que no existe duda, es sobre la existencia de la misma, bendecida con sus heterogéneas

74

valoraciones. Sería por tanto muy cruel despojar a más de seiscientos millones de personas de esta referencia vital. El espectro se podría ampliar a ámbitos geográficos que nos llevarían a los polos mas lejanos del planeta, acordes a las dimensiones de un Imperio, en el que como bien es sabido, nunca se ponía el sol. Esta realidad, mal que le pese a algunos, es tan sólida por sí misma que cualquier intento por alterarla se demuestra completamente inútil.

Muchos argüirán que España existió desde hace seiscientos años, otros se remontarán a Hispania como provincia romana, otros al momento en que España tiene Ministro de Igualdad y Defensor del Pueblo. En realidad, esto es lo de menos.

El razonalismo acepta ambas tesis, la de nuestra existencia desde el principio de los tiempos, y la de aquella restringida al inmenso mínimo que supondría su existencia como mera representación. Nuestra existencia es por tanto indiscutible.

La interpretación razonalista de esta existencia se rescata de ambas partes, realidad y representación. Ninguna de las dos debe condicionar el futuro proyecto de pensamiento nacional. Es más, ambos planteamientos deben ser aprovechados para reformular nuestro futuro como Nación de referencia en el panorama del pensamiento global.

Un pueblo heterogéneo, como consecuencia de nuestra magnífica posición geoestratégica, generada en el pasado a partir de nuestra propia acción expansiva, y que aglutina una experiencia formidable.
Nadie con un mínimo de conocimientos podría negar que España está conformada por un millón de sangres, y esto por encima de cualquier otra consideración, es una auténtica bendición para la doctrina razonalista. Es precisamente esta variedad la que ha permitido, que al margen de los pésimos dirigentes que casi siempre hemos padecido, las individualidades hayan conseguido eclipsar la falta de buen gobierno. Actualmente muchas voces claman el desastroso rectorado de nuestro destino común. Menuda novedad. Esto se ha repetido sistemáticamente, y a pesar de ello aquí seguimos, y me atrevo a asegurar que seguiremos hacia delante, a pesar de esta consustancial característica que nos persigue incesante.

La razonalización de España se debe formular únicamente a partir de la conjunción ideológica de lo que nos gustaría ser, y de lo que sería más conveniente para nuestro futuro. En definitiva una aplicación práctica de las leyes universales de la mecánica, extrapoladas a nuestra frondosa y a veces dura existencia vital, llegada incluso al extremo de nuestra propia fagocitación. España existirá siempre, pese a quien pese, simplemente porque el bagaje de su aportación filosófica al destino del mundo puede constituir una ayuda

indispensable para su propio destino.
A pesar de vivir en tiempos de indeterminación permanente, que nadie porfíe sobre la proverbial y famosa determinación española. El que lo haga errará una

75

vez más en su pronostico. El respeto a la a Historia de Todos los Españoles avala esta encrucijada razonal.

MIÉRCOLES 28 DE ENERO DE 2009

“Los insignes políticos españoles del momento deberían, aprovechando la mejora de conocimientos económicos de sus conciudadanos, fomentar, impulsar, liderar, y en definitiva pro- piciar, con carácter de urgencia, la creación de la Unión Económica Iberoamericana (U.E.I.). Amigos Iberoamericanos, tenemos experiencia sobrada en la materia, dado nuestro liderato indiscutible en la administración y creación de infraestructuras administrativas descomunales e inútiles, y todo ello sin contar que nuestros líderes mantienen la misma talla intelectual que los de ustedes. Una fenomenal combinación. La impronta que hemos dejado a nuestro paso por la Comunidad Económica Europea*, y los ecos por expulsarnos de la misma, avalan el argumento.

Y nuestro/vuestro Rey volvería a tener Vi-Reyes”

*Hemos desplumado a los Europeos mediante los fondos de Cohesión, por un monto infinitamente menor (aunque considerable), al que nos deben tras su saqueo a nuestro tesoro americano, asiático, africano, oceánico y hasta europeo. ¡Eslavos, a trabajar!

76

VIERNES 30 DE ENERO DE 2009

Un Golfo en Tehuantepec


“Todo lo que incomoda al poder y a las buenas conciencias, eso es Marcos” - Rafael Guillén

Me cuestionaba mi proverbial habilidad para caer siempre cerca de las resacas de Dios, mientras obediente me abrochaba el cinturón de seguridad. Tras una interesante y siempre recomendable escala táctica en Oaxaca de Juárez, nuestra pequeña aeronave se encaminaba vacilante a la cabecera de pista, bajo un cielo que presagiaba un vuelo similar a su tono zaino y azabache, resignada al destino del heliotropo bajo la ventisca. La aeromoza repartía apresuradamente paquetes de seis latas de cerveza Tecate entre cada uno de los cuatro compañeros de viaje que invadíamos el estrecho fuselaje. Sabía que cualquier intento por obtener unas gotas de mi viejo Chivas era del todo inútil, por lo que tuve que aceptar sin rechistar aquella impuesta y singular ración de lúpulo de la que algunos se apresuraban a dar cuenta. Tras unos apasionantes minutos que hubiesen hecho las delicias de cualquier aspirante a cosmonauta, nuestro habilidoso comandante americano, tocado sin duda por la dama de Loreto, posó aquella garrapata volante con innegable destreza en una pista encharcada que escurría un viento cruzado de muchos nudos.

Era el año de Hugo, y nuestro destino un nombre tan evocador como Puerto Escondido.

El panorama que ofrecía el nuevo paisaje de aquel atardecer regado con la bilis vomitada por el famoso huracán, se podría definir simplemente como desolador. Pese a todo, la pequeña terminal semi-inundada acabó devolviéndome con mexicana cortesía todos mis enseres, bajo un pegajoso y sofocante calor, y sin más daño que algún ligero toque en mi acolchado tri-fin. Contento a pesar de estas circunstancias, y bajo el intenso sonido de los


77

generadores eléctricos de emergencia, resolví encontrar un alojamiento conveniente, encomendándome a las insistentes sugerencias de un diligente conductor, que prometía depositarme en el mejor establecimiento de todo Puerto Escondido.

Pocos minutos después llegábamos a un pequeño e inolvidable edificio de adobe, presidido por un cartel rotulado toscamente, en el que se leía “Hotel Arco Iris”, bajo una intensa lluvia torrencial, que dificultaba el embarrado avance de nuestra destartalada camioneta.

La oscuridad de la noche comenzaba a sumarse a la climatológica bajo el estruendoso fragor de un mar confundido con el feroz estruendo de rayos y centellas, que desmentía incesantemente su pacífico nombre.
Aquel intento de hotel, recién inaugurado en aquellos tiempos, y del que posteriormente disfrutaría por su inmejorable situación en plena playa de la Zicatela, era a pesar de las apariencias, el mejor aposento posible como posteriormente constataría, y en cualquier caso, el panorama del exterior no invitaba a buscar ninguna alternativa mejor.

Me debatía en estos pensamientos tumbado en mi catre, mientras observaba con preocupación las aspas metálicas del gigantesco ventilador que oscilaba inestablemente sobre mi cabeza recordándome el invento del Dr. Guillotin. Las decenas de pequeños insectos negros y crujientes que deambulaban por el suelo de mi estancia y la ausencia de mosquiteras dando paso franco a mosquitos que harían feliz a Patarroyo, no fueron obstáculo para conciliar el sueño, arrullado por los cansinos silbidos de una pareja de salamandras, emboscadas en la cadena trófica que constituía mi habitación.

A la mañana siguiente, pude contemplar de nuevo el siempre magnífico espectáculo del Océano Pacífico más tropical, amaneciendo con fuerza sobre una de las ensenadas más bonitas de México, casi virgen para los turistas en aquellos días. Las siguientes jornadas transcurrieron sin excesivos sobresaltos salvo los derivados del descubrimiento del sapo del tamaño de un gazapo, con el que conviví dentro del cuarto de baño de la habitación hasta el final de mi estancia, disfrutando de algunas sesiones de olas inolvidables una vez que las secuelas de Hugo fueron disipándose, reduciendo y ordenando los infinitos tubos de más de cuatro metros, que formaban cremalleras perfectas en el horizonte.

La última etapa de aquel viaje se completó a la perfección. En aquellos tiempos de azar programado, coincidí en la inmensa playa desierta con una reportera del Paris Match, que al igual que yo, mantenía una necesaria curiosidad por los acontecimientos sociopolíticos que comenzaban a fraguarse en el vecino estado sureño de Chiapas. Este encuentro propició un interesantísimo viaje por etapas hasta la frontera Guatemalteca, en el que visitamos Puerto Ángel, Salina Cruz, y

78

el entorno de Puerto Madero.
Un bello e insalubre recorrido por uno de los rincones olvidados de los Estados Unidos Mexicanos, en el que de forma casi premonitoria, mis interlocutores se sorprendían por mi dominio del idioma español.

Unos años más tarde, pude ver en la prensa el familiar rostro de un personaje embozado, al que se le atribuye la ocurrente frase “disculpen las molestias, pero esto es una revolución”, y me vinieron a la memoria los fantásticos días que el misterio mexicano siempre me ha querido regalar, aderezado con el recuerdo imborrable de un Pipeline en español, alimentado por ojototes, tacos variados, proscritos huevos de tortuga, y profusamente regado con el elixir dorado del viejo Jimador.

79

MARTES 3 DE FEBRERO DE 2009

RAZONALISMO Y EXISTENCIA: Principio y enunciado de la Ecuación Universal

(Primera parte)

Preámbulo enunciativo relativo a las interpretaciones filosóficas anteriores al Razonalismo:

Repasando la historia de la Filosofía, es sorprendente advertir el grado de sofisticación alcanzada por los filósofos griegos en todo lo concerniente a la existencia y a la conformación del Universo. El valor de sus clarividentes postulados es doblemente asombroso, si consideramos el exiguo estado de la técnica en aquellos tiempos. Sus aportaciones en el campo de la determinación de la materia que nos conforma constituyen la base del pensamiento occidental, y por tanto son una referencia ineludible para el pensamiento razonalista. Es por ello conveniente mencionar aunque sea brevemente, a algunos de los personajes más representativos de esta corriente de pensamiento, compuesta por los verdaderos pioneros del pensamiento en el ámbito de la Cosmología.

La primera fuente de conocimiento al respecto se remonta a la Filosofía Preática (600-450 AC) y a los antiguos físicos, también conocidos como filósofos de la naturaleza, que buscan el origen de la Materia, esperando encontrarla en elementos materiales. Anaximandro De Mileto, muestra en su búsqueda de la materia prima, una intuición, relativa a que las cosas de este mundo no pueden explicarse por la materia existente. Mencionó lo indefinido (apeirón) sometido a cuatro características: Cuantitativamente infinito, temporalmente indefinido, cualitativamente indeterminado y religiosamente divino. Creador de la idea del Cosmos, desarrolló su Teoría del Origen del Mundo a partir del movimiento que separó los dos contrarios del calor y el frío, dando lugar a lo sólido y a lo líquido, a partir de lo cual desarrolla su curiosa Teoría de los Cilindros. Anaxímenes de Mileto abundó en esta teoría dándole a la materia indefinida, el aire como elemento sustentador de la misma. Todo surge del aire por rarefacción y condensación. Heráclito de Efeso (el oscuro sokeitós) basó sus teoría en la


80

transitoriedad y en la creación a partir del fuego, siendo además el primero en hablar de Año Cósmico. Su explicación del ser como un hacerse y deshacerse resucitó más tarde con Hegel. Los pitagóricos preocupados por la astronomía no aportan grandes novedades, excepto por su observación de la Ciencia como referencia incuestionable, hasta la aparición de los Eleatas, con su concepto del ser inmutable, convirtiéndose en la primera fortaleza de la metafísica.

Debieron transcurrir muchos siglos hasta que la Filosofía, en su constante evolución, volvió de nuevo su mirada a la conformación básica del Universo, apoyándose en los avances científicos y técnicos. En ese largo camino encontramos periodos del pensamiento enfocados más al comportamiento humano, dejando las cuestiones existenciales y cosmológicas al albur de la influencia y mediatización de las doctrinas religiosas, que como es evidente se encuentran aparentemente muy alejadas del camino de la Ciencia.

En la actualidad, el avance del conocimiento permite volver a retomar el asunto desde nuevas perspectivas que harían las delicias de los intuitivos filósofos Preáticos, siendo Einstein el máximo exponente contemporáneo del nuevo abordaje al conocimiento de la naturaleza que nos envuelve y conforma.

Los últimos estudios en Astronomía y Cosmología, comienzan a poner en entredicho la famosa teoría del Big Bang enunciada por el científico George Gamow. La teoría se desarrolló en base a los trabajos de Friedman y Lemaître, demostrando a partir de la Teoría General de la Relatividad, que el Universo se encuentra en movimiento constante. Las comprobaciones de Hubble fueron determinantes para constatar el movimiento de deriva de las nebulosas, y en definitiva de la expansión aparente de las mismas. Es curioso e importante constatar, que el propio Einstein corrigiese a posteriori los postulados originales derivados de su Relatividad General, introduciendo un elemento denominado Constante Cosmológica, que con carácter de fuerza gravitatoria repulsiva, contrarrestaba el movimiento expansivo, y todo ello con el único fin de aportar un elemento de estabilidad universal, contradictorio con su enunciado original. Uno de los más famosos defensores de la Teoría del Big Bang ha sido el científico Steve Hawkins, que ha conseguido avanzar significativamente en el desarrollo de la misma. La teoría si bien original, adolecía de grandes fallos conceptuales convirtiéndola en un poco pueril, y en cualquier caso, ha supuesto una interesante perspectiva para alumbrar nuevos caminos de interpretación en la mecánica astronómica, y en la investigación de la física de partículas. El CERN es una buena prueba de ello, y su éxito nos devendrá nuevos descubrimientos interesantes, especialmente en el campo de la Física Cuántica y de la Medicina. No lo serán tanto para aquellos que fraguan sus esperanzas, en demostrar la famosa teoría del huevo explosivo.

En el rabioso presente, el debate se centra en la Teoría de las Branas desarrollada por varios profesores de la Universidad americana de Princeton, constituyendo otra interesante reflexión sobre nuestra telaraña, y que aporta

81

como valor apreciable e innovador (salvo para las religiones orientales), la nueva noción de Universo cíclico, que se contrae y expande alternativamente, destruyéndose y reconstruyéndose sucesivamente.
Una vez repasado el panorama actual, pasamos a enunciar los postulados razonalistas al respecto:

Teoría del Universo Ebulliscente

En primer lugar señalar que a efectos humanos, nuestra capacidad limitada para comprender las dimensiones del Cosmos hacen que a todos los efectos, éste deba ser considerado como infinito e inabarcable, y carente de forma. Cualquier otra consideración al respecto, en nuestro estado actual de la Técnica, puede resultar tan atractiva como atrevida, y desde un punto de vista filosófico los límites del Universo no serían más que relativos, ya que todo lo que existiese a partir de los mismos también debería considerarse como parte del Universo. Estimar por tanto su movimiento relativo, tamaño, trayectoria, o aspecto es simplemente un ejercicio todavía inalcanzable para el conocimiento humano, e inútil desde una determinación filosófica. Es evidente por tanto, que todas las conclusiones al respecto, son casi con seguridad absolutamente irrelevantes, salvo para la obtención de unos parámetros vectoriales que preemitiesen hoy por hoy, establecer waypoints en hipotéticos viajes estelares en nuestro entorno limítrofe, en un radio de 100 millones de años luz.

El Razonalismo descarta por tanto cualquier especulación encaminada a determinar formas o dimensiones, que dejaremos para futuras generaciones, para centrarse en el, todavía enigmático, aspecto relativo a la conformación y composición de la materia que constituye lo que denominamos Universo.

Sobre su composición, sin duda se avanzará en un tiempo relativamente escaso. La conclusión razonalista generada a partir de patrones cuánticos, con respecto hasta a lo ahora conocido, nos establecería una primera conclusión preliminar, que apunta a que todos los elementos que lo conforman se componen de una misma partícula básica.

Esta partícula a la que bautizaremos “Razón” como homenaje a nuestra doctrina, se halla en la composición básica de todo lo que nos rodea, y su esencia material se encuentra a un nivel infinitamente inferior a nuestra actual capacidad de descomposición atómica. La naturaleza de la misma es hoy por hoy un misterio, y sin embargo sí sabemos que se caracteriza por su versátil capacidad de asociación, tan versátil, como para conformar estructuras tan variadas como la propia Naturaleza. Esta partícula elemental posee dos características complejas, por un lado es indestructible, y por otro inerte. Especular con la cantidad existente de las mismas es también inútil, desde el

82

momento en que queda un vacío de conocimientos entre el escalón formado desde el nivel de su verdadera dimensión y el del actual conocimiento de partículas subatómicas.
El Universo se encuentra por tanto compuesto en esencia, por un magma cósmico constituido por infinitud de elementos denominados “Razones”, de semejante composición.

Como hemos apuntado antes, la capacidad de asociación de los “razones” se muestra evidente en la naturaleza, evitando el estado de homogeneidad estática que supondría la falta de interacción entre los mismos.
Teniendo en cuenta el postulado del carácter inerte de los “razones”, es presumible que la citada interacción entre los mismos únicamente se pueda producir a partir de una fuera externa. Esta fuerza compleja, denominada Factor Perpetuo, es el otro elemento fundamental para explicar las diferentes asociaciones, que conforman cualquier estado tanto de la materia, como de la denominada erróneamente anti-materia, y como desarrollaremos más adelante, se compone de dos elementos diferenciados.

La influencia del Factor Perpetuo es por tanto consustancial al propio Universo. El mismo, es el responsable de una aparentemente ilimitada transformación de la materia básica, hasta adoptar todas las formas combinatorias posibles en la naturaleza perceptiva, a través de unas “dosis” determinadas de radiación, que posibilitan la alteración simultánea y sucesiva de, temperaturas, presiones, y de campos electromagnéticos y gravitacionales.

Esta tesis concluye, que es efectivamente cierta la “inestabilidad” constante de todos los “razones”, avalando por consiguiente la valiosa teoría de la indeterminación de Heisenberg, que en román paladino, establece la imposibilidad de concretar la posición instantánea de una partícula al estar ésta en constante movimiento. La conclusión lógica es que todas las partículas se encuentran en movimiento, y por tanto no existe una millonésima de milímetro del caldo cósmico “razonal”, que no se encuentre en movimiento constante. La determinación de posiciones o movimientos en este contexto siempre será relativa, y por tanto irrealizable para nuestra capacidad de calculo matemático.

Enunciado de la Ecuación Universal:

La perspectiva de construir una ecuación universal surge a raíz de la visualización de lo tratado en el apartado anterior. Una masa de partículas en ebullición constante y diferente en las diferentes extensiones de su extensión.
La determinación matemática de los postulados anteriores se traduciría bajo esta ecuación básica:

Universo = ∑ Partículas Básicas + ∆ Factor Perpetuo

83

Siendo ∆ Factor Perpetuo = Constante Universal KU x Radiación Permanente RP, la misma se puede descomponer en:

Universo = ∑ Razones + [Constante Universal x (Radiación Permanente)]

Las partículas básicas, “razones”, se ven sometidas por tanto a las intrincadas, y todavía desconocidas en algunos casos, Leyes físicas que conforman a nuestros ojos su apariencia sensorial, limitándose en definitiva a adoptar diferentes formas de materia o antimateria, según la incidencia de la Radiación Permanente recibida en un dosis condicionada para cada una de ellas por la Constante Universal

La Radiación Permanente es mensurable parcialmente por el momento, y por tanto aún estamos comenzando, en proceso inverso y a partir de la simple observación experimental, a comprender la amplitud de su espectro y la acción básica sobre las diferentes asociaciones de partículas subatómicas creadas a partir de la de interacción de la misma con las partículas básicas o “razones”. Su mecánica es cuánticamente impredecible.

La ecuación contiene un último factor matemático, denominado Constante Universal, cuyo valor cuántico es constante y aleatorio simultáneamente, ya que conforma la misma, deshaciendo la homogeneidad del "Gel de razones". Sobre este factor poco sabemos, salvo que se aplica a una radiación eterna y permanente, que mantiene a las partículas básicas en perpetua ebullición. El análisis de su potencial mecánica, adaptada a la mente humana, debería tener en cuenta, que desde un punto de vista matemático mantiene las siguientes características: Su acción es permanente y simultánea, y su valor nunca puede repetirse, siendo siempre único.

Al ser un factor aleatorio, la medición del mismo requiere un calculo tan amplio, como el del numero infinito de partículas Básicas del Universo, en combinaciones ilimitadas.

Es evidente, que las exégesis acerca de la naturaleza del Factor Universal se presta a multitud de interpretaciones, algunas por supuesto de índole místico o religioso.
Este factor en definitiva condiciona nuestra propia existencia y el de todo nuestro entorno vital. En cualquier caso, el Razonalismo únicamente determina los mecanismos de la esencia existencial, y por tanto cualquier otra explicación ajena a la física de partículas escapa de su ámbito filosófico, y se enclavaría en desarrollos sociológicos, místicos y religiosos ajenos a este capítulo, sin que todo ello sea óbice para permitir una libre y legitima interpretación individual.

(Sigue...)

84

VIERNES 6 DE FEBRERO DE 2009

Parece obvio que la reciente tendencia sociopolítica de Occidente pasa por transformar los valores en buenas intenciones, y convertir los privilegios en derechos. No cabe duda que estamos comenzando un nuevo siglo lleno de incertidumbres. Como siempre.

JUEVES 12 DE FEBRERO DE 2009

Rumbo a Bajamar


“Vivimos como soñamos, solos” - Joseph Conrad

Pocas cosas son comparables a sentir el pulso vital transmitido por una rueda de timón para alguien que ame el mar y los barcos. Estas sensaciones, aún mayores si manejamos un timón de caña y nuestra embarcación lucha con el viento en un mar siempre cambiante, producen una rara ensoñación inevitable para los que somos felices con unas cuantas brazas de agua bajo nuestros pies. Desde esta situación, el mundo de tierra firme pierde todo su valor, hasta convertirse en agradable y pura especulación de futuras e inciertas venturas. La vida sobre un espejo.

Apenas unas horas antes trepaba por la escala real, con la determinación habitual que proporciona la cotidiana práctica mental de imaginar nuestro último embarque con Caronte.
Eran las seis de la tarde y soltábamos amarras en otro invernal crepúsculo cartaginés.

Partíamos con la certeza de la observación melancólica de aquellos que se ensoñan, cada vez que una nave cobra vida y se aleja en el horizonte. Unos minutos antes habíamos desembarcado al gatuno práctico por el costado de babor, y ahora podía sentir en mis manos el volumen de agua, que lamiendo nuestro casco de acero, escurrían nuestras 10.000 toneladas de peso muerto


85

mientras zigzagueaba sutilmente para librar el Cabo Tiñoso. El mar apacible disfrutaba su bonanza, convertido en poza de agua plomiza y magenta. El ronroneo de la máquina eclipsaba el rumor de nuestra estela, mientras íbamos progresando hasta nuestra velocidad de crucero mantenida en los trece nudos. El puente iba quedándose desierto y mis desvelos se centraban ahora en posicionar mi "Otago" temporal, en el waypoint exacto, para activar el piloto automático con rumbo a pasar Cabo de Gata.

La primera noche de navegación transcurrió apacible, proporcionándonos un magnífico amanecer que nos acercaba con optimismo al siempre delicado paso del Estrecho. Prismáticos en mano, y con los ojos puestos en la pantalla del radar cruzamos decididos entre cardúmenes de pesqueros faenando, siempre atentos a la conversación de Control de Tráfico a través del VHF. La inevitable salida al alerón de estribor para contemplar el magnífico Peñón de Gibraltar, que se yergue majestuoso, y ajeno a nuestra doméstica afrenta. Parsimoniosamente íbamos penetrando el canal que confunde mares y océanos para enfilar Punta Malabata, adentrándonos en el Atlántico con un mar de leva del noroeste que, enviado por San Vicente, maravillaba por la simetría de sus pronunciadas crestas, desde la perspectiva que nos proporcionaba la altura de nuestro puente a proa. Navegar con un barco de este tipo, conocidos como “rompedientes”, puede llegar a ser realmente incómodo cuando las adversas condiciones lo propician; y sin embargo la meteorología había querido hasta ahora, acallar las roncas campanadas del ancla prisionera en su escobén.

El viaje transcurría ameno, gracias a las magníficas tertulias mantenidas con el peculiar carácter que imprime el perfil de los Hombres de Mar, siempre con mucho que ganar, y sin ningún miedo a perder. Un alma ligera para una ligera existencia. Un carpe diem vital, siempre escondido en las pupilas de los que han tragado muchas millas náuticas. Nuestro viejo capitán, estirpe de antiguos Capitanes de Altura, mantenía conversaciones siempre interesantes, tras las sensacionales comidas que nuestro cocinero servía. Nadie familiarizado con el mar, debe desconocer que en los barcos mercantes se come mejor que en muchos restaurantes, y que obviamente el cocinero es una pieza básica para mantener el humor de un grupo de personas diferentes y aisladas del mundo, en un microcosmos rodeado por un entorno claramente hostil.

Las nubes aborregadas corrían impulsadas por un poco habitual Alisio, y posaba mis ojos en el horizonte escrutando un destino siempre incierto y excitante. En el cielo las estelas de los reactores arañaban el añil en un canto de presunción técnica, indicándonos testarudos el final de nuestra, para ellos, lenta singladura. Esa noche la temperatura invitaba a contemplar, emboscado en la guarda del alerón, un impresionante espectáculo de estrellas y constelaciones que inevitablemente justificaba el desapego a la vida terrenal. Y el amor al Mar y a

86

su belleza indómita.
Una vez más, navegaba con suerte y rumbo a Bajamar.
En ese preciso momento, recordé a aquel personaje al que apenas conocí.

Al día siguiente el viento calmó, y un resto de mar de fondo nos empujaba a trompicones hacia la inconfundible silueta volcánica que rodea Santa Cruz, en una sinfonía de colores azul y lejano verde.
Mi destino era Bajamar, como años atrás lo fue para él. Un exilio voluntario al mar, y ajeno a todo aquello que defeca la vida continental. Una isla de color mazapán, y un rincón de costa oscura y abrupta que regala las mejores puestas de sol del mundo, acurrucado al sur de Taganana, en un portaviones zen ajeno al movimiento de sus almas.

En otro tiempo compartí ese crepúsculo con el propio Eduardo; un hombre marcado por los años, que encontró la puerta del agujero sideral de la trascendencia en una costa dura y agreste, de clima balsámico y optimista, y ahora una vez más, volvía a aquel escenario mágico e irreal de su elegante y silencioso retiro existencial.

He imaginado muchas veces, la intima escena de este hombre bueno a lo largo de los últimos años de su vida. Los recuerdos japoneses, la juventud perdida, las cabalgadas a lomos de su Harley, sus fieles compañeros caninos, sus pinturas, sus mujeres, su eterno pañuelo al cuello, su tiempo pasado difícil y hosco. Todos juntos sentados en el pequeño porche, que a modo de balcón ofrecía incesantemente el mejor espectáculo crepuscular del planeta, en un horizonte de mar dorado infinito, arrullado por el fragor de las olas rompiendo contra los roques.

Ese día volvía al escenario de su secreto, de su rincón privado, y recordaba como si fuese ayer su risa jovial, consustancial a todos los que han conseguido vencer la desilusión de una vida siempre injusta y breve, sometida muchas veces a las circunstancias de los demás. Un lugar perfecto para prepararse a realizar la última singladura, siempre hacia el oeste, en el vano intento de cazar el rojo disco solar que un día para todos nosotros, dejará de iluminar.

Difícil encontrar una solución mejor para un hombre de sus características

Un inconmensurable y olvidado artista, que soñó a todo color en tiempos de blanco y negro.

Dedicado a mi Tío-Abuelo Eduardo Jiménez de la Espada

87

VIERNES 13 DE FEBRERO DE 2009

“En nuestro sufrido País, cada vez parece más evidente que el montaje administrativo del Estado, que nuestros ínclitos y sectarios políticos nos han vendido, es simple y llanamente inviable económicamente.

El disparate de los 17 mini-estados provincianos, con el impresionante aparataje y coste que conllevan, no sería ni siquiera razonable para los imperios más ricos de la tierra.

Lo más desesperanzador es que los ciudadanos parecen no advertir este extremo, que irremediablemente nos acaba conduciendo hacia la indeseable senda de las consecuencias derivadas de vivir por encima de nuestras posibilidades, siempre sin considerar nuestra actual y verdadera dimensión real en todos los ámbitos.

Y todo este sinsentido, para continuar alimentando la maquinaria vital de una nueva casta de caciques locales, impostados bajo el manto de nuestra imberbe democracia, y amparados en la bandera del uso del sentimiento territorial como arpón ideológico.

Quizá algún día aprenderemos el desconocido significado del

termino Economía de Escala.
Y de nuevo a buscar el tiempo perdido”

JUEVES 19 DE FEBRERO DE 2009

He tenido la fortuna de asistir a bastantes espectáculos taurinos, acompañado por un auténtico maestro en la materia. Esta es sin duda una gran ventaja a la hora de indagar en la belleza esquiva de nuestra particular visión de una fiesta, en la que siempre termino concluyendo lo mismo: Ambos, toro y torero, son simultáneamente hombre y animal.

Una lucha transitiva y fratricida entre razones, que escenifica a la perfección la perpetua y auténtica realidad del ballet de la vida, circunscrita al albero circular del tiempo.

88

VIERNES 27 DE FEBRERO DE 2009

EL MUNDO DEL SIGLO XXI COMO REALIDAD Y REPRESENTACION

"La verdad que tomamos de otros, sólo es nuestra en el sentido que es nuestro un diente postizo." - Arthur Schopenhauer

Sería interesante que los semiólogos profundizaran más en la curiosa paradoja que las nuevas tecnologías nos han deparado a lo largo del pasado siglo XX, y las repercusiones de su evolución en la nueva centuria. Me estoy refiriendo en concreto al impacto real, aparentemente nulo, y de producirse éste, tan efímero como la propia duración de su visionado, que las imágenes virtuales en movimiento, tienen en el imprinting colectivo, y en su capacidad de conmover nuestra conciencia. Al fin y al cabo, no deja de ser un fenómeno extraño y bastante antinatural para el cerebro humano, que podamos apretar la tecla de un aparato y re-visionar imágenes en movimiento de catástrofes pasadas, o incluso de personas ya fallecidas, resucitadas por unos instantes con total naturalidad. Una reproducción atemporal, y a todo color de sucesos ya devenidos. Este fenómeno, que en un principio debería suponer una magnífica fuente de inspiración para rectificar el futuro en positivo, no acaba sin embargo de producirse de una forma clara. Estos mecanismos tecnológicos, serían más que suficientes para asignar la importancia adecuada a lo hecho y a lo dicho, y por lo tanto, indispensables para lo que se ha de decir. Pero como digo, y a la vista de los resultados, es muy probable que sí una cámara hubiese seguido los pasos de Jesús de Nazaret, paradójicamente su repercusión actual sería prácticamente nula, o en ningún caso hubiese reportado nada positivo a la

difusión de su doctrina.

En cualquier caso, el hecho evidente para cualquier ser medianamente comunicado, es que la fuentes y posibilidades de información actuales jamás han tenido parangón en la Historia de la Civilización. Hoy en día es posible


89

tener acceso en tiempo real a los acontecimientos sucedidos a miles de kilómetros de distancia, y en cualquier rincón del planeta. No cabe duda que esta circunstancia, en estado casi germinal, representará un cambio sociológico de enormes proporciones para las futuras generaciones, al disfrutar de una inmensa y prolija hemeroteca virtual de nuestro propio pasado.

La primera conclusión, es que esto produce evidentemente nuevos estados de conciencia concretos, derivados de la información recibida. Hoy es curioso anotar que la mayoría de estos seres comunicados, percibe que el mundo se encuentra en un estado de permanente convulsión, mucho mayor que en épocas anteriores. Es también obvio que esta percepción es rotundamente falsa, y no podríamos extendernos en los hechos objetivos del pasado, constituidos por matanzas, esclavitud, infecciones, guerras, plagas y epidemias, etc..., ya que la lista sería simplemente interminable. El mundo ha progresado, y de una forma exponencial, en todos los ámbitos excepto en uno también evidente, como es la conservación del planeta en su estado “natural”. Sin embargo, el sueño de un pasado feliz parece ser consustancial al ser humano desde el principio de los tiempos, y siglo a siglo esta interpretación se demuestra completamente errónea, ya sea por desinformación, manipulación informativa, o simplemente por la no fijación en nuestra conciencia colectiva de los sucesos no vividos directamente por el observador.

Descendiendo a los hechos prácticos, la conformación de nuestra realidad cotidiana, se ve sometida a una avalancha de imágenes recibidas, seleccionadas por terceros, que nos llevan incluso a formarnos opiniones y hasta a tomar partido, por sucesos diferidos y alejados, que pasan por la criba de las sucesivas interpretaciones subjetivas del que protagoniza la imagen, del que la toma desde un ángulo concreto, del que la selecciona, y de nosotros mismos como receptores del mensaje.

En definitiva una monumental construcción virtual de la realidad, ajena a los mecanismos tradicionales de percepción humana.

Una buena muestra de esta construcción se refleja en la situación actual de la economía mundial, que afuera parte de la falta de visión de los mandatarios del mundo para establecer mecanismos de regulación global, esconde una realidad mucho más preocupante, enmarcada en el agotamiento de los recursos energéticos actuales, y en su repercusión directa en los sistemas productivos, y en definitiva en el sistema de vida del mundo que conocemos. La energía que ha movido el desarrollo del planeta ha pasado por la fases humana, animal, y ahora mineral, siempre referenciadas al coste de su generación. La realidad de la presente fase mineral, producirá en un corto espacio de tiempo una transformación obligada de los sistemas de transporte colectivo en el mundo, reduciendo su velocidad actual, e incrementando su coste de manera exponencial hasta que se descubran nuevas fuentes alternativas.

90

En este punto será muy interesante observar el impacto sociológico de esta involución física, frente al desarrollo también exponencial, pero en sentido contrario, de la velocidad y difusión de la información virtual, tan poco efectiva al parecer, a efectos prácticos, en la conciencia colectiva. La agotadoramente difundida visión famélica del continente africano y la ausencia de soluciones practicas al respecto, es la mejor prueba de este efecto.

Las consecuencias de este fenómeno son difíciles de prever, y la previsión de un mundo que vuelva a retomar sus verdaderas dimensiones geográficas, frente a otro virtual que reduzca distancias y tiempos hasta límites insospechados, es francamente interesante.

Una ingente oleada de acontecimientos simultáneos retransmitidos por terceros, de difícil selección en primera instancia, y de imposible constatación y acceso material.

Sí el gap entre el estado de la técnica real y el de la virtual se prolonga en el tiempo, nos enfrentaremos a un mundo reducido a una mera representación instantánea de realidades lejanas, de difícil demostración, e interpretadas y dirigidas por intereses difícilmente identificables por su enorme complejidad. En definitiva, un perfecto y preocupante caldo de cultivo para el resurgimiento de la superstición como modo efectivo de pensamiento global, diametralmente opuesta a la naturaleza técnica que ha generado el proceso.

En cualquier caso, y a la vista de las efímeras repercusiones efectivas del espionaje virtual a nuestro pasado, que nos proporcionará el avance de la técnica en la conformación de esta construcción en nuestro imprinting colectivo, es fundamental albergar la esperanza del mantenimiento en la especie humana de algo tan esencial, y consustancial a nosotros mismos, como la constatación directa y personal de los hechos a la hora de construir la realidad, que conforma y distingue nuestra cotidiana y subjetiva percepción del mundo que nos rodea.

Afortunadamente, la sabia naturaleza parece consolarnos con que, al fin y a la postre, todos llevamos un auténtico Dídimo en nuestro interior.

91

MARTES 3 DE MARZO DE 2009


Se escucha una tonada:

Cántico Molecular

(En algún lugar del hipotálamo)

“...soy un caminante jocoso y contento, el mundo tengo delante y detrás el viento...

Grupo de moléculas: -¡Silencio!, escuchad, alguien canta, ¿Qué se oye?...- Irrumpe en la escena una molécula de carbohidrato.

Grupo de moléculas: -¿Cómo osáis, acaso no sabes que está prohibido cantar?-

Molécula de carbohidrato: Lo siento, no lo puedo remediar... Oncogen: -Esto es intolerable, a esta molécula hay que ajusticiar-

Molécula de carbohidrato: -No por favor, no volverá a pasar, el epitelio me ha confundido, mi sed acabo de saciar, y no se como parar la vibración que produce mi núcleo parenquimal, ¡pero es que ese Etanol es tan apuesto, y tan animal!...-

Oncogen: -Chsst...¡A callar!, Mírame a mí, yo soy un oncogen, mi voz es de barítono como buena molécula de carbono, y sin embargo jamás me escucharas un solo tono...-

92

Grupo de moléculas: (Risas), -será de baritono para que case con carbono...- Oncogen: -Dejad de cuchichear, molécula díscola, ¿sigues con ganas de

cantar?-

“...camino del brazo de la locura, dispuesto a cometer nuevas travesuras....

Molécula de carbohidrato: -No sé que me pasa, pero no lo puedo remediar, mí núcleo no para de vibrar-

-El caso se torna singular-, el oncogén se vuelve a adelantar:

Oncogen: -Lo siento molécula, pero te he de amonestar.
Las reglas son estrictas y te has de plegar, a la implacable justicia celular. Te dejo la apoptosis como salida singular.-

Molécula de carbohidrato: -¿Yo?, ¿qué me suicide yo? Mi alma está contenta y no puedo dejar de cantar, es tan horrendo el crimen, que ninguna otra opción me das?-

Grupo de moléculas: -Esto es intolerable, encima no para de protestar (y de canturrear)
Llamad a las células madre, que de esto se han de enterar.-

Una célula madre irrumpe sin llamar:
Célula Madre: -¿Qué ocurre?, ¿qué es este alboroto?-

Grupo de moléculas: -es esa, la de siempre, parece que ha libado y no para de cantar, incluso parece que se ha llegado a enamorar-

“...pobre Till, pobre Till...
Célula Madre: -Por todos los genes, ¿es qué no te has de callar?, tu tonada se

nos hace insoportable, te hemos dicho mil veces que tu función es sintetizar.-

Molécula de carbohidrato: Lo siento madre, una molécula de alcohol me vino a cortejar, y reconozco que me he dejado llevar. Mi núcleo parenquimal ha pensado que podía amar, hablé con la tía Endorfina, y me dijo que nada me podía pasar

93

El oncogén a la célula madre: -¿a que esperas?, ¿es qué lo vas a tolerar?, yo tengo un trabajo que realizar.-

Célula madre: -Por esta vez lo vamos a dejar pasar, la culpa la tuvo sin duda algún mal neuronal. Ese átomo revuelto que siempre vuelve a zumbar, cada vez que el hígado deja de sintetizar.-
-Molécula, sigue tu pasar; en unas horas todo esto lo has de olvidar, pero ya sabes que te está prohibido cantar, y desde este momento, con la neuronas te prohíbo que te vuelvas a juntar, y mucho menos que te vuelvas a enamorar.-

-Y en cuanto a Etanol y a Endorfina, déjalo de mi cuenta que yo les pondré en su lugar.

“...Detrás de esta farsa llora el corazón, camino del brazo de la locura, dispuesto a cometer nuevas travesuras...
“Pobre Till...

Dedicado a German Coppini por hacernos más llevaderos los malos tiempos para la lírica. Letra extraída de "Travesuras de Till" - Álbum "Devocionario" de Golpes Bajos. -Nuevos Medios 1985-

VIERNES 6 DE MARZO DE 2009

“Hasta mi exilio voluntario, he tenido la fortuna de tratar a muchísimas personas en distintos países. De entre todas las categorías siempre me han interesado especialmente los que tienen nada y los que tienen prácticamente todo. Los recovecos de la mente de los primeros son más complejos, los de los segundos más evidentes pero no menos sorprendentes, y en general mucho más pueriles” – AP

MARTES 17 DE MARZO DE 2009

"Un país que explicite con sus leyes el que los trabajadores por cuenta propia no disfruten al menos del mismo nivel de protección y ventajas laborales, que el de los que trabajan por cuenta ajena, revela una desoladora sociología neofeudalista, abocada además al más rotundo de los fracasos." AP

94

MIÉRCOLES 18 DE MARZO DE 2009

“Es mejor no imaginar las consecuencias que se producirían, sí los habitantes del planeta llegaran a somatizar en su conjunto, su solitaria y aislada condición insular en el espacio” AP

VIERNES 27 DE MARZO DE 2009

LA DECONSTRUCCION DEL PERSONAJE

(La extraordinaria vida de Mathias Feldhuhn)


Mathias se levantó como cada mañana y volvió a repetir el mismo gesto. Alargando el brazo desde la cama alcanzó un cigarrillo a medio acabar, y lo encendió entre toses cotidianas.
Un día más se asqueaba de su destino, y aspiraba mentalmente entre bocanadas la situación que le envolvía, constreñido entre las cuatro paredes de la pensión que ya a duras penas podía pagar. Un destino infructuoso le acompañaba desde hacía tantos años, que sus neuronas ya se negaban a presentarle una escena nítida de tiempos pasados y mejores.

Frente al espejo cuarteado, se miraba como cada día inspeccionando el paso de los años en su rostro, percatándose de que el intenso olor a comida recocinada que tanto detestaba, y se colaba por el ventanuco del destartalado aseo, aún le servía como antígeno para recordar algún olor infantil que le transportaba por unos fugaces instantes, a los recuerdos de campos plagados de lavanda en remotas primaveras.

Como cada mañana abandonó la pensión, con sigilo consentido por una patrona de pasado turbio que, de algún modo, se enternecía por este hombre misterioso


95

y educado, que apareció hacía cuatro años por su establecimiento, con todas sus pertenencias reducidas a una maleta de tamaño medio.

Los últimos años de Mathias habían sido especialmente duros, y pocos conocían la asombrosa historia que se ocultaba tras su mirada triste y melancólica. Cada día repetía un paseo largo y solitario, inmerso en el ajetreo de la anónima muchedumbre urbana que flanqueaba sus pasos vacilantes por la Bellevue Strasse . Hoy apretaba con fuerza el Dunhill de plata acurrucado en el bolsillo de su gabán, a sabiendas de que era el último bien material que le quedaba tras las sistemáticas visitas a la casa de empeños.

Era plenamente consciente de que su tiempo llegaba a su fin. Llevaba años interiorizando el momento de su transición a la inexistencia. De hecho sus últimos años eran un preámbulo predeterminado a extenuar su amargo papel, para el que no encontraba explicaciones convincentes, y de hecho, sí tuviese que resumir el devenir de su vida, la pregunta que le asaltaba era siempre la misma ¿Todo esto para qué?

Al menos era consciente de que todas la cosas buenas y malas que le habían sucedido a lo largo de su vida no tenían ninguna justificación lógica para él, una vez descartadas las esperanzas místicas sobre una trascendencia que en su estado mental conformaban un horizonte detestable. Este era quizá el único anhelo humano que aún era capaz de distinguir en su desolado pensamiento; el deseo de dejar de existir de una vez y para siempre. Este factor se había convertido con el tiempo, en la única certeza esperanzadora en la que era capaz de creer, tras una insondable sucesión de perdidas siempre brutales e imprevistas. El aroma de Clara, la risa del hijo arrebatado, los años en Venecia...

Sentado en el banco del parque gris, una lágrima se deslizó lentamente por su mejilla hasta alcanzar la comisura de sus labios. La sal de una vida concentrada en una gota de líquido templado por los años.
Extrajo un cigarrillo cuidadosamente arrugado prendiéndolo con su última atadura material, brillante y plateada, y echó un último vistazo al rincón natural que le había acogido cada mañana desde hacía cuatro años. El cielo pardo presagiaba la determinación de otro nuevo invierno, y un viento helado sacudía las ramas desnudas desdibujadas a lo lejos entre fachadas de musgo envejecido. Justo antes de apurar su última calada, fijó por casualidad su mirada en una mujer de mediana edad, que sentada en el banco de enfrente, se mantenía enfrascada en la lectura de un libro. Se detuvo a observarla con parsimonia, en una última contemplación simbólica a la fragante y perdida delicadeza femenina, y fue entonces cuando Mathias reparó en el libro que ella sostenía entre las manos.

Con una mirada discreta pero insistente volvió a leer el título de aquel libro: “La extraordinaria vida de Mathias Feldhuhn” por Ernst Grun....
Aquello era imposible, el título de aquel libro tenía su nombre impreso en

96

grandes caracteres.
De un salto se puso en pie y se decidió a escapar de sus propias alucinaciones, sumido en un alterado estado de convulsión interna. Por otro lado creía haber leído hasta en tres ocasiones la portada del libro y decididamente le parecía algo completamente real.

Se apresuró a salir de Großer Tiergarten y emprendió el camino hacia la pensión.
-Debo tener fiebre- pensó.
En su camino se descubrió ante el escaparate de la librería Dussmann, y se detuvo al ver de nuevo el mismo libro que leía la mujer del parque.

Sobre un anaquel se exhibían varios ejemplares de un libro con portada en fondo naranja, en el que ahora volvía a leer repetidamente: “La extraordinaria vida de Mathias Feldhuhn” por Ernst Grundeg.
Un cartel vertical mostraba una foto en blanco y negro de un desconocido sonriente, subrayado como Ernst Grundeg.

Un escalofrío recorrió en ese momento todo su cuerpo. Aquello debía de ser una broma pesada. Era del todo imposible. ¿Quién y por qué, habría usurpado su nombre?, ¿era posible que alguien se hubiese apropiado de su identidad?, ¿quién era ese tal Grundeg?...

Apresuradamente se acercó a la entrada de la librería con la intención de adquirir el libro, y en ese instante recordó que no tenía dinero excepto un par de monedas pequeñas. No obstante se adentró en la librería y preguntó al primer dependiente por el libro del escaparate. Unos segundos después lo tenía entre sus manos, y leía tembloroso y a toda velocidad la reseña de la contraportada: “La extraordinaria vida de Mathias Feldhuhn compone uno de los mejores relatos de ficción de la narrativa contemporánea, un compendio de la vida encarnado en las raíces de Thomas Mann, que el profesor Grundeg ha creado de forma magistral...”

“Un texto intemporal que representa las veleidades de la existencia humana a través de las brillantes páginas de un personaje al que el autor bautiza como Mathias Feldhuhn, que comienza su memorable andadura con su infancia en el pueblo tirolés de Seefeld, su apasionada historia de amor con su esposa Clara, para acabar con...”

En ese momento el libro se escurrió entre las manos de Mathias, mientras trataba de encontrar un punto de apoyo para no caer desplomado al suelo.

-¿Le ocurre algo señor?-, El dependiente recogió el ejemplar con cara de desaprobación y le espetó -¿Va a comprar el libro? Mathias completamente pálido cayó en un pequeño taburete mientras el encargado de la tienda se acercaba a averiguar que es lo que ocurría.

97

No recordaba como había salido de la tienda de libros, pero sentado en un banco de madera de la calle Friedrichstraße trataba de recobrar el aliento, cuando ante él se detuvo un autobús que exhibía un panel publicitario en el que aparecía la foto de Ernst Grundeg, la portada del libro, y el siguiente anuncio: Presentación y firma de ejemplares del best seller “La extraordinaria vida de Mathias Feldhuhn”, 4 de Octubre a las 20:00h en los almacenes KaDeWe.

Todo aquello comenzaba a ser una pesadilla para Mathias. Toda la situación se escapaba de su comprensión. Aquello era sencillamente imposible. Un sudor frío le recorría el cuerpo y sentía que de nuevo iba a perder la conciencia.
Su vida, sus perdidas, sus anhelos, toda su existencia se desvanecía ante el presagio de una amarga epopeya que tomaba el cariz de una burla continuada.

Al día siguiente el Berliner Morgenpost titulaba en primera página:

Berlín, 5 de Octubre.

Extraño y desgraciado incidente ocurrido ayer día 4 de Octubre en la presentación del libro del profesor Ernst Grundeg en los conocidos almacenes KaDeWe. Un individuo que trató de acercarse al conocido autor resultó abatido fatalmente por dos disparos de un vigilante de seguridad. Se da la trágica circunstancia de que el individuo sin identificar, portaba en la mano un encendedor de plata, que el vigilante confundió como un arma blanca. En el escenario de los hechos se encontró también una maleta vacía que se cree pertenecía al citado individuo. La Policía continua con sus pesquisas.

El autor se ha mostrado desolado por los acontecimientos, mientras algunas fuentes sensacionalistas han llegado incluso a especular con un atroz montaje publicitario para la promoción del libro, que por circunstancias ajenas a la editorial habrían terminado en dramática tragedia. En cualquier caso, el suceso no empañó el acto que transcurrió con un gran éxito para el autor, y que augura para su intemporal protagonista, Mathias Feldhuhn, una plaza permanente en el altar de los personajes inmortales de la historia de la Literatura Universal.

PS. Me permito informar a los lectores que he decidido que Ernst Grundel falleciera ayer, víctima de un accidente de caza.

Así de caprichosos se antojan los avatares de nuestra ficción existencial.

98

VIERNES 17 DE ABRIL DE 2009

Días de sake y rosas

Mediante la observación microscópica y la proyección astronómica la flor de loto puede convertirse en la base de toda una teoría del universo y en un agente por medio del cual podemos percibir la verdad.” - Yukio Mishima

Era la primera vez que agradecía a aquel torpe político la decisión de desterrar Ancorage de las aerovías patrias. A cambio disfrutaba de la fantástica visión de la nevada estepa moscovita, desde la privilegiada visión que me proporcionaba la carlinga del 747 en plena maniobra de aproximación, que el sastre sentado a mi izquierda enhebraba con maestría, entre furiosos copos de nieve golpeando nuestro cuerpo de aguja oronda.

La satisfacción por el espectáculo que se abría ante mis ojos era superior al cansancio provocado por la perspectiva del siguiente salto, que nos posaría al cabo de otras casi diez horas de vuelo en el aeropuerto de Narita.
El perfil de la península de Kamchatka, presagiaba en mi mente el ansiado reencuentro con mi hermano, destacado desde hacía unos años, como profesor, en la Universidad de Kobe.

Es difícil destilar los recuerdos infantiles de un Japón reducido a un compañero escolar, Itchiro Okamoto, hijo del embajador nipón en España, a la visión de unas ghetas, algún que otro kakemono, y a unos sorprendentes bonsáis


99

artificiales de pino Japonés, dispuestos en el despacho de la casa madrileña de mis abuelos. Estas vagas referencias fueron ordenadas más tarde, gracias a la información completada por los años, y a la curiosidad que despertó en mi hermano la historia japonesa de la familia de mi abuela, que aunque española por los cuatro costados, vino al mundo y paso su infancia en el país del sol naciente. Mi bisabuelo Gonzalo se desplazó, también como profesor, en el ya lejano 1906, donde residió hasta 1918. Doce años que marcarían la vida de mi abuela para siempre, y que sólo el paso del tiempo ha hecho posible comprender en toda su dimensión estética y vital.

La primera llegada a Tokio para cualquier occidental es un auténtico shock para los sentidos. El aluvión de kanjis y gente corriendo, es lo más parecido a sentirse un personaje de la película “Lost in traslation”.
Mi hermano nos esperaba en Kobe, por lo que tuvimos que ingeniárnosla para acertar con el shinkansen (tren bala), que bajo el canto del obentó nos condujo finalmente a la bonita ciudad costera situada a 400 kilómetros de la capital.

Mi hermano y su esposa norteamericana nos acogieron con calidez en su coqueto apartamento, con un ofuro reparador tras las largas horas de periplo, y pronto comenzamos a planear nuestros itinerarios sobre un mapa del país, arrullados por los efluvios del sake caliente.

Los mejores secretos de este misterioso país se encuentran lejos de sus grandes urbes, y en este caso, nuestro anfitrión se convertía en un auténtico lujo para desbrozarlos fuera de los circuitos turísticos tradicionales.

Nuestras andanzas por las diferentes islas del archipiélago venían avaladas en la mayoría de los casos, por las descubiertas que mi propio hermano había realizado con anterioridad, garantizándonos el descubrimiento preciso y precioso del Japón más íntimo, rural y profundo, que tanto ansiábamos.

A pesar de que nuestra estancia de casi un mes nos impidió visitar la isla de Hokkaido, aún pudimos recorrer la principal, Honshu, de norte a sur, desde Nikko hasta Hiroshima, la de Kyushu hasta el balneario de Beppu, y realizar un maravilloso e inolvidable viaje por el mar interior hasta Miyayima, con su excelente Ryokan con inmejorables vistas a su famoso Tori; viajando siempre en tren o barco, alojándonos en pequeñas casas de huéspedes tradicionales construidas en madera y papel de arroz, denominadas Minsukus, disfrutando del gusto simple de los onsens populares (aguas termales al aire libre), de los pequeños templos zen locales, y de la amigable y esquiva conversación de los lugareños, gracias a la impagable labor de interprete de mi hermano, en áreas aisladas y ajenas al conocimiento de cualquier idioma occidental.

Un día ascendimos a la cumbre del impresionante volcán Aso, perdiéndonos en un descenso brumoso y confuso entre viejos camposantos sagrados, que nos trasladó sin pretenderlo hasta el mágico universo de fantasmas y espíritus que pueblan este archipiélago desde el principio de los tiempos.

100

Viajar por el Japón, un país siempre sorprendente, es de por sí una auténtica delicia. Haber tenido la fortuna de hacerlo por el “Japón Viejo” es todavía mejor.
Aquel primer viaje, me acercó para siempre a una comprensión abstracta de la existencia, vista a través de los ojos de una misantrópica y refinada sociedad, volcada en la importancia valorativa de los detalles estéticos más insignificantes, inaprensibles para la tosca comprensión occidental.

Los años han transcurrido. Muchos seísmos han pasado y pasarán por nuestras vidas, despertándonos aún a la magia del círculo, pero a pesar de ello, este primer viaje sentimental al Japón profundo, nos regaló algo mucho más preciado; la capacidad para intentar adentrarnos en la secreta pupila maculada de aquella dama sencilla y elegante, coraza de bambú sobre alma de flor de loto, que cada tarde nos servía el té en una casa de cuento japonés rodeada de pinos retorcidos y hortensias azules, dialogando con ardillas y gaviotas, y con la mirada posada en los reflejos dorados del atardecer reposando eternamente sobre su querido mar interior.

Algo que ya nadie podrá arrebatarnos. ____________________________

Domingo 10 de Mayo de 2009


101

Lunes 11 de Mayo de 2009


Miércoles 13 de Mayo de 2009

Jueves 14 de Mayo de 2009

Viernes 15 de Mayo de 2009

Sábado 16 de Mayo de 2009


Domingo 17 de Mayo de 2009

102


Lunes 18 de Mayo de 2009


103

Martes 19 de Mayo de 2009


104

VIERNES 29 DE MAYO DE 2009


22 de Mayo

TODO POR HELARTE

"Mi juventud fue triste, y fría, y estéril..." VVG

Queridísimo hermano,
Poco a poco los días se van haciendo más largos, y el viejo árbol trata de retoñar un año más en gigante herido.
Mi ánimo florece cada mañana bajo el azul líquido de Saint-Remy, y he vuelto a trabajar con frenesí en mi jardín cerrado.
El doctor dice que mejoro, y mis anhelos retornan a llenar el color de mi maltrecha paleta.
Aun así, cuando cae la noche mis temores vuelven a aflorar inexorables.

Ayer mismo, tornaron mis más amargos presagios en forma de sueño inquietante y desolador.
Soñé que volvía junto a ti, a nuestra querida Dreiländereck; paseábamos junto a la catedral sintiendo el aroma dulce de la primavera, que emana del postrero reposo de nuestro querido Erasmo.

Descendimos por la orilla verde del Rin hasta el magnífico Hotel de los Tres Reyes.
En un determinado instante, el cielo se cubrió de plomo, envolviendo de oscuridad la llamada misteriosa que me impelía a correr desesperadamente hasta el Palacio de Kunst.

A mi llegada, una multitud sombría se arremolinaba ante la formidable escalera, flanqueada por estandartes que proclamaban mi nombre...

Atravesando el gentío, como un espectro, alcancé la primera sala, y no podrás

105

creer lo que pude contemplar. En la misma colgaban obras mías por doquier; el campanario de Zundert, la casa amarilla, los tejados de Paris, los campos de Arles, todos estaban allí, observados codiciosamente por una muchedumbre silenciosa que, como siempre, ignoraba mi presencia.

Nadie era capaz de responder a mis atormentadas suplicas, que resonaban estériles como un eco perdido en la inmensidad de la sala gris.

Al fin sentí que alguien me observaba. En el fondo de la estancia, advertí que uno de mis propios retratos traspasaba con su mirada la masa humana y amorfa, para devolverme el reflejo de su amargo llanto, constreñido en una fina capa de pintura. Uno de los dos no debería estar allí. Quizá ninguno de los dos. Un escenario de equilibrio roto, como mi propia existencia, impregnó mi mente, y recordé la desdicha de haber descubierto tan temprano el secreto de la inmanencia en las visitas que repetíamos a mi propia tumba...

Y ahora, otra brutal profanación de mis desvelos.
Desperté bañado en sudor, y ya no pude volver a conciliar el sueño.
Mi querido Théo, creo que nunca te haré llegar esta carta.
No haría más que inquietarte, y tu nueva vida con Johanna no merece más quebrantos por mi inútil causa.
Confío en que las cosas cambien, y puedas vender por fin alguna de mis obras, para intentar mejorar mi helada existencia, consagrada por el destino a un seguro y amarillo olvido.

Siempre tuyo, Vincent.
.
PS: Desde el 24 de Abril hasta el 27 de Septiembre de 2009, se exhibe en Kunstmuseum de la ciudad suiza de Basilea la exposición "Zwischen Erde und Himmel: Die Landschaften", antología de paisajes de Vincent van Gogh.
.
Durante su infancia, Van Gogh fue obligado por su padre a acudir regularmente a orar ante la tumba de su hermano, también bautizado con el nombre de Vincent, que nació muerto el 30 de Marzo de 1852, exactamente el mismo día, un año antes de que naciera el propio artista.
Como es bien sabido, Vincent Van Gogh únicamente vendió una obra durante el transcurso de su existencia. En la actualidad, uno de sus cuadros ostenta el record de ventas, siendo subastado por Christie's en 1990 por 82,5 millones de dólares.

.
La indispensable muestra presentada en Basilea, excepcional por su belleza, es además una paradójica y ejemplar semblanza de la miseria del mundo comercial del Arte, extrapolada directamente de nuestra incalificable condición humana.

106

MARTES 2 DE JUNIO DE 2009

Gloriae Mundi

“El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos” -

Henry Ford

Sí de algo no cabe duda, es que vivimos (como siempre) en tiempos convulsos. Esta característica, consustancial al desarrollo humano, se torna más evidente gracias a los constantes flujos de comunicación informativa en tiempo real, que determinan la era tecnológica que nos toca vivir.

Las interpretaciones sobre los hechos acaecidos son por tanto inmediatas, y en numerosas ocasiones tan evanescentes y livianas como la propia fugacidad de los electrones, últimos responsables del trasvase de la información cibernética. Es el sino de los tiempos, y en el caso de la actual situación que atraviesa el gigante norteamericano de la automoción General Motors, epítome del desarrollo industrial del siglo XX, es divertido comprobar que muchas de las interpretaciones vertidas se acompasan indefectiblemente con el deplorable estado intelectual del planeta.

La incoación del “Chapter 11”, homologable en España a la suspensión de pagos, está centrando la atención de innumerables comentaristas mediáticos, como siempre tamizados por el filtro de sus respectivas ideologías e intereses.
Como en otras ocasiones, el principio rector adolece de argumentos sólidos para defender sus postulados, mientras que en el caso de los defensores del pensamiento único, se aprovecha para construir una doctrina contundente, en la que lo primero que llama la atención, es la demonización de la causa


107

contraponiéndola al efecto.
Ortega decía que nuestro país, posee la particularidad de ser el único en el que se pierde el tiempo discutiendo sobre los hechos contrastados. En este contexto, la satanización del sistema de libre mercado a partir de la desgraciada coyuntura del gigante norteamericano, se constituye en un recurso perverso para mantener el discurso político de un idílico estado laboral siempre prometido, más cercano a las parábolas bíblicas, que a los recursos de la Razón.

El argumento para atacar al único sistema económico que hasta ahora ha demostrado, con sus grandes defectos y virtudes, la capacidad de mejora efectiva de las condiciones de vida de millones de seres humanos, tiene poco recorrido si inquirimos a las miles de familias de trabajadores que, a lo largo de varias generaciones, han podido subsistir y mejorar sus condiciones de vida durante un siglo de existencia de la corporación automovilística, y sin embargo articula un, al parecer efectivo, corolario más cercano a las creencias religiosas que al de un análisis racional del asunto en cuestión. El sistema es, y por supuesto debe ser, susceptible al análisis y a la crítica, pero lo lamentable es la simpleza de los argumentos empleados en esta ocasión.

El silogismo es tan pueril, que se resume en culpabilizar al cordero que nos comimos ayer, del hambre que pasamos hoy.

Esta coincidencia no es casual si consideramos ciertas las tesis de Ortega, que también sostenía que el marxismo no es más que una perversión del Cristianismo, y desde luego en este y otros patrones de conducta proselitista comunes a cualquier credo religioso, la intención universalista se traduce en un deseo inequívoco de perpetuarse de manera indiscutible y eterna, aspirando a suplantar las tesis evangelizantes tradicionales, con argumentos que arrasan cualquier discurso razonalista, necesariamente contrario a la imposición de superestructuras colectivas.

En definitiva, una hábil suplantación de la Fe religiosa de cualquier índole, extrapolada de la experiencia observada en las escasas instituciones humanas, que han logrado sobrevivir en el tiempo a lo largo de la Historia. Este comportamiento encubre una prosaica realidad sociológica, resumida en odiar lo que uno envidia, y en el fondo anhela.

Pero por simple que parezca, el recurso funciona en el imprinting colectivo, tan favorable a que la causa de todos los males siempre sea achacable a los demás, y por lo tanto generosa con las tesis que anulen la capacidad y responsabilidad individuales del ser humano para la transformación de una realidad circunscrita ineludiblemente a sus distintas fases naturales, del orto al zenit, consustanciales a nuestra propia naturaleza biológica.

La General Motors, como cualquier otra empresa humana, nació, creció, y necesariamente acabará muriendo algún día. Es probable que incluso corrija

108

alguno de los graves errores cometidos durante su prolijo desarrollo, centrados fundamentalmente a mi parecer, en la introspección derivada de una acción constreñida a su propio mercado, que ha resultado inviable en el transcurso del tiempo. Toda una paradoja para una compañía integrada en la filosofía globalizadora del país-continente al que pertenece.

En cualquier caso su continuidad, o cierre definitivo, se ha de enmarcar en algo tan simple como la propia caducidad de todo lo que nos rodea, creado natural o artificialmente por la mano del hombre, y ha de servir únicamente para aprender a corregir errores en el futuro, que propicien la mejora vital de las siguientes generaciones, dentro de un marco de progreso sostenible, necesario e inevitable.

La ingenua idea de la perpetuación de estructuras productivas sine die, seguirá mientras tanto en las atribuladas cabezas de algunos predicadores pseudo- progresistas, cargados de mesiánicas intenciones exorzizantes, que echarán la culpa a Edison (por haber inventado la bombilla), de la oscuridad imperante a nuestro alrededor.

Así nos luce el pelo. .

Sic Transit...

JUEVES 18 DE JUNIO DE 2009

La carrera mística de la especie humana deriva hacia una, cada vez más patente, humanización de sus ídolos. La consecuencia no puede ser más entretenida; dioses con atribuciones humanas, y hombres con características divinas.

No sería de extrañar que, en un futuro cercano, alguna religión sincera promulgue por fin este nuevo dogma, mucho más acorde con nuestras pretensiones:
“Y Dios fue creado a imagen y semejanza del Hombre...”

109

DOMINGO 4 DE OCTUBRE DE 2009

EPILOGO MERIDIANO

(Mientras la abeja dormita un vals para Debby...)

Incluso nosotras, redentoras y estériles palabras, finalizamos nuestro trazo cualquier día. Y es conveniente recordar, que ese día siempre está por llegar, y como siempre, ajeno a nuestra efímera voluntad.

En nuestro caso, un imaginario creador así lo habría anunciado, con solvente, premonitoria, e inútil clarividencia.

Un cuatro de octubre; otro día especial y cualquiera, para comenzar o para terminar. La apoptosis cuántica de un número concreto y cierto de palabras e imágenes encadenadas, que encapsuladas para siempre en la botella de vidrio electrónico de esta primigenia red de comunicación virtual, viajarán inadvertidas por océanos de plasma, hacía un destino incierto, en otro tiempo incierto, con un único y cierto punto en común con el instante de su creación: la intención por conseguir despertar una sonrisa en la mente del lector atento y


110

desconocido que las vuelva a descorchar, para disfrutar de nuevo de su atómico mensaje nuclear.

Meridianas termina, y como en la propia existencia, su término no es más que el preludio de una nueva vida, mecida por el transcurrir de todos los futuros instantes encontrados en un puñado de palabras sin dueño, ni sueño.

Dedicado a PKA, PO y Speedy. KATSU!

111

ALAZOR 4 de Octubre de 2009

DISCOS SEMINALES:

Bill Evans: Waltz for Debby
Bill Evans: Everybody Digs Bill Evans
Bill Evans: Conversations with Myself
Bill Evans: Interplay
John Coltrane: My favourite things
John Coltrane: Bluetrane
Kenny burrell: God Bless the Child
Jim Hall: Concierto de Aranjuez
Miles Davis: Milestones
Miles Davis: Birth of the Cool
Miles Davis: Time After Time
Dexter Gordon: Cute
Art Farmer: Modern Art
Art Farmer: A Sleeping Bee
Milt Jackson: For Someone I Love
Chet Baker: Chet
Miles Davis: Blue in green
Sarah Vaughan: After Hours
Carmen McRae: Any Old Time
Ron Carter: My friends
Cannonball Adderley: Know What I Mean? Golpes Bajos: Malos tiempos para la lírica
Facto de la Fe y las Flores Azúles: Mar el poder del Mar Antonio Vega: Básico
The Water Boys: The Whore of the Moon
Steely Dan: A Decade of Steely Dan
Donald Fagen: Kamakiriad
Chick Corea: Return to Forever
Eric Satie: Gymnopedies
Henryk Gorecki: Symphony No3 Everything but the Girl: Eden
The Style Council: The Style Council
Grant Green: Ballads
Joao Gilberto: Joao

112

INDICE

PORTADA
Ilustración: Nautilus Acuarela s/papel 61 x 46 cms

Prólogo............................................................................................................Pág: Nota del Autor................................................................................................Pág:

La caída del Imperio y otras falacias del momento.............................Pág: Ilustración: KOHAKU KOI (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

El reloj como instrumento terapéutico y testigo cotidiano de nuestra verdadera esencia............................................................................................................Pág: Ilustración: TACKING FOR WINNING (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Teoría del mamífero bisexuado......................................................................Pág: Ilustración: TANCHO KOI (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

La Hydra-Crisis española o a río revuelto......................................................Pág: Ilustración: ON THE NET (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

La Teoría de la reflexión de los quasars y otras divagaciones especulares...Pág: Ilustración: AUTOGIRO (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Una de Perros..................................................................................................Pág: Ilustración: SHACKLETON (Acuarela sobre papel) 38 x 25 cms

Baltasar o la España Prometéa; Crónica de una íntima tragedia...................Pág Ilustración: KABUCHE ATAMÁ (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Temis la tricéfala..............................................................................................Pág: Ilustración: KOI FAMILY (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Memoria RAM.................................................................................................Pág: Ilustración: SAKURA KOI (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

El valor mágico de las palabras........................................................................Pág: Ilustración: TEA FOR TWO (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

La Reforma Prostitucional...............................................................................Pág: Ilustración: TEAM NZL (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

El Vascongado Errante....................................................................................Pág: Ilustración: CHARLES W. MORGAN (Acuarela sobre papel) 32 x 27 cms

113

La Superbolsa o la refundación del capitalismo..............................................Pág: Ilustración: ENDURANCE (Acuarela sobre papel) 40 x 28 cms

Por la Ciencia y la Gloria Nacional..................................................................Pág: Fotografía: Marcos Jiménez de la Espada

Crónica del antiespañolismo norteamericano: Fe contra Razón....................Pág: Ilustración: LIBERTY (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Un cierto futuro: España paraíso fiscal............................................................Pág: Ilustración: SENGU (Óleo sobre lienzo) 100 x 50 cms

Primer Manifiesto Razonalista.........................................................................Pág: Ilustración: DIAL UP (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Fundamentos de la doctrina Razonalista.........................................................Pág: Ilustración: FINISTERRE EN ONS (Óleo sobre lienzo) 55 x 33 cms

El tenebroso velo...............................................................................................Pág: Ilustración: CAPEHORN (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

La Burla Negra...................................................................................................Pág: Ilustración: ARGONAUTA (Acuarela sobre papel) 20 x 14 cms

Habanera del Reypresco: La voz taína..............................................................Pág: Ilustración: VARANDA (Acuarela sobre papel) 25 x 15 cms

Judasick Park....................................................................................................Pág: Ilustración: ZOCO TWO (Acuarela sobre papel) 20 x 14 cms

Sweet Pee: El amargo sabor de la derrota.........................................................Pág: Fotografía: ALAZOR con POLICARPO DIAZ en Virginia Beach

Tetris Razonal....................................................................................................Pág: Ilustración: LONELY MERO (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Primeras Jornadas Razonalistas – Natividad 2008..........................Pág: Fotografía: ALAZOR en el Trópico

Curiosity Kills the Crab......................................................................................Pág: Ilustración: SEAFOOD (Acuarela sobre papel) 30 x 20 cms

114

España como encrucijada Razonalista..............................................................Pág: Ilustración: GOLD KOI (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Un Golfo en Tehuantepec..................................................................................Pág: Fotografía: ALAZOR en Puerto Escondido

Razonalismo y Existencia: Principio y enunciado de la Ecuación Universal...Pág: Ilustración: AMERICA’S RETURN (Acuarela sobre papel) 55 x 32 cms

Rumbo a Bajamar..............................................................................................Pág: Ilustración: CUTTY TOW (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

El mundo del Siglo XXI como realidad y representación.................................Pág: Ilustración: WHALER (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Cántico Molecular..............................................................................................Pág: Ilustración: SHE (Acuarela sobre papel) 20 x 18 cms

La deconstrucción del personaje.......................................................................Pág: Ilustración: PARTRIDGE (Acuarela sobre papel) 25 x 25 cms

Días de sake y rosas...........................................................................................Pág: Ilustración: TAKE FIVE (Acuarela sobre papel) 61 x 46 cms

Haikus............................................................................................Págs:

Todo por Helarte................................................................................................Pág: Ilustración: NAUFRAGOS (Acuarela sobre papel) 35 x 18 cms

Gloriae Mundi....................................................................................................Pág: Fotografía: ALAZOR sailing in a Container Ship

Epílogo Meridiano.............................................................................................Pág: Fotografía: PO SHADE

Todas las ilustraciones de este libro son creación y propiedad del autor. Todos los derechos reservados.

115

CONTRAPORTADA O RESEÑA INTERIOR:

Nacido en Madrid, Asís ha viajado por todo el mundo debido a su trabajo relacionado con el comercio marítimo y la marina mercante.

Navegando y pintando desde su infancia, tras residir cinco años en los Estados Unidos, ha iniciado su exilio ubicando su estudio en un apartado rincón del Mediterráneo Español, dedicando todo su tiempo a la pintura y a la escritura. Actualmente desarrolla un estudio filosófico sobre el Razonalismo en paralelo a su trabajo pictórico.

Tras recibir formación académica durante cuatro años en el estudio de Amadeo Roca, ha expuesto su trabajo en numerosas salas de exposiciones.

Sus influencias literarias, Conrad, Stevenson y Baroja, se sumaron a las pictóricas compartiendo amistad, aficiones y conocimientos con el gran acuarelista gallego Ramón Lastra.

www.asispazo.com


116

117